Aborto, basura, los Peralta, Vega y Yawar Mallku
Por: Dat0s
Junio 2017

Todos los días en el centro de La Paz se juntan grupos para protestar por algo. Choferes, gremiales, rentistas, trabajadores del servicio municipal de limpieza, los de salud y educación a los que ahora se han sumado activistas de derechos humanos, género, homofóbicos y los antiaborto. La gente no entiende muy bien a estos últimos. Con el resto todos creen haberse acostumbrado. Desde que se recuperó la democracia en Bolivia se ha perfeccionado el método de la protesta; se organizan marchas que llegan de otros puntos cardinales para confluir en La Paz. Han logrado lo que los bloqueos en la calle no consiguieron: apoyo y solidaridad.

Alguien sugirió que La Paz debía tener un marchodromo, como Santa Cruz tiene su cambodromo, moción rechazada con más demostraciones de fuerza en las calles. Los asalariados se parecen entre sí porque exigen el incremento a sus diezmadas rentas.  En cambio, las manifestaciones de las corrientes de género o de los grupos antiaborto tratan de llamar la atención a otro nivel. Promueven espacios de protesta visual: pintan las paredes, construyen murales y agotan su tiempo mostrando pancartas coloridas en las plazas.

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Bolivia
Artículos Relacionados:
Actualidad