A 50 años de la muerte del guerrillero: Los gobiernos del MNR y el Che
Edición "Dat0s 203"
Por: Hugo San Martín Arzabe
Septiembre 2017
Más artículos

 

Mis primeros recuerdos se remontan a la casa de mi abuela situada en Sopocachi, alborotada siempre por la extensa familia que acudía en pleno para ver su estado de salud o para consumir con fruición la deliciosa comida que allí se preparaba. Las tensiones sociales que se vivían en el país, se extendían y tenían continuación en esos espacios donde siempre se hablaba de política, posiciones cerradas ideologizadas entre tíos, los unos militaban en el MNR y los otros en el PIR. Los primeros hablando de las virtudes de la revolución, los segundos enrostrando campos de concentración y prisiones,  como toda posición ideológica cada uno portaba y defendía realidades construidas que poco tenían que ver con lo que en verdad sucedía. Debates falsos y auténticos al mismo tiempo, fuentes reales de historiografía y de imaginario colectivo. Después de todo la historia no solamente se construye a través de los eventos sino las emociones.

Por una proximidad generacional me sentía más inclinado por las posiciones que sustentaban mis primos jóvenes, ellos hacían sus primeros años en la Universidad Mayor de San Andrés o alguno que había culminado sus estudios en la Universidad de La Plata, Argentina. Todos con aquellas ideas "progresistas" que representaban la contracultura de fines de los 60´s, opuestos radicalmente a las posiciones de sus mayores.

No hay duda de que mi vocación política se empezó a gestar allí. Esos primos educaron mi sensibilidad y su influencia sirvió para que a mis héroes del futbol sume héroes de la política, entre ellos al Che. Es frecuente entre los incondicionales de una secta omitir toda la historia, por lo tanto, para mis primos eran intrascendentes los detalles de la lucha del Che, de su función como Juez Supremo en los Tribunales Revolucionarios, de la Cabaña, de sus muchos errores militares en Ñancahuazu, de si dirigía una guerrilla "machista", o si Tania era espía de la Stasi. Mis primos eran parte de esa generación que necesitaba un mito una referencia política que contenga valores universales. Y de niño y adolecente el Che representó eso para mí, era el potencial simbólico de la rebeldía, de la política romántica, era, la aproximación iconográfica del Cristo muerto o las fotos de Korda en el mayo francés del 68.

El Che finalmente, entendía la política como un campo de confrontación, algo que no se diferenciaba de la conducta de los actores políticos bolivianos de la época, falangistas, movimientistas, militares o sindicalistas veían la política como una continuación de la guerra, el odio como factor de lucha. En esa época violencia y revolución fueron conceptos no solamente predicados sino practicados y el terror desde el Estado y contra el Estado era moneda corriente.

Recuerdo a mis 16 años (en 1977) los políticos de oposición empezaron a luchar por otros objetivos dejando de lado métodos de desestabilización y de subversión violenta. Momento en que la dictadura de Banzer se descomponía y se iniciaba el camino de la transición a la democracia. Es ahí donde empecé a conocer los valores de tolerancia, entender al adversario político no como enemigo y saber que quien mata a alguien por un ideal no lucha por ese ideal sino que simplemente mata una persona.

Transcurrido el tiempo, el secreto sobre el lugar donde se encontraban los restos del Che continuaba sin ser aclarado, por eso cuando Gonzalo Sánchez de Lozada (durante su primer gobierno[1] me designa como presidente de la Comisión encargada de encontrarlos, llegaba a la convicción de que cumplía un rol importante. Internamente retornaban sentimientos acuñados años atrás; Saramago decía que hay momentos en la vida que uno va con el niño que fue.

 

LA REVOLUCION DEL 52 FUENTE DE LA REVOLUCION CUBANA

El 9 de abril de 1952, se producía el triunfo de la Revolución Boliviana encabezada por el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), la más radical después de la Revolución Mexicana y, en más de un sentido, fuente de inspiración de la Revolución Cubana, sus principales líderes Fidel Castro y Ernesto Guevara se sintieron conmovidos al igual que muchos jóvenes latinoamericanos: "los acontecimientos de Bolivia impactaron enormemente al joven Ernesto Guevara, años antes de que se convirtiera en el Che. También a otro joven, brillante como él, Fidel Castro"[2]. Incluso el Che -durante su primera travesía por Bolivia en 1953- llego a trabajar en dependencias del Consejo Nacional de Reforma Agraria[3].

