Stephen Hawking: "El bosón de Higgs podría destruir el universo"
Por: El Confidencial
Septiembre 2014

Un colapso de tiempo y espacio

 

En astrofísica hay una premisa elemental: el universo es un caos. Técnicamente, la humanidad es un milagro, y mantener el equilibrio puede resultar bastante complicado. Las teorías apocalípticas se han servido de ello y tal vez por su exceso ya ni tomamos en cuenta las predicciones sobre el fin del mundo que podemos escuchar a lo largo de nuestra vida.

Sin embargo, el físico teórico Stephen Hawking parece que no se cansa de advertirnos. En su momento avisaba sobre el inevitable fin de la humanidad o los peligros que suponía la inteligencia artificial. "Su desarrollo podría ser el mayor logro humano. Por desgracia, también el último si no aprendemos a evitar sus riesgos", decía.

Su último aviso cambia de dirección y se centra en las consecuencias que podría tener un intenso estudio sobre el bosón de Higgs, según ha publicadoThe Sunday Times. A niveles muy altos de energía, este podría volverse según sugiere el profesor "inestable", causando un "deterioro catastrófico de vacío" que haría que el tiempo y el espacio se colapsaran.

Podría convertirse en metaestable a energías muy altas

El bosón de Higgs se trata de un tipo de partícula con un papel considerado fundamental en el proceso por el que se origina la masa del resto de las partículas elementales. En otras palabras, la encargada de darle masa a la materia. Y esa misma partícula (descubierta en el 2012), según el científico Hawking, podría ser la encargada de invertir sus efectos y dar fin a la vida que hoy conocemos.

En astrofísica hay una premisa elemental: el universo es un caos. Técnicamente, la humanidad es un milagro, y mantener el equilibrio puede resultar bastante complicado. Las teorías apocalípticas se han servido de ello y tal vez por su exceso ya ni tomamos en cuenta las predicciones sobre el fin del mundo que podemos escuchar a lo largo de nuestra vida.

Sin embargo, el físico teórico Stephen Hawking parece que no se cansa de advertirnos. En su momento avisaba sobre el inevitable fin de la humanidad o los peligros que suponía la inteligencia artificial. "Su desarrollo podría ser el mayor logro humano. Por desgracia, también el último si no aprendemos a evitar sus riesgos", decía.

Su último aviso cambia de dirección y se centra en las consecuencias que podría tener un intenso estudio sobre el bosón de Higgs, según ha publicadoThe Sunday Times. A niveles muy altos de energía, este podría volverse según sugiere el profesor "inestable", causando un "deterioro catastrófico de vacío" que haría que el tiempo y el espacio se colapsaran.

Podría convertirse en metaestable a energías muy altas

El bosón de Higgs se trata de un tipo de partícula con un papel considerado fundamental en el proceso por el que se origina la masa del resto de las partículas elementales. En otras palabras, la encargada de darle masa a la materia. Y esa misma partícula (descubierta en el 2012), según el científico Hawking, podría ser la encargada de invertir sus efectos y dar fin a la vida que hoy conocemos.

"El potencial de Higgs tiene la característica preocupante de que podría convertirse en metaestable a energías superiores a 100 millones de gigaelectronvoltios. Esto llevaría a que el universo sufriera un deterioro catastrófico de vacío", una burbuja en expansión a la velocidad de la luz, dice Hawking.

A estos niveles tan altos de energía, según el científico la partícula podría causar un colapso de tiempo y espacio, anunciando además que "se produciría en cualquier momento" y sin previo aviso.


Pero, eso sí, la advertencia tiene trampa: esta situación se daría siempre y cuando los científicos la sometieran a una presión extrema. El profesor avisaba de que la humanidad y el universo no estaban en peligro, ya que el poder de las máquinas aún se encuentra por debajo de lo que se necesitaría para desestabilizar el bosón de Higgs.

"Sería necesario que los científicos que trabajan en esta investigación contasen con un acelerador de partículas del tamaño de la Tierra para experimentar con esta clase de energía", una posibilidad que abriría, según Hawking, un nuevo mundo para la física y algo poco probable ante "el actual clima económico".

"Decepcionado por su descubrimiento"

Los comentarios sobre la opinión de Hawking no se hicieron esperar, no por sus palabras en sí sino por la alarma social que podía causar. Este es el caso del físico teórico del CERN, John Ellis, que daba la razón a su homólogo en el Daily Mail pero también tranquilizaba al decir que la intención de la institución no era la de llevar la partícula al límite.


"Este no es un problema de riesgo. Ilustra algo emocionante, que es nuevo en el campo de la física y que está aún por descubrir", explica el profesor Ellis. "Una cosa debe de quedar clara. El descubrimiento del bosón de Higgs en el Gran Colisionador de Hadrones (GCH) no causó este problema, y las colisiones en el GCH no podrían desencadenar la inestabilidad, debido a que sus energías son demasiado bajas".

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Artículos Relacionados:
Vida Sana
Industria & Farmacia