Rolando Kempff, habla de economía naranja y creatividad
Edición "Dat0s 220"
Por: Redacción Dat0s
Abril 2019

Es el flamante presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), con título en Economía de la Universidad Mayor de San Andres (UMSA) y estudios avanzados en la Argentina ha encontrado espacio entre sus actividades para dictar conferencias dentro y fuera de Bolivia. Es un apasionado por las letras, ha publicado tres libros sobre procesos de integración y desarrollo y escribe regularmente columnas de opinión para algunos medios de comunicación entre los que se incluye la revista dat0s. Tuvimos la oportunidad de hablar con él sobre los desafíos del sector empresarial; su visión frente a los nuevos tiempos de cambio que soplan en Bolivia y el mundo. Sus mensajes son orientadores en perspectiva con el modelo económico productivo aplicado por el Gobierno, pero además su aporte suma en la valoración del hombre, la economía naranja y el talento.

 

El pa√≠s ha ingresado en una din√°mica en la que la empresa privada podr√≠a comenzar a jugar un rol protag√≥nico con las llamadas Alianzas P√ļblico Privado App ¬Ņcree que se podr√≠a convertir este tipo de alianzas en un eje dinamizador de la econom√≠a en los pr√≥ximos a√Īos? Los empresarios han solicitado al Gobierno la necesidad de hacer un reajuste en el modelo econ√≥mico, haciendo m√°s atractiva a Bolivia para las inversiones del sector privado. Esta es una de las claves para el desarrollo en econom√≠as como Corea, China, Rusia, Paraguay o Chile donde la empresa privada trabaja fehacientemente generando trabajo y desarrollo. En los √ļltimos a√Īos hemos visto c√≥mo la potencia de la pol√≠tica fiscal y monetaria se ha perdido, lo que es una se√Īal clara de la necesidad de incluir al sector privado en los esquemas de planificaci√≥n y dise√Īo de pol√≠ticas econ√≥micas. Estos esquemas, que pueden ser las alianzas entre el sector P√ļblico y Privado (App), deben estar en un marco de gobernanza fuerte, con reglas claras sobre los alcances de cada sector y evidentemente determinando tambi√©n ciertos par√°metros de estabilidad fiscal y normativa laboral.

 

Mucho se habla de estas alianzas y de los compromisos que asuman ambos sectores en varios temas de impacto nacional. ¬ŅConsidera que la integraci√≥n ha sido postergada en varios aspectos y ahora ha llegado el tiempo de impulsar estos acuerdos? Evidentemente, resulta muy importante participar m√°s activamente con el Gobierno, la coyuntura nos ha llevado a entender la realidad. Aunque la burocracia tiene siempre la tentaci√≥n de creer que con solo el impulso estatal se puede construir un modelo de crecimiento sostenible, la realidad nos ha mostrado que para salir de los ciclos econ√≥micos decrecientes a lo largo de toda nuestra historia, es necesaria una vinculaci√≥n respetuosa entre el sector p√ļblico y privado.

 

¬ŅEn qu√© √°reas o sectores considera que se deban trabajar estas alianzas y c√≥mo? Debe ser en aquellos sectores donde el sector privado por s√≠ solo no intervendr√≠a o le ser√≠a muy caro o riesgoso. Los ejemplos a lo largo del mundo son la log√≠stica, la innovaci√≥n, la protecci√≥n de los derechos de propiedad y en algunos casos, la producci√≥n de materias primas o insumos claves para el desarrollo de actividades priorizadas por la sociedad. Tambi√©n las App deber√≠an estar en el sector minero, agr√≠cola y la tecnolog√≠a y la producci√≥n del talento humano.

 

Usted es un activo impulsor, por ejemplo, de la integraci√≥n mar√≠tima ¬Ņcree que se deber√≠an encontrar nuevas e imaginativas f√≥rmulas de buscar salidas al mar luego de lo que paso en La Haya? Por supuesto, despu√©s del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya corresponde meditar las acciones a seguir para definir el inter√©s nacional para salir a gravitar hacia el Oc√©ano Pac√≠fico y Atl√°ntico como un heartland sudamericano. Bolivia, tierra de contactos, no puede quedar marginada de las grandes corrientes integracionistas y de comunicaciones multimodales. La participaci√≥n de Bolivia en el proceso de integraci√≥n de la Cuenca del Plata es fundamental para coadyuvar la salida hacia el Atl√°ntico. Para ello, Bolivia deber√° garantizar la libre navegabilidad a trav√©s de la Hidrov√≠a Paraguay-Paran√° con el Tratado de la Cuenca del Plata. En este marco el Gobierno y los empresarios privados han firmado la alianza "Bolivia hacia el Oc√©ano Atl√°ntico" para materializar el nuevo Puerto Busch en corredor Man C√©sped, Santa Cruz con una inversi√≥n de 1.500 millones de d√≥lares.

 

¬ŅA su juicio cu√°les deber√≠an ser estas salidas? Al analizar la integraci√≥n f√≠sica y los corredores interoce√°nicos, vemos que lo m√°s importante es la conexi√≥n de la Hidrov√≠a Paraguay-Paran√° con Per√ļ y Chile. Bolivia tiene acceso hacia el Oc√©ano Pac√≠fico a trav√©s de los puertos de Matarani, Ilo, Miguel Grau en Per√ļ por el tratado de 1921.¬† En Chile, los puertos de Arica, Iquique y Antofagasta por el Tratado de 1904.

Por otro lado, además de Ilo y Puerto Busch tenemos otras opciones: La Hidrovía Mamoré-Madeira, por ejemplo, es una opción con gran potencial, no solo para Beni, sino para todo el occidente, ya que a través de esa vía se puede llegar a un mercado importante como es el brasilero, una buena parte de nuestras exportaciones no tradicionales tienen una relación valor agregado - peso muy favorable para pensar en el transporte aéreo. Sin embargo, para dinamizar esto hay que empezar a dotar a los aeropuertos de infraestructura necesaria para el manejo de carga, como son por ejemplo las cadenas de frío.

 

El empresariado ha comenzado a cambiar de piel. ¬ŅEst√° usted de acuerdo en trabajar codo a codo con el Gobierno para impulsar verdaderas pol√≠ticas de Estado que refuercen el concepto de Naci√≥n? Siempre hemos sostenido que el empresariado no hace pol√≠tica, pero creemos que es necesario estar incluidos en el dise√Īo de la pol√≠tica econ√≥mica. Ahora bien, eso se hace desde una perspectiva org√°nica e institucional, con una agenda nacional que incluya el desarrollo de todos los sectores. Creemos en la diplomacia empresarial que puede abrir puertas con los pa√≠ses vecinos, en especial despu√©s de La Haya.

 

De aqu√≠ a poco tendr√°n lugar las elecciones en Bolivia ¬ŅQu√© recomendaciones les har√≠a usted a los candidatos y en qu√© temas concretos? La discusi√≥n pol√≠tica ha eclipsado el debate econ√≥mico. Si bien no podemos negar que en los √ļltimos 13 a√Īos hubo avances importantes en lo pol√≠tico, social y econ√≥mico, es claro que este √ļltimo es uno de los √°mbitos en los que menores cambios estructurales hemos visto. La informalidad, la baja calidad del empleo, la falta de productividad, la falta de diversificaci√≥n e integraci√≥n con el mundo y la excesiva dependencia de los recursos naturales y el Estado siguen siendo caracter√≠sticas evidentes del qu√© hacer econ√≥mico con la incorporaci√≥n del sector privado de nuestro pa√≠s. El gran proceso de acumulaci√≥n que hemos vivido deber√≠a servirnos para lograr esta transformaci√≥n productiva, y es claro que el ciclo de bonanza que hemos vivido se ha acabado, por lo que estamos en un momento de inflexi√≥n en el que las decisiones que tomemos hoy repercutir√°n en los avances, estancamientos o retrocesos que veamos en los pr√≥ximos 30 a√Īos. Lo m√°s importante es trabajar en un nuevo modelo econ√≥mico con generaci√≥n de nuevos recursos, diversificando las exportaciones. Por ejemplo, el litio, el hierro del mut√ļn. Asimismo, poner √©nfasis en la econom√≠a naranja, que es el desarrollo del talento humano.

 

¬ŅCu√°les son las principales dificultades para el sector empresarial en la actualidad? La sobre regulaci√≥n que se hace por parte de algunas entidades y mandos medios del Estado, que se apoyan en normas que no responden a la actualidad econ√≥mica del pa√≠s. Las normas laborales y tributarias fueron creadas para momentos muy distintos a los de hoy, y esto ha repercutido en una serie de restricciones que evitan que las empresas privadas puedan crecer o incluso subsistir.

Por otro lado, la falta de reglas claras sobre los roles del sector privado y p√ļblico es tambi√©n un problema serio. En principio, la idea de un Estado que interviene en sectores estrat√©gicos es algo que hab√≠amos aceptado, ya que es coherente con el desarrollo nacional. Sin embargo, el concepto de "sector estrat√©gico" poco a poco se ha ido extendiendo a sectores donde la empresa privada operaba de forma efectiva y eficiente y ahora tiene que competir de forma asim√©trica con el Estado.

 

¬ŅCree que el empresariado nacional habla un solo idioma o hay divisi√≥n entre ustedes? Como en toda organizaci√≥n, existe al interior del empresariado visiones e intereses diferentes, adem√°s de la posibilidad de expresar estas diferencias, lo que es parte de una sana condici√≥n democr√°tica y al final las diferentes opiniones al interior del empresariado terminar√°n convergiendo con los principios empresariales: Libertad de empresa; Productividad; Desarrollo del Talento Humano; Coordinaci√≥n adecuada con el Gobierno para aspectos tributarios y salariales.

 

Qu√© opina de proyectos como el biodiesel (etanol), las centrales hidroel√©ctricas Rosita y otras ¬Ņson proyectos necesarios para el pa√≠s?

Cualquier proyecto que sirva para la creaci√≥n de empleo, facilite la inversi√≥n o mejore las condiciones para la producci√≥n es bueno, pero esto debe hacerse en un marco de equidad en las oportunidades y reglas transparentes. A esto √ļltimo hay que agregarle la necesaria sostenibilidad medio ambiental.

En el mundo son muy importantes los reservorios de agua y energía eléctrica que es la energía renovable del futuro.

 

En sus columnas de opini√≥n usted habla sobre varios temas actuales desde presupuesto general, dif√≠cil y otros ¬ŅQu√© es lo que m√°s le preocupa sobre el curso de la econom√≠a? Preservar los equilibrios macroecon√≥micos deber√≠a ser una de nuestras principales tareas. Hemos vivido un momento extraordinario, que nos ha permitido acumular reservas, ahorros y recursos en las Afp¬īs, as√≠ como reducciones importantes en la pobreza, en la falta de ocupaci√≥n y en algunas deficiencias de infraestructura que siempre hab√≠amos tenido. Se debe entender en un momento electoral, donde las presiones y los incentivos pol√≠ticos empujan en el sentido contrario a mantener una adecuada pol√≠tica en el gasto e inversi√≥n p√ļblica, que son elementos que repercuten de forma directa en otras variables econ√≥micas, como el d√©ficit comercial, d√©ficit fiscal, las reservas internacionales e incremento salarial.

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Economía & Finanzas
Artículos Relacionados:
Inversiones
Negocios