2013 que sea el a√Īo de los Hidrocarburos
Por: Borís Gómez Úzqueda
Febrero 2013

Esa decisi√≥n, pol√≠tica, debe entra√Īar un plan de acci√≥n: 1. convocar a una cumbre -tan de moda- para analizar la "cuesti√≥n" energ√©tica boliviana; 2. recoger esos criterios y conformar un consejo nacional de energ√≠a e hidrocarburos a cargo de elaborar unas l√≠neas maestras o lo que los gringos llaman public policy en energ√≠a e hidrocarburos y 3: que el Parlamento de una vez debata y sancione una Ley de Hidrocarburos, una Ley de Electricidad, una Ley de Nuevas Energ√≠as, de manera de hacer un remozamiento total al sector.

Los √ļltimos 5 a√Īos no han sido de lo mejor en gas, petr√≥leo y derivados. Sencillamente hemos estado, como dicen los economistas, en una "econom√≠a de subsistencia", comparativa y gr√°ficamente hablando: de producir casi lo justo para cubrir demanda externa e interna en gas, por ejemplo. En l√≠quidos (derivados del petr√≥leo, refinados) la cosa no ha sido mejor. Como es Navidad no voy a hablar de datos ni cifras. La gente est√° cansada y quiere algo m√°s¬†light.

Me preguntaban del "balance del sector" para 2012. Hay muchos textos y reclamos airados de compa√Ī√≠as, de ejecutivos y de expertos que -con m√°s o menos propiedad- coinciden en que la premisa de gas para los bolivianos y ley de hidrocarburos a√ļn es una utop√≠a.

La reforma a la Carta Constitucional de 2009 no sólo que no fue buena para temas energéticos, fue en todo caso perjudicial, de manera que -así entendemos muchos- la traba de no tener hasta la fecha una nueva arquitectura legal en gas, petróleo y electricidad es precisamente porque saben que ésta trilogía de leyes requiere una visión moderna y global y la Constitucional no es ni tan global ni tan moderna.

Hablando de la actividad petrolera/gas√≠sta en¬†upstream no hubieron grandes inversiones en 2012 lo que nos previene en pensar que otro a√Īo se perdi√≥, irremediablemente, y que en 2013 tendr√≠an que ajustar el acelerador para evitar perder m√°s tiempo.

El¬†dowstream est√° en stand-by, por no decir medio parado: actividades como refino, transporte y comercializaci√≥n no han sido modernizadas ni hay mayor infraestructura privada o estatal que nos permita concluir un buen a√Īo en √©se sentido. Aqu√≠ otra tarea.

Lo bueno de lo malo es que el a√Īo tuvo decrementos e incrementos en los¬†precios del barril de petr√≥leo pero sin haber afectado grandemente a los ingresos estatales que, por cierto, hoy gozan de buena salud y con RIN -reserva internacional neta que super√≥ los 13 mil millones cabalmente porque los ingresos de venta de gas al exterior nos han colocado como pa√≠s en situaci√≥n de privilegio de recepci√≥n de renta, m√°s no hubo las inversiones en la estructura energ√©tica interna (exploraci√≥n, explotaci√≥n, refino, ni hablar de industrializaci√≥n).

La gobernaciones se aplazaron: poca ejecución de sus presupuestos -cargados con dinero del IDH Impuesto Directo a Hidrocarburos- y no sabemos por qué no piden un auditaje internacional a la utilización de fondos estatales provenientes de la venta de hidrocarburos.

Los temas de corrupción no resueltos -tanto dentro como fuera del sector- y que son ampliamente conocidos por los medios son, sin duda, otro elemento que pesa en el ánimo de inversores internacionales en venir a Bolivia, preocupados, seguramente por al ausencia de Estado.

Lo grave: en 2013 se despilfarrar√°n otros mil millones de d√≥lares en subvenci√≥n de combustibles, porque a√ļn no deciden ponerle "cascabel al gato": confrontar √©ste c√≠rculo vicioso de una buena vez: dejar de tirar dinero en comprar diesel -o combustibles varios a precio internacional y venderlo a precio rebajado- y arrancar, m√°s bien, con el programa de industrializaci√≥n a escala de gas natural del que cada vez se sabe menos y hablan menos. El otro d√≠a un experto internacional pregunt√≥, en un evento t√©cnico, ¬Ņcu√°ndo habr√° agregaci√≥n de valor al gas boliviano? Nadie supo responder. Falta para ello una ley precisa, dinero espec√≠fico del Estado, alianzas internacionales y estabilidad.

Esos, entre otros, los grandes temas de 2013 que sin duda debería estar dedicado a hidrocarburos y dejar de perder más tiempo.

 

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Economía & Finanzas
Inversiones
Negocios