Maya Mac Lean - Angélique Mendy - Socorro Vila Magno - Liliana Castellanos. Mágicas y Decididas
Edición "dat0s 210"
Por: Redacción Dat0s
Mayo 2018
Maya Mac Lean
Angélique Mendy
Socorro Vila Magno
Liliana Castellanos

Un emocionante concierto de música barroca fue el primer punto de convergencia.

Casi hasta las lágrimas de bueno. Entre violines se juntaron dos de las cuatro mujeres elegidas para este Especial. Fueron muchas más, claro. Rita del Solar, Patricia Borth, Ilse Soriano; Sara María Mancilla nos regaló momentos de quiebre con sus palabras focalizadas en las dotes musicales de los niños genios de Chiquitos descubiertos en Bérgamo, Italia. Habían muchas más mujeres invisibles en la organización del concierto interpretado por los instrumentalistas italianos de la Orquesta Ensemble Donizetti. A la cita con la música, le siguió un cuadro ritual de modelos con tonos nada sagrados, como segunda fragmentación epistolar. No faltaron inquisitivas miradas aplacadas por la Bodega Aranjuez; una variedad de cervezas dispares y la degustación con los bocados de Andean Valley. Toda una narración poética derramada en los ambientes de la CAF. Liliana Castellanos llenó espacio en ambas ambientaciones. Subió al trono, saludo y se bajó con la misma sencillez de siempre. Sentadas en una de las últimas filas del auditorio, asistían Maya Mac Lean y Socorro Vila Magno

 

Cuando el concierto de beneficencia para comprar instrumentos a los niños chiquitanos aún retumbaba en los oídos, un desfile de modas en homenaje a Freddy Mamani acabó consagrando a todas. "El creador de los Cholets se va a Francia invitado por la Fundación Cartier a construir uno de esos despampanantes edificios coloridos al centro de Paris", sonó la voz pasteurizada de un micrófono. La Embajada de Brasil en La Paz, salones inmensos, jardines iluminados sirvieron como escenario para esta segunda performance. De nuevo Liliana Castellanos, con la creación de sus prendas; la bisutería de Ana Palza y los exquisitos zapatos decorativos de Narda Paredes, brillaron con sus piezas fetiche de colección. Estupefactos todos. Notables todas.

En medio del glamour aquella noche iluminada mezcló presencia el paso largo de Angélique Mendy, esposa del embajador de Francia en Bolivia. Escondida siguiendo los mínimos detalles del perfeccionismo colorido, Socorro Vila Magno esposa del embajador de Brasil. Entre los presentes, de nuevo Maya Mac Lean.

Liliana Castellanos y Maya Mac Lean, dos grandes creadoras bolivianas. Angélique Mendy y Socorro Vila Magno "dos mujeres extraordinarias que están dando todo por Bolivia", manifiesto confesional de la concurrencia. Zana Petkovic, silueta Serbia en ambas noches de gala reconstituyó el centro y eligió: Liliana Maya, Angélique y Socorro. He aquí cada una de ellas.

 

Maya Mac Lean

Nació en Cochabamba, estudio Decoración de Interiores en Santiago de Chile y Diseño Industrial en Barcelona. "Estoy concentrada en este emprendimiento por entero, que tiene una gran diversidad de tareas, incluso de lugares". Sus viajes entre Cochabamba y Santa Cruz, aunque ella radique en La Paz. "Hay una gran exigencia de mi presencia plena en cada detalle de diseño; es algo implícito en mí, una forma de vida. Quiere decir que todo el tiempo estoy pensando en eso de una forma directa o indirecta, puede ser activa o pasiva, mediante la ejecución o la observación", se psicoanaliza ella a sí misma.

Maya revela que vive constantes momentos mágicos al culminar una obra. Fue Ipsen quien definió lo que Savater sabía interpretar en palabras más sencillas. "Al lado de los momentos buenos hay que convivir con los malos". Maya se sigue psicoanalizando: "Por supuesto hay espacios de gran frustración y estrés, que se van entrelazando durante el día. Creo que lo importante es surfear entre varios estados internos, y mantener el objetivo claro, lograr lo que se tiene que lograr".

"El proceso de creación es un momento mágico", así lo define Maya. Calamaro decía que la creación no deja dormir. "Igual nunca duermo, no importa la vida que lleve". Maya se anticipa hasta concebir un rasgo. "La creación para mi es una forma de estar en el mundo, un impulso profundo que surge desde mi interior y me lleva a tener ideas que pulsan por ser materializadas. Me encanta transformar, intervenir, completar". Una gama de objetos pulsan por su sangre y la persiguen durante el día hasta decodificar un ambiente. Las piezas que lucirán la decoración: Sillones, sillas, lámparas, mesas, floreros, adornos.

Pero que tiene que ver todo esto con sentirse madre. "Ser madre significa un estímulo extra, hay un íntimo deseo de hacerlo mejor para alguien más, aparte de la permanente renovación que significa ser madre, en mi caso además comparto con mi hija el mundo de la creatividad. Ella está en el mismo camino, y hay un feed back permanente entre las dos".

 

Angélique Mendy

Experta en la Asistencia de Organización de Empresas. Trabajó en la multinacional francesa Dovoteam, filial de la gigante de telecomunicaciones Siticom Group. Una de las decisiones más difíciles de su vida fue escoger entre seguir al esposo embajador a viajar en sus misiones por el mundo -hoy embajador en Bolivia- o dejar la compañía en la que había ascendido vertiginosamente. Entonces su hijo Mathias tenía poco más de un año. Finalmente decidió estar al lado de ellos. "Así es la vida", dice y sonríe con una mirada franca. Define a la familia como el espacio primordial en su vida. Una mujer acostumbrada a la organización empresarial lleva hoy una vida tranquila en La Paz. "No hago nada, soy la esposa del embajador", dice siempre buscando el lado pleno en las palabras. Y aunque quisiera no podría hacerlo. El protocolo francés prohíbe al cónyuge trabajar mientras cumple misión en el extranjero. "No tiendas, no sociedades, no puedo", dice. Una amplitud enorme y derrochando siempre una sonrisa recorre su rostro. Angélique nació en las afueras de París, de orígenes africanos su familia proviene de Guinea Bisáu. Dice que uno de los momentos más duros que enfrentó en toda su vida fue perder a sus padres y a dos hermanos. Las lágrimas bordean sus enormes ojos. Pasa el recuerdo se repone y sonríe. Perfeccionista en la organización su ojo alcanza en el detalle de las cosas lo que nadie puede ver.

Se dice que una mujer es un torbellino, ¿crees que es así? Me atrapa el torbellino que lleva mi trabajo a buen término. La creación es la apertura, es el avance del mundo, el nacimiento a diferentes conceptos en campos diversos. No se puede hablar de creación fijándose solo en la moda, la pintura o la literatura; la creación se da en muchos campos. No soy una artista creadora, pero cuando me comprometo con una acción o una actividad voy hasta el fin.

Socorro Vila Magno

Hija de diplomáticos uruguayos, trazo cosmopolita en el bagaje desde chica. Socorro nació en Porto Alegre. Casada hace 42 años con el embajador de Brasil en Bolivia. Su mundo ha sido un viaje fascinante para entablar conversaciones fascinantes y conocer el mundo. En su imaginación de colores y fantasías que poblaron las noches de cuentos de hadas confabulando su vida. Restauración, diseño de piezas de colección; faldas divertidas con bordados únicos, pliegos y amistades. Así desarrollo su propio pret a porter. Su vida pobló colores definidos en cada trazó, en cada matiz por los mundos que paso. Mercados, fiestas principescas, museos y en sus cursos de arte. Muchos países la adoptaron como pieza única. Estudio Restauración y Colorismo en el Museo de la OEA en Washington. Se considera alguien que jamás terminó de aprender. Abrió su primer negocio en Brasilia al que lo llamó Help. "No por mi nombre; ayudaba a encontrar muebles, piezas de decoración y hasta ropa de marca a los que se iban y a los que llegaban". Vive orgullosa por reconocer que su musa inspiradora es la religión. "Soy católica, apostólica y romana". "Por principio me inspira hacer el bien y ayudar a la gente". Por donde va ella trata de sembrar esperanza en sus grupos de oración.

Desde Brasilia, Washington, Montreal; en Rumania le queda la realidad mágica del color. Escamotea al tiempo en intervalos íntimos y sigue. Todo hace sentido en la velocidad de sus palabras. Afirma que los colores la llevaron al mundo de la confección quizá sin darse cuenta. Propuestas le llovieron para trabajar para Prada y diseñadores famosos. Organizó desfiles de modas en su residencia en Bucarest para la Princesa Lia y para portentos como Mucette o Andra Lulus. Es indisciplinada. Graba, contesta una pregunta y se va, luego vuelve; fragmenta su recuerdo y lo reconstituye por piezas. Socorro se sale del libreto. Acomoda su propio cuestionario buscando la paz interior que para ella es el principal regalo Divino. Nada parece guardar en ella un orden definido.

 

Liliana Castellanos

Llega siempre, no importa cuando. Su figura combina con todas las formas durante la reunión. No importa si es de noche o de día; Liliana ilumina el ambiente como solo algunas mujeres pueden lograr. Es como una imperiosa capacidad de transmitir algo que parece regido por los astros. Va de un lugar a otro hablando con sastres y costureras; asistentes que desenfundan las prendas de sus plásticos, y que, de pronto, cobran vida. En sus texturas, en sus formas, en su piel. En su intensidad. Liliana estudio Diseño Artístico y Alta Costura. Casi tan pronto como terminó de estudiar ya estaba trabajando en el departamento de Calidad en Nina Ricci.

 

¿Cuáles son tus fuentes de inspiración? Siempre fueron los grandes como Balenciaga, Dior, Chanel; que lograron como otros construir estilos atemporales.

 

¿Cómo mides tu tiempo en el proceso de creación, lo mides en los detalles? Quizá el valor del tiempo en mi caso, como creativa, no es fácil medirlo. Pueden pasar instancias creativas y mágicas por mi mente en un instante, como otras veces las presiones del trabajo mismo me alejan de mi vocación y es en esos momentos que siento la necesidad de buscar mi espacio para dejar que fluya natural y espontáneamente en los momentos creativos.

 

¿Qué es lo que más la reconforta a una creadora como tú? Ser feliz en esas circunstancias. Siento que es una doble satisfacción que el público disfrute y valore lo que representa un producto en el que intervienen mentes creativas y manos maravillosas, siempre haciendo equipo. Creo que la creación es algo que llevamos todos en nuestro ser. En mi caso la creación es el combustible de la vida, en todos los campos.

 

¿Qué representa ser madre para ti? Ser madre de una hija que también es diseñadora y es mi colega de trabajo en el campo artístico me inyecta una dosis de muchos sentimientos hermosos porque ambas nos nutrimos; ella con su juventud y yo con mi experiencia.

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Bolivia
Análisis
Actualidad