Seis años después -el 8 de enero de 1959- Castro y el Che realizan su entrada triunfal a La Habana. Entre sus primeras tareas con el objetivo de romper su aislamiento regional, la naciente revolución, motivó el surgimiento de nuevos movimientos guerrilleros en Latinoamérica que terminaron en ruidosos fracasos.

Por esa época el Gobierno del MNR en Bolivia, junto al del PRI mexicano era de los pocos que mantenía relaciones diplomáticas con Cuba. En abril de 1961 las tensiones diplomáticas entre Cuba y EEUU se agravaron con el conflicto de Bahía de Cochinos; el Gobierno de Víctor Paz Estenssoro y el Comité Político Nacional del MNR emitían un comunicado condenando al país de cuyo suelo había salido la invasión. Esto causó el reclamo del embajador Carl W. Strom al presidente boliviano, que defendió la declaración diciendo que era "bastante moderada"[4].

Cuando Cuba fue excluida de la OEA en 1962, Paz se negó a aceptar la imposición del Gobierno de Estados Unidos y Bolivia se abstuvo de votar, de esa manera se generó un ambiente de estrecha amistad con Castro y con el Partido Comunista en Bolivia, a tal extremo que la organización de la guerrilla del ELN peruano en territorio boliviano, no solamente contó con el visto bueno del presidente boliviano, sino hasta con su ayuda. El Gobierno del MNR decide devolver la mano a la Junta Militar peruana que ayudaba logística y económicamente a grupos armados de la opositora Falange Socialista Boliviana.

Con esta autorización, Cuba había instalado en La Paz una base de apoyo con miembros del Partido Comunista Boliviano (PCB) y con cuadros cubanos. La idea era que los peruanos del ELN viajarían a La Paz (Caranavi) y desde allí cruzarían la frontera con Perú para establecer unidades. Sin embargo, hubo un cambio de planes y meses después salen de Cochabamba ya en condiciones adversas. Los guerrilleros peruanos no llegaron a su destino porque en mayo de 1963 su vanguardia había sido sorprendida en Puerto Maldonado. La operación fue un fracaso. Sin embargo, esta derrota no implicaba la conclusión de la responsabilidad del ELN peruano en el proyecto guerrillero continental, el vecino país era elegido como el nuevo campo de acción del Che[5].

Mientras tanto el escenario político en Bolivia y Perú se iba transformando. John F. Kennedy adquirió especial interés en el tema latinoamericano y boliviano en particular, es así que designa una comisión para reunirse con el presidente boliviano: "Paz Estenssoro nos dijo...cuanto más la oligarquía resista los cambios, la revolución será más violenta...hay mucha pobreza en mi país, los comunistas se han convertido en defensores de las justas demandas de los trabajadores y campesinos, esto hace que para nosotros sea difícil oponerles, sin que esto aparezca que nos oponemos a esas justas demandas sociales".[6]

 

Kennedy en octubre de 1962 invitó a Paz Estenssoro para hablar sobre la política exterior "aparentemente confusa"[7] de Bolivia y quería aprovechar el contacto personal para despejar dudas. El presidente boliviano adujo problemas internos para no aceptar. La misma fue reiterada para octubre de 1963, en esa ocasión Paz tenía más interés por el espaldarazo que la reunión significaba para su reelección el año siguiente. Se dice que entre ambos mandatarios existía buena química[8] y planes hacia adelante; el atentado en Dallas -al mes siguiente- extinguió toda posibilidad de continuar por esa línea. El Gobierno de Lyndon Johnson tenía fuertes diferencias con su antecesor.

 

El 4 de noviembre de 1964 se produce un golpe de Estado que impone una Junta Militar encabezada por el general René Barrientos Ortuño, mientras el presidente Paz Estenssoro -electo en mayo de ese año para un tercer mandato- se asilaba en Lima. En el Perú Fernando Belaúnde Terry en 1963 obtendría su primer mandato y en 1965 el ELN era derrotado nuevamente en la provincia de La Mar. Los propios peruanos informaron a los cubanos la difícil situación por la que atravesaban[9]. Seguramente todos estos acontecimientos influyeron en la determinación del cambio de planes mediante el cual Bolivia dejaba de ser un simple centro logístico para convertirse en el principal campo de beligerancia[10].

