Baños públicos, dictadores y justicia
Marzo 2013

Pase mucho tiempo investigando el poder y las formas con las que la política se pervierte cuando está en manos de "los chicos malos". Me fascina la similitud de los regímenes dictatoriales y como se parecen entre sí, aunque los países en los que están gobernando son muy diferentes. Los líderes dictatoriales tienen las mismas formas de vestir; libre de imaginación y creatividad como si vistiéndose de forma tan aburrida quisieran demostrar que ellos están tan preocupados por los problemas mundiales que no piensan en su Outlook. La manera de hablar  de los dictadores coincide,  sus amenazas son idénticas. Sin importar las épocas históricas en las que fueron engendrados, los dictadores levantan el puño en alto y su mirada está dirigida allá, hacia algún lugar en el horizonte, insensible y fría para cualquier necesidad de su pueblo. Pocas cosas cambian y no hay nada nuevo bajo el cielo. Tantos estudios, programas de televisión, debates, discusiones, expertos en sociología y gurúes de bienestar y nada. Los dictadores siguen dictando el destino.

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Artículos Relacionados: