Soza revela que por decisión del Gobierno no citó a Costas
Por: Página Siete
Mayo 2014

Según el exfiscal, mediante correo Rózsa informó a Stephan Hannock, que se reunió con el líder opositor y este último habría delegado a su hermano todas las acciones

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas Aguilera, no fue convocado a declarar en el caso Terrorismo I por decisión política del Gobierno, pese a que existían pruebas que lo involucraban con el grupo liderado por Eduardo Rózsa, aseguró el exfiscal Marcelo Soza al Conare de Brasil.

El exfiscal, quien  investigó el caso Terrorismo I, entregó el 25 de abril al Conare un documento bajo el rótulo Declaración al Consejo Nacional del Refugiado,   en el que justifica los motivos por los cuales su vida corre peligro y el porqué se declaró un perseguido político del Gobierno.

"De acuerdo a los correos electrónicos que fueron obtenidos, la Gobernación era uno de los pilares principales que sustentaba al grupo irregular. Eduardo Rózsa informaba a Stephan Hannock, que se habría reunido con el gobernador Rubén Costas, el que había delegado a su hermano Humberto para que coordine todos los detalles operativos para facilitar las tareas del grupo irregular", señala parte del capítulo VII del documento que entregó Soza.

Como prueba, el exfiscal asignado al caso Terrorismo  presentó fotografías, planes de defensa de la    Gobernación y otros. "Todas estas pruebas las entrego al Conare para su evaluación", manifestó Soza, refugiado en Brasil desde el 11 de marzo.

Según Soza, con base en esas pruebas requirió en varias oportunidades la presencia de Rubén Costas para que preste su declaración informativa, por ejemplo, el requerimiento que emitió el 4 de mayo de 2009.

Asimismo, -dice Soza- libró un mandamiento de aprehensión contra Wilson Díaz de Oropeza, asambleísta departamental de Costas, "pero nunca fue ejecutado, en un claro acto de protección al gobernador por las más altas autoridades de Gobierno. Como fiscal tenía la atribución legal para convocarlo, pero nunca me dejaron ejercer libremente mi trabajo, creando fricción entre mi persona y el Gobierno".
Informó que también ordenó la detención de Víctor Hugo Viestro, cuyo hermano sería el general en retiro  Herland Viestro, quien trabajó con el alcalde Percy Fernández. Asimismo, contra Juan Líder Paz Castro, Juan Pablo Paz Soria, Javier Maldonado Roca (hijo de un empresario cruceño), Roony Hurtado Vaca, hermano de Luis Hurtado Vaca, "porque ambos pagaron los hoteles de Rózsa, tengo las facturas. Ronny trabajaba con Rubén Costas en la Gobernación", indicó.
"Tampoco se ejecutó el mandamiento por el que ordené la detención de Jaime Virreira Suárez, el que se encontraba a cargo de la revisión de armas, pese a que los mandamientos fueron enviados al Ministerio de Gobierno", declaró Soza.

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Bolivia
Artículos Relacionados:
Análisis