Corrupción en Fondioc: Hay legisladores del MAS en la lista
Por: Erbol
Febrero 2015

La candidata a la Gobernación de La Paz por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Felipa Huanca, además de los senadores oficialistas: Jorge Choque y Felipa Merino, figuran en la lista de 153 proyectos del Fondo de Desarrollo Indígena Originario Campesino (Fondioc) que desde 2010 y 2011 no se concluyen hasta la fecha, pese a que cuentan con un primer desembolso de hasta 800 mil bolivianos, algunos de ellos.

La nómina fue hecha pública este jueves por la Contraloría General del Estado, como parte de la primera fase de auditoria al Fondioc, tras denuncias de Erbol, desde 2012, sobre casos de corrupción en esa entidad estatal y de "proyectos fantasmas". En 2013, el presidente Evo Morales pidió a la Contraloría una auditoría al Fondo Indígena.

Tanto Huanca, Choque y Merino están en la nómina como representantes legales, incluso beneficiarios, y según la Contraloría en el informe que brindó: "(...) incumplieron los Convenios de Financiamiento suscritos, en lo que corresponde al plazo de ejecución de los proyectos; además incumplieron lo establecido en la cláusula Séptima del Convenio de Financiamiento, según la cual el Beneficiario se obliga a lo siguiente: '(...) ejecutar de forma responsable, transparente el proyecto, respetando lo establecido y definido en el proyecto aprobado (...)'", se lee en el documento de reporte.

La Contraloría inició responsabilidades penales por daños económicos al Estado contra los exdirectores ejecutivos: Elvira Parra, Daniel Zapata y el actual director, Marco Antonio Aramayo, por ser responsables directos del uso y administración de los recursos del Fondo Indígena, que se beneficia del 5% del IDH (Impuesto Directo a los Hidrocarbros).

El contralor general, Gabriel Herbas, dijo el proceso también involucra a los responsables y beneficiarios de los 153 proyectos productivos. "Al margen de ellos (exdirectores ejecutivos) también se han establecido responsabilidades contra los representantes legales y responsables de las comisiones de administración y de ejecución de proyectos", declaró.

No sólo los nombres de estas tres personan están en la larga lista de los 135 proyectos productivos no ejecutados, ni concluidos del Fondo Indígena; sino también de dirigentes como el presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), Adolfo Chávez; el exsecretario General de la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales de Bolivia (CSCIB), Jhonny Maraza y la titular de la Central de Pueblos Indígenas del Beni (CPIB), Nazaret Flores.

Además de otros representantes de las organizaciones miembros del Fondioc como: la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (CPEMB), el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (CONAMAQ), la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia - Bartolina Sisa (CNMCIOB-BS), la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) y de la Central de Pueblos Étnicos de Santa Cruz (CPESC).

Proyectos inconclusos

El senador Jorge Choque se hizo responsable legal y figura como beneficiario de un proyecto de producción de forraje para una comunidad del departamento de La Paz, para el que se desembolsó en 2010, 739 mil bolivianos de un total de más de Bs900 mil. Pero Choque también es responsable de otro proyecto, de similar monto.

La legisladora Felipa Merino también se hizo responsable en 2011 de un proyecto de granjas de porcino para comunidades presumiblemente de Santa Cruz, con un primer desembolso de más de Bs348 mil, de un total de Bs800 mil.

Felipa Huanca asumió la responsabilidad, e incluso figura como beneficiaria, de un ayni productivo, que no se específica en la lista de proyectos del Fondioc en qué consiste, pero se desembolsaron Bs99 mil de un total de Bs140 mil.

Mientras Adolfo Chávez de la CIDOB apoyó un proyecto de comunicación como responsable de comisión de administración, con un monto de 554.900 bolivianos del Fondo Indígena.

Erbol intentó contactarse con las cuatro personas, pero ninguno contestó a sus teléfonos móviles.

Investigación en la Fiscalía

El contralor general del Estado, Gabriel Herbas, informó que los casos de los 153 proyectos inconclusos fueron denunciados en diciembre de 2014 ante el Ministerio Público.

"Los más grave está en estos 153 proyectos, que se presume de estos proyectos no se han iniciado en algunos casos y no tienen ninguna conclusión. Los antecedentes de los 153 proyectos han sido remitidos como denuncias por parte de la Contraloría al Ministerio Público, por lo tanto ya es el Ministerio Público el que tiene que generar las acciones correspondientes para la recuperación de los recursos", declaró en conferencia de prensa.

En la lista también está la dirigente de la Subcentral Sécure Mujeres del TIPNIS, María Plácida Muiba. Contó a Erbol que el proyecto de Apicultura para seis comunidades en efecto quedó paralizado desde 2010 porque no presentaron al Fondo Indígena el detalle del gasto que se hizo con el primer desembolso de Bs378 mil. Pero la indígena dijo que no era su responsabilidad la administración de dicho recurso, sino de sus otras compañeras con quienes perdió contacto hace tiempo.

"Yo me enfermé, ya no las vi más y es verdad que el proyecto se paralizó porque no se rindió cuentas al Fondo. Mis compañeras y un técnico de la CPIB eran responsables", aseguró.

El exdirigente de la CSCIB y actual candidato del MAS a una alcaldía en Pando, para las elecciones subnacionales del 29 de marzo, Jhonny Maraza, dijo que nada tiene que ver con el desembolso de 492 mil bolivianos para la implementación de cultivos de stevia en una comunidad del Beni, como figura en la nómina.

Aseguró que al inicio fue el responsable de la comisión de Ejecución, a petición de los pobladores, pero cuando asumió una cargo en la CSCIB, dejó el proyecto y pidió que otro se haga responsable, pero no le hicieron caso.

Indicó el proyecto de stevia se ejecutó solo con el primer monto, pero no se volvió a sacar más dinero de un total de Bs929 mil, que requería el proyecto, porque la gente responsable de la gestión del mismo desapareció y uno de ellos murió.

"Lo han matado a uno de mis compañeros en El Alto y los otros desparecieron, ya no los vi más y yo ya era dirigente. El proyecto se hizo y con ello se apoyó a la comunidad", finalizó.

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Bolivia
Artículos Relacionados:
Análisis