Transporte pesado y Gobierno dialogarán después del 21
Por: Los Tiempos
Febrero 2016
Fotografia: José Rocha Los Tiempos

El Gobierno convocó ayer a dialogar después del 21 de febrero a los camioneros que bloquean varias carreteras desde hace cuatro días, pero dejó en claro que no se aceptará la exigencia del sector de una reforma tributaria.

El llamado al diálogo de parte del Gobierno surgió después de que dirigentes de los transportistas expresaran su disposición a suspender el bloqueo si había un compromiso del presidente Evo Morales para conversar sobre la reforma tributaria que exige ese sector.

En medio del tanteo, el Gobierno desplazó centenares de efectivos policiales a todas las zonas de conflicto "con fines disuasivos", según declaró el ministro de Gobierno, Carlos Romero. Inicialmente, se presagiaba una intervención policial.

Hasta el cierre de esta edición (24:00), ello no ocurrió.

Según el Ministerio de Economía, en 2015 las utilidades de los camioneros sumaron 33 millones de dólares, un 15 por ciento más que en 2014.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, tomó la palabra de un dirigente transportista e invitó formalmente ayer a la Cámara Boliviana de Transporte Internacional a entablar un diálogo después del referendo del 21 de febrero. No obstante, recordó que la posición de Morales y del Gobierno es descartar un posible ajuste impositivo de las negociaciones.

Un par de horas antes, el propio presidente Evo Morales, en otra conferencia de prensa, ratificó que no negociará con los dirigentes del transporte pesado la revisión del Código Tributario y  pidió levantar el bloqueo de caminos por considerarlo "un abuso al pueblo y al Estado" boliviano.

Consultado sobre esta contrariedad por los periodistas, Quintana dijo que "más allá del tema tributario, hay otros temas sobre los cuales seguramente tenemos discutir para encontrar una salida inteligente a la problemática del transporte", dijo.

Sin embargo, el presidente de la Cámara Departamental  del Transporte Internacional de Cochabamba, Julio Aquino, negó que su sector y su ejecutivo nacional, Fidel Baptista, hubieran aceptado algún tipo de negociación en las condiciones propuestas por Quintana.

Según Aquino, su sector quiere que el Gobierno se comprometa, a través de un acta de entendimiento, a reunirse con los transportistas y tratar la modificación del Código Tributario fijando fecha y hora del encuentro.

Denunció que existen alrededor de 150 efectivos policiales en la frontera de Tambo Quemado con ambulancias y camionetas para una posible intervención.

Aquino advirtió del peligro de una posible intervención porque los motorizados en frontera están con cargas inflamables y "sustancias peligrosas" por lo que responsabilizan al Gobierno si se ocasiona una tragedia.

En tanto, el ejecutivo del transporte pesado a nivel nacional, Oscar Reynolds, calificó la propuesta del Gobierno como una burla a su pedido. "Lamentamos mucho que no tengan la voluntad política para poder resolver esta problemática no sólo del transporte pesado, sino también de todo el pueblo boliviano", dijo.

Mientras tanto, los transportistas duplicaron la presencia de motorizados en los puntos de bloqueo de las principales carreteras del departamento. Según constató este medio en un recorrido por el valle bajo, hay mayor presencia de motorizados retenidos desde Montenegro hasta el kilómetro 45, a la altura de Llavini.

En la mañana, un contingente policial se dirigió hacia este punto de bloqueo. Según el ejecutivo del transporte pesado del valle bajo, Mario Galarza, no existía la intención de intervenir pero se sostuvo un diálogo con los uniformados.

Según Galarza, se advirtió a los efectivos sobre la presencia de alrededor de 2.000 motorizados a lo largo de 45 kilómetros por lo que intervenir el bloqueo "sería un acto irresponsable".

SANTA CRUZ

A las 16:15 de ayer se reanudó el bloqueo en el norte de Santa Cruz, después de tres horas de cuarto intermedio que se acordó con la Policía para permitir el paso de vehículos que estaban varados hace días.

Según la información del diario El Norte de Santa Cruz, sin que medie ningún acto violento, los camioneros volvieron a cerrar la ruta, aunque ahora se encuentra en el lugar un contingente de la Policía vigilando sus movimientos.

La medida, inicialmente, hizo pensar que algunos sectores del transporte habían decidido levantar los bloqueos.

Por otro lado, en Ichilo donde, hay un punto de bloqueo que se inicia en San Carlos y se extiende hasta Yapacaní, la medida también se mantiene, pese a que se había suspendido por una hora, de 11:00 a 12:00, según reporta el diario El Deber.

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Bolivia
Artículos Relacionados:
Análisis