 

EL APOYO DE PAZ ESTENSSORO A LA GUERRILLA DEL CHE

La guerrilla del Che en Bolivia, en la que participaron varios destacados combatientes de la revolución cubana, incapaz de romper su aislamiento, dividida en dos, sin el apoyo de la población campesina local y boicoteada por el Partido Comunista Boliviano fue aniquilada en menos de un año.

De estos puntos Rene Zavaleta Mercado destaca la desconexión con el campesinado, ya que la guerrilla tenía como uno de sus objetivos centrales la creación de clientelas a través de la acción armada, algo que sí logro el MNR durante la guerra civil de 1949: ¿Por qué el MNR es capaz, en 1949, de movilizar a los campesinos hasta llevarlos a luchar en la misma zona de Ñancahuazu, en la que el propio Che no logró? Hay aquí, sin duda, un vacío notorio, una desconexión flagrante, una falla en el terreno que tenemos que descubrir"[11]

El Partido Comunista es el encargado de la logística en territorio boliviano, conocía muy bien la importancia del MNR en áreas rurales, pero nunca buscó una alianza con este partido o con sus referentes regionales. El MNR estaba dispuesto a colaborar con la guerrilla y solo falto una decisión de la "red urbana guerrillera" para que esto se haga efectivo. El exvicepresidente Ñuflo Chávez dice: "El Che pasó por La Paz antes y tomó contacto con ´el cura´ Sánchez. El Dr. Paz desde Lima era un decidido partidario de la guerrilla, y ´el cura´ Sánchez en consulta con él tomó contacto con Guevara. Pero a Guevara lo cercó el Partido Comunista para después abandonarlo"[12].

A principios de los sesenta grupos de milicianos del MNR se disputaban el territorio cruceño, el líder de una de las facciones armadas era Luis Sandoval Morón, que fue perseguido por Barrientos cuando se supo del inicio del foco guerrillero, su experiencia armada y su liderazgo político en la zona lo convertían en el principal sospechoso.  Según carta del guerrillero Vásquez Viaña, Sandoval Morón pidió colaborar con la guerrilla[13] y en la versión de Ñuflo Chávez hasta hizo una consulta con el partido para tomar parte de la misma[14], algo que es corroborado por el Secretario Ejecutivo del MNR, Raúl Lema Peláez "...por aquellos días el compañero Luis Sandoval Morón, Jefe del Comando del MNR en Santa Cruz, me solicito autorización para llevar a Ñancahuazu un contingente de 300 movimientistas"[15]. Tomando en cuenta que el Che inicia las acciones guerrilleras con un grupo de 53 revolucionarios, muchos de los cuales no están preparados ni adiestrados, un contingente de 300 personas con capacidad militar comprobada, con contactos en la zona y con gran conocimiento del territorio hubiera constituido un factor de desequilibrio[16].

De manera simultánea a estas iniciativas, en junio de 1967 desde su exilio en Lima, Paz Estenssoro había expresado públicamente su apoyo a las guerrillas. "La guerrilla debe ser el detonante. Pero no creo que sea a corto plazo, ese movimiento producirá la caída del Gobierno antiobrero y masacrador"[17]. También este apoyo lo traduce de manera privada en cartas dirigidas al Secretario Ejecutivo del MNR "...es innegable que la guerrilla constituye un movimiento de insurgencia contra el régimen opresor de Barrientos...consiguientemente no sería aconsejable que el partido asumiera una posición antiguerrillera, la guerrilla, si bien por su orientación ideológica y por el área en el que viene actuando, no tiene posibilidades inmediatas de alcanzar el poder, su extraordinaria labor de socavamiento al régimen militar, está generando las condiciones para que un partido popular como el MNR pueda actuar victoriosamente en las ciudades"[18].

