La vida no tiene reprís
Por: Zana Petkovic
Marzo 2012

La vida es hermosa. Ac√° o all√°, cada uno decide. Es el equilibrio entre el deseo de recibir y el miedo de perder.

La mayoría deja por un tiempo y otros cortan sus raíces y se trasladan en busca de mejores oportunidades. Dejan los pueblos que habitan las generaciones cansadas, hombres y mujeres vestidas de ropa usada, rostros tristes a frías e inhóspitas tierras.

Desde que Europa est√° en crisis, miles de j√≥venes abandonan Grecia. Lo mismo pasa en Italia y Espa√Īa. Muchos migran a los Estados Unidos todav√≠a anhelando el sue√Īo americano. Demasiada inseguridad ¬†los obliga a tomar su maleta e ir en busca de un futuro mejor. Que la gente siempre trata de encontrar algo mejor, ¬†confirma el caso de los alemanes.

A pesar de que actualmente est√°n en una posici√≥n mejor que otros europeos, cada a√Īo 100.000¬† alemanes abandona su pa√≠s. Son personas que van en b√ļsqueda de trabajo en otros lugares, mayormente porque no est√°n conformes con la vida "demasiado ordenada" en su pa√≠s. Factor com√ļn entre todos los que¬† emprenden la aventura de¬† "dejar¬† su tierra". Es el deseo de encontrar algo que no ten√≠an en casa. De todas maneras creo que es f√°cil para los alemanes, pues hay una gran diferencia entre: querer irse y tener que irse, o querer irse y no poder.

La vida no tiene repr√≠s dijo el preso so√Īando la libertad. Muy diferente es cuando la raz√≥n para irse no est√° en usted, sino alrededor.

Ac√°, donde vivimos, me temo que la palabra¬† futuro todav√≠a se escribe con letras min√ļsculas. La respuesta a la pregunta: ¬Ņqu√© nos trae el futuro?, no es universal. Cuanta gente, la mayor√≠a de ellos j√≥venes pregunta: ¬ŅTendr√© la oportunidad de demostrar que valgo, podr√© vivir una vida normal?¬† Es decir llenar mi canasta familiar con lo m√°s necesario sin temer de que me falte dinero al llegar a la caja, ¬Ņtendr√© trabajo seg√ļn he estudiado; condiciones necesarias para ¬†formar familia, llegar a la edad de vejez y contar con una jubilaci√≥n? Para ser m√°s precisa, creo que vivimos tiempos donde en nuestro pa√≠s muchos se deben preguntar: ¬Ņma√Īana volver√© a casa vivo? Los que se deciden cambiar de pa√≠s tienen algunas preguntas a√Īadidas: ¬ŅSi me voy perder√© mi primer amor, podr√© llegar a la tierra prometida, podr√© escaparme de mi misma cuando venga la nostalgia? ¬ŅMe sentir√© sola, aunque rodeada de gente, pues lo que para m√≠ es normal para ellos no lo es y viceversa?

¬ŅPodr√© soportar el ritmo entrecortado de la vida esperando los feriados para poder reunirme con los m√≠os? ¬ŅGastar√© la vida all√° en alg√ļn lugar con la esperanza que alg√ļn d√≠a volver√© con los ahorros y por fin podr√© ocuparme del √°rbol de cereza que est√° en el jard√≠n de la casa familiar y que nadie se atreve cortar en mi ausencia? ¬ŅPodre alg√ļn d√≠a olvidar que me fui en b√ļsqueda de la definici√≥n de una vida "normal"? Una vez me preguntaron si lo har√≠a igual, si pudiera nacer de nuevo y dije que s√≠ lo har√≠a de nuevo, pero esta vez volver√≠a antes.

Hoy es 8 de marzo, d√≠a de la mujer, escribo esta columna y pienso que hoy habr√° flores de pl√°stico, chocolates; ¬†tal vez pa√Īuelos de tela barata, regalos ef√≠meros que no quieren decir nada. Ma√Īana seguiremos con un ej√©rcito de j√≥venes sin empleo, v√≠ctimas de cr√≠menes, ante el peligro del consumo de drogas (legales o ilegales: eso no est√° muy claro todav√≠a, a la legalidad me refiero), violencia domestica, violencia en todos los sectores de la sociedad. Recuerdo la canci√≥n que dice: "una nube sin rostro con forma de miedo y amenaza est√° comenzando a cubrir los cielos...". ¬ŅQu√© har√°n cuando los descontentos comienzan a caminar, d√≥nde se esconder√°n cuando el sol enfr√≠e y la raz√≥n desaparezca?

Mientras camino por las calles de una ciudad ordenada y limpia en la √©poca de navidad, all√° en alg√ļn lugar europeo m√°s feliz que muchos otros, observando gente cargar regalos envueltos en papel de lujo, record√© la pobreza, la inseguridad, los miedos; suciedad y preocupaci√≥n que carga nuestra gente en Bolivia. Record√© los rostros de los bolivianos que en b√ļsqueda de una vida mejor viajan y soportan condiciones inhumanas esperando una vida mejor. Record√© a otros que no han podido salir del pa√≠s y se quedaron pacientemente soportando las condiciones dif√≠ciles de vida. Quisiera poder hablar de un futuro mejor para todos: un futuro donde no habr√° miedo de salir a las calles ocupadas de inseguridad y muerte, donde lo licito e il√≠cito tengan rostros muy claros, donde el bien y el mal no se mezclan como si fuera un helado de bajas calor√≠as. Me temo que irse de ac√° ser√° cada vez m√°s parecido a un s√≠ndrome de la enfermedad terminal porque un futuro incierto, agresivo, sin rostro, sin nombre, falso, ilegal y violento, reci√©n comienza.

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos