21F exhibe polarización del país en torno a Evo
Por: Página Siete
Febrero 2017
Fotografia: Redes Sociales

El MAS desagravió a su líder con masivas marchas en el "Día la mentira" mientras los colectivos ciudadanos salieron a las calles demandando que el presidente Evo Morales respete los resultados del referendo del 21 de febrero. 
Ése fue el escenario político del país después de un año del referendo constitucional en el que el MAS sufrió su primera derrota electoral en una década.
El partido oficialista y los colectivos ciudadanos tomaron calles y plazas en  las nueve capitales de departamento y en algunas ciudades intermedias.
También se registraron manifestaciones en el exterior;  por ejemplo, en Milán (Italia) residentes bolivianos expresaron su respaldo al Presidente.
El ministro de Gobierno, Carlos Romero, explicó que  el proceso de cambio fue "apuñalado" por una mentira, pero ahora "está vigoroso" porque la verdad se impuso. También dijo que el Presidente   ahora es  "líder de la verdad" y "líder de la ética".
En el referendo del 21 de febrero de 2016, el 51,3% del electorado rechazó que Morales postule por tercera vez a la presidencia porque la Constitución, en su artículo 168, establece que el Presidente puede ser reelegido sólo una vez de manera continua.
Evo logró votaciones por encima del 54% en 10 años y no conocía derrota, pero en febrero "mordió polvo" pese a que  encabezó la campaña electoral para la modificación parcial de la Carta Magna. Ahora la culpable de ese chasco es la "mentira": un  complot complejo articulado entre Gabriela Zapata, la oposición y los medios de comunicación, según la definición masista.
Con ese argumento, según el gobernador de Oruro Víctor Hugo Vásquez, el Presidente tiene derecho a postular otra vez y para eso se están analizando los mecanismos "legales", pero  los colectivos ciudadanos sostienen que el líder del MAS tiene que irse a su casa en enero de 2020.
Los ministros  encabezaron los actos de desagravio en las capitales, según reportes de medios locales;  por ejemplo, Carlos Romero y Gisela López estuvieron en Santa Cruz, César Navarro  en Potosí, Reymi Ferreira  en Trinidad, Roberto Aguilar en Tarija, Eugenio Rojas  en La Paz  y Ariana Campero  en Cobija.
El gran ausente de la celebración oficialista fue la víctima de la "mentira", Evo Morales, quien en la mañana estuvo en el   aniversario del municipio de Alalay (Cochabamba) y  después en Matarani donde entregó un coliseo cerrado y jugó un partido de futsal.
En sus alocuciones no hizo referencia al 21F y en su cuenta de Twitter no escribió nada.El vicepresidente Álvaro García Linera tampoco participó en ninguno de los actos.
El repudio a la "mentira" se convirtió en la proclamación de candidaturas en las concentraciones oficialistas mientras los colectivos ciudadanos demandaron el respeto a los resultados del referendo de febrero.
Rolando Montenegro, presidente del Comité Cívico cruceño, dijo que el Gobierno no puede desconocer la decisión del soberano porque atentaría contra la democracia,  mientras el alcalde de  Cochabamba, José María Leyes, celebró la respuesta de la ciudadanía que sin ningún tipo de presión salió a las calles.
"Estamos festejando la fiesta de la democracia, la fiesta de estas millones de personas que salieron a las urnas y dijeron No a la repostulación. Queremos un Estado de derecho y que la democracia reine. Estamos defendiendo la victoria de todo el pueblo boliviano", manifestó.
Los colectivos ciudadanos y comités cívicos articularon las movilizaciones en las capitales de departamento y también hubo protestas en el exterior.
En la ciudad de Santa Cruz hubo tres concentraciones masivas para celebrar el primer año de la victoria del No: en el coliseo de la calle Ingavi, a los pies del monumento al Cristo Redentor y en la plaza 24 de Septiembre.
Según un reporte de El Deber, cerca de las 19:00, centenares de personas llegaron a la  plaza principal, luciendo poleras, pañoletas y cintas de color blanco con leyendas que dejaban ver un No de color rojo muy grande.
En Tarija también hubo una marcha y una concentración en defensa del voto del 21F al igual que en Sucre, Oruro y Potosí.
En Trinidad, hubo amagues de enfrentamiento entre partidarios del Sí y del No, según un reporte de la agencia ABI.
"Les hemos indicado que vayan por la otra vía para evitar enfrentamientos. Queremos que sea una justa política sin agresiones, para eso estamos", explicó el director departamental de Tránsito y Vialidad de la Policía, Raúl Castro, según la agencia gubernamental de noticias.

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Bolivia
Artículos Relacionados:
Análisis