No contamos con ningún documento interno que demuestre las motivaciones de Sandoval Morón, el "cura" Sánchez y otros militantes del MNR para apoyar las guerrillas, pero las intenciones de Paz Estenssoro inscritas en una pragmática estrategia de medios respecto a fines, está clara.

SANCHEZ DE LOZADA Y LA BUSQUEDA DE LOS RESTOS DEL CHE

Una de las prácticas militares durante las guerrillas en Ñancahuazu era la del entierro clandestino de los guerrilleros, tras el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba en 1983, hubo muchas demandas de familiares y activistas de Derechos Humanos para romper el secreto de esos enterramientos[19]. Durante los gobiernos de Siles Zuazo y de Jaime Paz Zamora hubo algunos esfuerzos pero no fueron nada serios ni oficiales[20].

El momento en que se asume con determinación la búsqueda es durante el primer Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada. En noviembre de 1996, el periodista norteamericano Jon Lee Anderson en el New York Times publica declaraciones del general retirado de las Fuerzas Armadas, Mario Vargas Salinas, quien afirma que los restos del Che fueron enterrados en una fosa común, en las inmediaciones del aeropuerto de Vallegrande.

El presidente Sánchez de Lozada en corrillo previo a una reunión con el Comandante de las FFAA General Reynaldo Cáceres, me dice "he decidido conformar una Comisión para que encuentre los restos del Che, ¿estás de acuerdo?", mi respuesta fue "claro que sí presidente me parece lo más acertado". Ya en la reunión explica la idea al comandante, al ministro de Comunicación y al de la presidencia. Así mismo, realiza una conferencia y habla con el Embajador en Cuba Franklin Anaya[21], a las horas emite la Resolución Suprema 216388 bajo la cual se crea una Comisión Gubernamental-Militar integrada el Secretario de Defensa, general Remberto López; el Inspector General del Ejército, general Raúl Balcázar y mi persona presidiendo la misma como viceministro Gobierno. A partir de ese momento, la búsqueda, se convirtió en un caso de trascendencia internacional.

La primera tarea de la Comisión fue solicitar la participación del Equipo Argentino de Antropología Forense, ellos habían obtenido éxito aplicando técnicas novedosas para descubrir lo sucedido con las personas desaparecidas durante la dictadura militar en su país[22]. De manera simultánea viajamos con el general retirado Vargas Salinas a Vallegrande, sin embargo le resultaba imposible indicar el lugar exacto del enterramiento habían pasado muchos años y la orientación de la pista se había modificado.

A esa dificultad se sumaban la dispersión de los cadáveres en 23 lugares diferentes, la geografía accidentada de la zona y los testimonios tendentes a neutralizar nuestros objetivos de búsqueda. Sin embargo, fueron muchas personas que dejaron testimonios invaluables, entre ellas el chofer del tractor que estuvo en la excavación de la zanja donde se depositaron los cadáveres[23].

A la búsqueda se sumaron geofísicos cubanos[24] y la última etapa fue en una carrera contra reloj porque en las elecciones presidenciales de 1997 había sido elegido el otrora dictador Hugo Banzer, lo cual implicaba un riesgo. A partir de ese momento se restructuran los procesos técnicos de la excavación. De la minuciosa y cuidada búsqueda antropológica con pico, pala y escobilla, se optó por la utilización de retroexcavadora. De esa manera, los restos del Che fueron hallados el 28 de junio de 1997.

Es normal que los políticos valoren evitar situaciones que traigan consigo un alto costo político, y en la decisión de Sánchez de Lozada de buscar al Che podían haber sido más los costos que los beneficios. ¿Porque asumirla? Los motivos creo fueron varios, cual tuvo más peso, es difícil saber.

La Comisión de Búsqueda de los restos del Che dio resultados positivos, a diferencia de muchas otras que se crearon y fueron neutralizadas en el intento[25]. Esa Comisión, tenía el carácter de un órgano temporal, extra-judicial y contribuyó a la verdad, enfrentándose críticamente al pasado y cerrando así una etapa histórica del país.

 


[1] Recalco lo de primer gobierno en contraposición al segundo, por las marcadas diferencias entre ambos. Sobre el primer gobierno ver SAN MARTIN, Hugo Del Nacionalismo Revolucionario a la Modernidad Democrática, FUNDACION MILENIO, La Paz, 1998. Sobre el segundo ver entrevista periódico Pulso, La Paz, octubre 2003.


