'Averno', un viaje a la bohemia nocturna de La Paz
Por: Andres Rodríguez / El País
Enero 2018
Fotografia: Averno
Escenas de la película
Fotografia: Averno
Escenas de la película
Fotografia: Averno
Escenas de la película

Averno, la √ļltima pelicula del director de cine Marcos Loayza, es un lugar del imaginario de los habitantes andinos donde conviven vivos y muertos y donde todo encuentra su cara opuesta. Muchos han o√≠do nombrarlo, pero muy pocos verlo. Tupah, un joven lustrabotas, debe hallarlo para rescatar a su t√≠o Jacinto. Loayza da rienda suelta a la mitolog√≠a andina en su s√©ptimo largometraje. En su nuevo filme se libera creativamente y propone un viaje al Manqha Pacha, el submundo en la cosmovisi√≥n aimara, "pero que no es el infierno", explica. La noche bohemia y misteriosa de la ciudad de La Paz, Bolivia, llevar√° el hilo conductor de esta aventura, que encontrar√° al protagonista con leyendas urbanas y los seres mitol√≥gicos andino-amaz√≥nicos que merodean las calles de la sede de Gobierno de este pa√≠s andino.

Loayza, de amplia trayectoria en el cine boliviano, trabaj√≥ en la creaci√≥n de Averno durante 10 a√Īos. En este, su s√©ptimo largometraje, se meti√≥ de lleno en el estudio de la cosmovisi√≥n andina. Cuenta que pas√≥ m√°s de dos meses en la Biblioteca Nacional de la Rep√ļblica Argentina, all√° por 2007, revisando material bibliogr√°fico. Adem√°s se nutri√≥ del relato oral de especialistas en la materia, cuentos, leyendas y el Vocabulario de la Lengua Aymara (1612), del sacerdote jesuita Ludovico Bertonio, para tratar de encontrar el subconsciente de los andes. "Ha sido un trabajo de investigaci√≥n y tambi√©n de cari√Īo. Fue como armar un rompecabezas. He tenido que llenar una cantidad de piezas vac√≠as y despu√©s se han ido juntando", explica el director.

Veintitr√©s a√Īos han pasado desde que Loayza hiciera su debut en la direcci√≥n con Cuesti√≥n de Fe, pel√≠cula con la que fue reconocido en festivales como los de Biarritz, La Habana y Cartagena, en Francia, Cuba y Colombia, respectivamente. Despu√©s del primer pase que realiz√≥ de Averno para invitados, se encontraba m√°s relajado. No puede encajar a su filme en un solo g√©nero, pero eso no lo estresa. Lo considera en parte como una¬†road movie -un g√©nero que ha acompa√Īado a algunas de sus anteriores producciones-, pero con toques de aventura, terror y elementos barrocos. Dice que es un largometraje "m√°s ambicioso, m√°s trabajado", respecto a sus producciones anteriores.

Loayza hace hincapié en las 36 nacionalidades indígenas reconocidas en Bolivia y cómo estas, a pesar de estar divididas en la parte andina y amazónica, tienen muchas coincidencias. Fue así que dio con las criaturas mitológicas que retrata en su filme. Personajes como el anchuanchu (una divinidad que habita en el subsuelo y las tinieblas), el kusillo (personaje mítico de apariencia bufonesca), o las kataris (serpientes en aimara, identificadas en el mundo andino con la luz) se juntan con la noche y la vida bohemia de La Paz.

El fallecido escritor pace√Īo V√≠ctor Hugo Viscarra, en su obra Borracho estaba, pero me acuerdo - Memorias de V√≠ctor Hugo, recuerda a El Averno, el verdadero y m√≠tico bar, as√≠: "Es una de las cantinas con categor√≠a, en sus buenos tiempos era una verdadera antesala del infierno, all√≠ hubieron infinidad de asaltos, violaciones y peleas, atracos y uno que otro asesinato (...) Don V√≠ctor, due√Īo de El Averno, se esmer√≥ en decorar apropiadamente su local haciendo pintar en sus paredes escenas sacadas de la Divina Comedia".

Un espejo distorsionado

Parte del reto y desaf√≠o de Loayza y su equipo fue recrear estos sitios que ya no existen, pero que se mantienen como leyendas urbanas en el imaginario colectivo. Uno de los aciertos del director es mantener este misticismo m√°gico gracias a una destacada direcci√≥n de arte y b√ļsqueda de locaciones. "Se han recreado una cantidad de lugares a partir de cierta informaci√≥n que hab√≠a en la literatura y en gran parte en la imaginaci√≥n, para que quede esa incertidumbre, para que el espectador no sepa d√≥nde se encuentra", agrega Loayza.

La propuesta fantasiosa, seg√ļn cuenta el realizador, tambi√©n se nutre de obras cinematogr√°ficas como El mago de Oz y literarias como Alicia en el pa√≠s de las maravillas. "Generalmente en todas mis pel√≠culas yo pon√≠a un espejo de la realidad al espectador para que se pueda reconocer. Este es un espejo totalmente distorsionado, que no te muestra la realidad, sino m√°s bien los sue√Īos del espectador o le invita a hacer eso", afirma el director.

Con Averno, Loayza se aleja de lo que hab√≠a hecho tradicionalmente en su filmograf√≠a. Eso le ha permitido sentirse "liberado", sin temor a lo que pueda opinar la gente. "Ten√≠a un cine muy contenido. He dado un giro porque he empezado a prodigarme, llevar todo hacia fuera sin mayores miedos", a√Īade el realizador pace√Īo.

Loayza apost√≥ por el estreno primero en Bolivia, antes de pensar en llevar su filme por eventos cinematogr√°ficos en el extranjero. Cree que antes los festivales necesitaban de los directores y las pel√≠culas, ahora es al rev√©s. Y eso "no le agrada del todo". Prefiere que Averno pueda tener su propio p√ļblico y que vaya a las citas que mejor le puedan convenir.

Averno, como muchas otras producciones de pa√≠ses que no tienen una industria cinematogr√°fica consolidada, batall√≥ con el tema presupuestario. Es un mal recurrente que contin√ļa afectando a las producciones bolivianas, seg√ļn Loayza. "Este no es un pa√≠s para artistas. La idea es que la sociedad, el Estado -en todas sus instancias-, pueda valorar el arte y dejen de pensar que es un gasto. Cuando eso pueda cambiar, va a ser el paso m√°s importante para la cultura y el cine nacional", finaliza.

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Fotos