Camaleonismo virtud pol铆tica
Edición "dat0s 224"
Por: Redacci贸n Dat0s
Agosto 2019

Jair Bolsonaro dice que Evo est谩 dando se帽ales de un cambio en su relaci贸n con los gobiernos de derecha en Am茅rica Latina.

Evo camale贸n se mantiene fiel a su car谩cter bizarro. Estuvo un d铆a antes de la reuni贸n de mandatarios del Mercosur en la cumbre que protestaba contra los acuerdos preliminares alcanzados entre los socios del organismo latinoamericano con la Uni贸n Europea. Se habla de cientos de aranceles liberados para los productos de los pa铆ses miembros. Acuerdos que van desde ciencia, tecnolog铆a, biodiversidad y apertura del comercio. Se trata de un conjunto de nuevas reglas que abre el campo de acci贸n a varios rubros. Es, sin duda, un arreglo de empoderamiento de los mercados; reglas por definirse que de inmediato han sido criticado por los activistas de izquierda.

En determinado punto, el nivel de atenci贸n de los presidentes del bloque latinoamericano, en el que no se incluye Bolivia (invitado para adherirse al acuerdo Jair Bolsonaro dice que Evo est谩 dando se帽ales de un cambio en su relaci贸n con los gobiernos de derecha en Am茅rica Latina. subregional), est谩 dispuesto en la voracidad y exigencias para ampliar la frontera agr铆cola y agroindustrial (az煤car y etanol) para hablar de dos variedades de productos muy ligados entre s铆 pero condicionados a su expansi贸n en la frontera amaz贸nica. El Gobierno de Bolivia, que recientemente promulg贸 una ley en favor de la entrada para los transg茅nicos se ha ganado la oposici贸n de grupos ambientalistas que dan pelea contra el uso de bactericidas y fertilizantes que, seg煤n han dicho, son da帽inos para la salud del consumidor; ensambl贸 su disposici贸n en partes iguales. Al conocer la larga lista de acuerdos probables entre los miembros del Mercosur y de la UE, el mandatario boliviano desbord贸 en entusiasmo.

La incorporaci贸n de Bolivia al acuerdo del Mercosur ya pas贸 por la aprobaci贸n en el legislativo de Argentina, Paraguay y Uruguay; mientras escribimos esta nota es posible que la carpeta para el ingreso de Bolivia al organismo subregional este siendo tratado por el Senado brasile帽o. De no haber oposici贸n en ese pa铆s podr铆a inscribir su nombre para participar activamente en los acuerdos que de aqu铆 adelante suscrita el bloque comercial.

La doble jugada del presidente boliviano Evo se fue a la Argentina la semana del 15 al 22 de julio para una reuni贸n que no es menor. Se pusieron en curso los mecanismos para incorporar a Bolivia al grupo. Como tal, Evo, con todas las cartas de adhesi贸n en la mano, festej贸 la reuni贸n y emprendi贸 rumbo a Buenos Aires donde se encontrar铆an sus pares de Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay a pasar revista de los convenios sellados con la Uni贸n Europea.

De hecho, mientras parte de centro izquierda argentina y latinoamericana criticaba el acuerdo entre los actuales socios del Mercosur con la Uni贸n Europea, Morales sorprendi贸 con elogios: "la finalizaci贸n de dichas negociaciones demuestra el esp铆ritu de integraci贸n existente entre ambos bloques, en especial, en momentos de incertidumbre del Sistema Multilateral de Comercio", sostuvo en jefe de Estado Plurinacional. No parecen palabras sueltas ni formulismos para salir del paso. Es claro que la pol铆tica integracionista est谩 en marcha, a trav茅s de una amplia agenda que se ha puesto a andar de la mano de influyentes empresarios del pa铆s. Se habla de ampliar la frontera agr铆cola en el caso de la soja y la ca帽a de az煤car, buscando el posicionamiento para la industrializaci贸n a gran escala del Etanol. Todos los ingenios cruce帽os ampliaron sus inversiones y acumularon una sobreproducci贸n que la tienen almacenada. Si bien hay cierta preocupaci贸n entre los empresarios cruce帽os -que han ido delineando junto al Gobierno del MAS una serie de temas de desarrollo- por una visible paralizaci贸n de las licitaciones y contratos en una diversidad de temas con inversiones millonarias, hay una atracci贸n de ejes que ha ganado mucho pragmatismo y aplausos en una platea dispuesta hasta ahora a confiar en su reelecci贸n.

Muy corajudo y pol铆tico "Evo Pueblo", como lo conocen sectores de la izquierda latinoamericana, particip贸 -d铆as antes de la reuni贸n de mandatarios del Mercosurde otra no menos importante reuni贸n. El martes 16, el mandatario de Bolivia no se las ando chicas. Sorprendi贸 en Rosario (Argentina) como uno de los actores centrales de la "contra cumbre del Mercosur" preparada por la Multisectorial de Solidaridad con Cuba y la Patria Grande en Rosario. 24 horas despu茅s mostrando su segunda cara particip贸 en la Cumbre oficial, con los dem谩s mandatarios, que se celebr贸 en Buenos Aires. "Evo es pueblo" fue el nombre del evento que le prepararon en el Galp贸n de la M煤sica de Rosario donde los invitados se manifestaron "contra el Imperialismo y contra el Neoliberalismo". Adem谩s, en esa ciudad, recibi贸 como se ha hecho costumbre un nuevo estandarte de reconocimiento revolucionario. "Visitante Distinguido" lo proclam贸 el Concejo Deliberante.

La cumbre de Buenos Aires No fue una cumbre m谩s para Bolivia. Desde el domingo 14 comenzaron las reuniones del grupo de trabajo para la adhesi贸n de Bolivia al Mercosur. Entre bastidores se comentaba la sorprendente habilidad del presidente de Bolivia para repartir equilibrios correspondientes entre la "contra cumbre" rosarina y la cumbre bonaerense que necesita de la aprobaci贸n del senado brasile帽o para confirmar la adhesi贸n plena del pa铆s al bloque subregional.

Empero si bien se han tejido elogios al presidente de Bolivia por partes iguales, la narraci贸n final del acto estuvo a cargo del presidente de Brasil Jair Bolsonaro. 脕spero en aspecto y conocido por sus frases rimbombantes y plagadas de sarcasmo no tuvo inconveniente para plantear dos ideas fuerza. "Nos alegra mucho que el presidente de Bolivia est茅 cambiando sus alianzas", se帽al贸 en una clara alusi贸n a la inestable Venezuela de Maduro. Y d铆as despu茅s, el mandatario brasile帽o volvi贸 al centro de la escena. Volvi贸 a la carga con otra frase, aunque esta vez m谩s directa: "Esperemos que Evo no participe del Foro de Sao Paolo". All铆, como se sabe, se re煤ne cada a帽o un florido grupo de simpatizantes comunistas para despotricar contra todos los que no visten la camiseta roja y los estribillos estridentes de la izquierda latinoamericana. Evo no fue al foro, pero en su lugar, claro, asistieron dirigentes de su partido.

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Bolivia
Artículos Relacionados:
An谩lisis