[2] BARON, Atilio, La Revolución Boliviana: 60 años después, Cuba Debate, 9 de abril de 2012


[3] José Fellman Velarde, Documental, CHE GUEVARA - Inchiesta su un mito. Nascita di un guerrigliero di R. Savio.


[4] The National Security Archive http://nsarchive.gwu.edu/search/node/bolivia


[5] "el Che no pretendía ir a Bolivia...la línea principal era ir a Perú". KOHAN, Néstor, Entrevista a Harry Villegas "Pombo", Rebelión, 11 de octubre del 2003


[6] A Thousand Days, Schlesinger, citado en ANDRADE U, Víctor, La Revolución Boliviana y Los EEUU 1944-1962, Gisbert y Cia, La Paz 1979


[7] ANDRADE, op.cit.


[8]http://www.erbol.com.bo/podcast/mapamundi/carlos_antonio_carrasco_entre_victor_paz_y_kennedy_hubo_una_quimica_notable


[9] RODRIGUEZ O, Gustavo Tamara, Laura, Tania Un misterio en la guerrilla del Che, Nuevo Extremo, Buenos Aires Marzo de 2011


[10] "Hasta el día de hoy perdura la polémica sobre cuál era el destino verdadero de la siguiente -y ultima- empresa guerrillera del Che. ¿Quién decidió que fuera a Bolivia?" ANDERSON,J.L., Che Guevara: una vida revolucionaria, Emece, Buenos Aires 2007


[11] ZAVALETA MERCADO, Rene, La Autodeterminación de las Masas, CLACSO, Bogotá 2009


[12] CHAVEZ ORTIZ, Ñuflo Recuerdos de un Revolucionario, CEPBOL, La Paz 1988. Leónidas "cura" Sánchez Arana era un connotado militante del MNR, posteriormente fue Diputado.


[13] VASQUEZ VIAÑA, Humberto, Una Guerrilla para El Che, RB, Santa Cruz de la Sierra, 2000


[14] CHAVEZ, Ñuflo op.cit. También en SANJINEZ URIARTE, Mario, Siempre, FiatGraph, La Paz 2002


[15] LEMA PELAEZ, Raúl, Memorias para la Historia del MNR 1952-1977, MNR Cochabamba 1992.


[16] Años más tarde varios hermanos de Luis Sandoval Morón son asesinados y detenidos-desaparecidos durante el golpe militar de Hugo Banzer


[17] Ultima Hora, Lima, Junio 1967, reproducida tiempo después en Presencia 24 septiembre de 1967 La Paz, Bolivia


[18] Carta del 30 de julio de 1967. En LEMA PELAEZ, op.cit


[19] "Existe multitud de razones, tanto políticas como humanitarias, para entregar los restos del Che y de los otros compañeros, a sus familiares. Esto cerraría con dignidad un capítulo de nuestra historia nacional". Entrevista a Carlos Soria G., Los Tiempos, Cochabamba 31 de julio 1994


[20] Principalmente durante el gobierno de la UDP, agentes cubanos a la cabeza de Gustavo Brugués exploran la zona sin resultados positivos. Ver RODRIGUEZ O, Gustavo, op.cit


[21] En los meses posteriores primero Franklin Anaya y luego Víctor H. Canelas serian designados Ministros de Gobierno, dando continuidad al trabajo de la Comisión


[22] Entrevista a Alejandro Inchaurregui http://www.berissociudad.com.ar/nota.asp?n=&id=4727


[23] Importante fue la colaboración de Loyola Guzmán, integrante de la Guerrilla de Ñacahuazu en su calidad de dirigente de la Asociación de Familiares de Detenidos y Desaparecidos (Asofamd).


[24] Este equipo estudio la geología y estratificación del suelo y utilizo la técnica de búsqueda mediante la sísmica del georadar.


[25] GARREON, GONZALES, LAUZAN, Políticas de la Verdad en 7 países de Latinoamérica, Universidad de Chile, Santiago 2011

 

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Artículos Relacionados:
Análisis
Actualidad