Evo ve uso "diabólico" de celulares y experto pide no satanizar tecnologías
Por: Los Tiempos
Febrero 2018
Fotografia: El Deber

El presidente Evo Morales pidió ayer a los profesores "cero celulares en aulas", debido a que estas tecnologías estarían siendo mal utilizadas incluso para juegos "diabólicos" que perjudican los procesos educativos. Al respecto, el experto en tecnologías Marcelo Durán lamentó que aún existan ciertas tendencias que "satanizan" las nuevas tecnologías y aseguró que estos instrumentos deberían ser utilizados por los docentes para potenciar sus clases.

"Quiero expresar una enorme preocupación, algunos estudiantes están dando mal uso a los celulares (...) hay programas (o juegos) por ejemplo 'Charlie Charlie' y la 'Güija' que no son buenos para la niñez ni para la juventud. Con juegos diabólicos, a mí me informan que algunos chicos hasta han perdido cierta mentalidad y necesitan psiquiatra", dijo.

En este sentido, pidió "en aulas, cero celulares" y así un poco "vamos a optimizar la educación. Los celulares no pueden ser como (un medio) de dependencia total", insistió Morales

Sin embargo, Durán aseguró "todavía en el plano administrativo, pero no dentro del aula, todavía hay una tendencia a satanizar las nuevas tecnologías, como si fueran algo que interrumpe, distrae, buscando silenciar y que todos miren al frente, cuando en realidad hoy el proceso educativo se ha transformado, la misma ley Avelino Siñani lo promueve así", dijo.

Explicó que el Ministerio de Educación realiza un evento de educación y tecnologías llamado Educa Innova, que generalmente arroja buenos resultados.

Durán aseguró que Morales debe ver el proceso completo. Dijo que la posición del mandatario en realidad refleja el sentir de muchos padres de familia que ven que el teléfono celular es sólo lúdico y perjudicial en las aulas y que "sólo sirve para controlar a sus hijos".

En este sentido, el experto aseguró que las herramientas deben usarse en contexto, lo que significa que los estudiantes no deberán utilizar todo el tiempo si no sólo los momentos en que sea pertinente para su aprendizaje. "Esto no significa que el teléfono tenga que estar prendido y que lo estén usando, en algún momento puede servir y otros no, pero prohibirlo como mandatado, ese es el punto de vista que nos deja preocupados", dijo

En la misma línea, el experto boliviano Mohammed Mostajo-Radji, profesor de neurociencia en Harvard, posteó en su Facebook: "Siempre me pregunté por qué el miedo a que los estudiantes tengan el celular en el aula... si mi clase es didáctica y contagio mi pasión a los estudiantes, ¿será que van a buscar cómo distraerse? ¿Es entonces el miedo al celular una inseguridad de los educadores?".

Y continuó: "Cuando enseño un curso, mis estudiantes pueden llevar celulares, computadoras y otros electrónicos; llevar comida y bebidas (para algunos ésta es la única oportunidad de desayunar/almorzar que tienen y muchas veces yo soy el que les compra la comida); llegar, entrar y salir a los horarios que deseen. El resultado: los estudiantes están a tiempo, relajados, se sienten parte de una comunidad y están ansiosos de aprender".

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Bolivia
Artículos Relacionados:
Análisis