Inseguridad: Muerte en el Estadio
Edición "Datos 154"
Febrero 2013

La muerte de Kevin Beltrán Espada, un niño de 14 años, desnuda las deficiencias de la seguridad en los campos deportivos y la falta de prevención y equipamiento de las fuerzas del orden. El hincha de San José murió por el impacto de un explosivo que medía 46 cm.

No hay casualidades. Hay causas que dependiendo el extremo se convierten en tragedias. Este año murieron más de 100 personas en accidentes de tránsito. Un policía acuchilló a su esposa destapando más casos de violencia contra la mujer. Un joven de 22 años fue baleado en plena  vía pública al mediodía en Santa Cruz, por 200.000 Bs. Un niño de 14 años murió por la  explosión de una bengala en un estadio de fútbol, que le perforó la cabeza.

En algunos de estos casos y en muchos otros: trata de blancas, narcotráfico, drogadicción alcoholismo, tráfico de órganos... un mutis cómplice de las autoridades encargadas de la seguridad ciudadana dice poco de la importancia por la vida.

LA MUERTE EN EL ESTADIO

El jueves 21, un día después del partido de fútbol entre Corinthians de Brasil y San José de Oruro por la Copa Libertadores, la casa de Kevin Beltrán Espada (14) presentaba un cuadro desolador. Lágrimas y muchos recuerdos. Sus familiares velaban el cuerpo del adolescente que un día antes murió en el estadio Jesús Bermúdez de Oruro mientras presenciaba el partido entre San José y Corinthians.

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Bolivia
Artículos Relacionados:
Actualidad