C贸mo 'Juego de tronos' transform贸 la televisi贸n
Por: The New York Times
Abril 2019
Fotografia: Valerie Macon/Agence France-Presse 鈥 Getty Images

En los ocho a帽os posteriores al estreno de Juego de tronos, la industria televisiva dio un giro de 180 grados. Podemos agradec茅rselo a Netflix.

Recordemos que en la era de la emisi贸n en continuo, el n煤mero de series con guion que se transmiten en Estados Unidos ha aumentado un 86 por ciento, de 266 en 2011 a 495 el a帽o pasado.

Sin embargo, en medio de esta bonanza ninguna serie ha tenido m谩s influencia ni ha provocado m谩s envidia en la industria que Game of Thrones (GoT), que transmitir谩 su 煤ltima temporada en HBO a partir del 14 de abril.

Todos quieren sus premios: Juego de tronos ha ganado m谩s Premios Emmy que ninguna otra serie dram谩tica en la historia (incluyendo el premio al mejor drama tres veces).

Todos quieren su alcance: es la serie m谩s popular en la historia de HBO y uno de los programas m谩s vistos en la 煤ltima d茅cada (si se toma en cuenta el p煤blico en los medios digitales, su temporada m谩s reciente tuvo en promedio m谩s de treinta millones de espectadores por episodio).

Todos quieren su escala y su dimensi贸n: la serie es una de las m谩s influyentes en una 茅poca en la que han aumentado los presupuestos televisivos para los programas dram谩ticos, de 3 millones de d贸lares por episodio a 10 millones de d贸lares o m谩s en algunos casos.

Todos quieren su audacia: Juego de tronos asesin贸 de manera c茅lebre al personaje de Sean Bean, protagonista de la serie, antes de que terminara la primera temporada y en repetidas ocasiones ha redefinido las suposiciones acerca de lo que puede hacerse en televisi贸n, en cuanto al tono (desnudez injustificada, violencia impactante) y la t茅cnica (dragones, extensas escenas de batallas).

"Sol铆amos tener una experiencia distinta para las pel铆culas y el negocio de la televisi贸n", dijo Gary Newman, el copresidente recientemente retirado de Fox Television Group. "Ahora puede notarse la fusi贸n. Creo que en gran parte es gracias a Juego de tronos".

Adem谩s, todos, entre ellos medios m谩s nuevos como Hulu y Apple, han querido crear el siguiente Juego de tronos, una serie que pueda definir a una cadena o plataforma, y ayudar a convencer a la gente de pagar 10 o 15 d贸lares al mes en suscripciones.

Tres a帽os despu茅s del debut de Juego de tronos, Netflix comenz贸 la producci贸n de Marco Polo, su propia serie 茅pica de gran presupuesto sobre el imperio mongol; fue un fracaso. Amazon compr贸 los derechos televisivos para crear una serie de El se帽or de los anillos y gast贸 m谩s de 200 millones de d贸lares en el proyecto (y a煤n necesita un guion). Apple tiene un drama fant谩stico de gran presupuesto protagonizado por Jason Momoa y Alfre Woodard acerca de lo que pasa con la humanidad despu茅s de que todos quedan ciegos (a煤n no hay fecha de estreno).

Ha habido muchos resultados mixtos hasta el momento.

"Ha hecho que todos digan: 'Bueno, 驴d贸nde est谩 nuestro Juego de tronos? Esa es, precisamente, la manera equivocada de encontrar el siguiente Juego de tronos", dijo Casey Bloys, presidente de programaci贸n de HBO. "Tan solo el decir: 'Bueno, vamos a crear nuestro siguiente Juego de tronos, crearemos una serie gigantesca con un gran presupuesto' no te permite todas las otras cosas que deben salir bien para que una serie resuene en el espectador".

Por eso HBO ha estado buscando deliberadamente al sucesor de Juego de tronos en el universo de los libros de George R. R. Martin. HBO filmar谩 el piloto de una precuela creada por Martin y Jane Goldman, en junio.

Aun as铆, Juego de tronos ha ayudado a abrir un universo fant谩stico para la cadena televisiva. En los pr贸ximos meses, transmitir谩 una adaptaci贸n de la controvertida 茅pica His Dark Materials. De igual manera, Damon Lindelof, cocreador de The Leftovers, est谩 trabajando en una adaptaci贸n del c贸mic de Watchmen (Vigilantes). Y HBO tiene otras series de ciencia ficci贸n creadas por J. J. Abrams y Joss Whedon, director de The Avengers (Vengadores).

Que las series 茅picas alguna vez fueran inimaginables para la televisora que cre贸 Los Soprano y Sex and the City (Sexo en Nueva York) es una muestra de lo poco que la televisi贸n actual se parece a la de hace ocho a帽os.

Juego de tronos comenz贸 en abril de 2011 en HBO, tan solo unas semanas despu茅s de que Netflix dio luz verde a la producci贸n de una serie derivada de un piloto del drama dirigido por David Fincher, House of Cards. Actualmente, Netflix crea m谩s contenido original que cualquier estudio o televisora y ha encabezado el vertiginoso aumento en la cantidad de series de televisi贸n que se crean. Gastar谩 por lo menos 10.000 millones de d贸lares en contenido este a帽o.

Juego de tronos -que ten铆a un presupuesto que comenz贸 en 5 millones de d贸lares por episodio pero aument贸 hasta 15 millones de d贸lares por episodio en la 煤ltima temporada- ayud贸 a crear la era actual de enormes presupuestos, incluso para series sin dragones digitales, caminantes blancos ni lobos gigantes.

Apple, por ejemplo, se comprometi贸 a producir dos temporadas de una tragicomedia sobre un programa matutino de noticias protagonizada por Reese Witherspoon y Jennifer Aniston para la que la empresa ha destinado 240 millones de d贸lares. Desde un principio, Apple se comprometi贸 con el proyecto aunque la serie a煤n no ten铆a guion.

"Juego de tronos en efecto aceler贸 el fen贸meno y elev贸 el valor de la producci贸n a un sitio incre铆ble", coment贸 Newman.

"Eso sol铆a estar reservado solo para HBO, pero claramente ya no es as铆", continu贸. "Netflix y Amazon, y ahora lo est谩n haciendo incluso las televisoras y las grandes compa帽铆as de televisi贸n por cable como FX y TNT. Todos se est谩n dando cuenta de que deben apostar m谩s por proyectos que parezcan m谩s 茅picos y con una mayor dimensi贸n para competir con lo que est谩n haciendo HBO y otros servicios de alta calidad".

Bloys podr铆a pensar que un 茅nfasis en el calibre -grandes presupuestos, grandes producciones- es la lecci贸n incorrecta que se debe aprender del 茅xito de Juego de tronos. Sin embargo, concede que fue parte importante de la f贸rmula.

"Juego de tronos fue la primera serie que demostr贸 que pod铆as producir una serie en una verdadera escala cinematogr谩fica", coment贸 Bloys. "Que pod铆as pensar en grande, tanto en t茅rminos de personajes y drama como de efectos especiales. Que funcionar铆a, que arriesgarse e invertir grandes cantidades de dinero y transmitirlo en televisi贸n rendir铆a grandes frutos".

Ahora todo lo que alguien m谩s debe hacer es encontrar el pr贸ximo Juego de tronos.

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Cultura
Artículos Relacionados:
Moda
Fotos