América se moviliza para aislar a Maduro
Por: El País
Agosto 2017
Fotografia: AFP

La crisis en Venezuela ha logrado algo impensable: la unión de casi todos los grandes países de América. En la lectura de una declaración inédita después de una reunión extraordinaria en Lima, 17 cancilleres, entre ellos los principales de la región, hablaron abiertamente de "dictadura" y acordaron "condenar la ruptura del orden democrático en Venezuela y no reconocer a la asamblea nacional constituyente por su carácter ilegítimo y su pleno respaldo a la Asamblea Nacional democráticamente electa". Esto es, estos países no reconocerán ninguna decisión tomada por la Constituyente, incluidos acuerdos económicos. El texto es durísimo, de clara condena a un régimen que creen dictatorial. "Condenamos la violación sistemática de los derechos humanos y las libertades fundamentales, la violencia, la represión y la persecución política y la falta de elecciones libres".

La cita, nada habitual y ajena a cualquier organismo oficial, se produjo con la mayor solemnidad, en el palacio de Torre Tagle, una espectacular casona colonial construida durante el virreinato que ahora es sede la canciller√≠a peruana. Cost√≥ muchas horas consensuar el texto, porque algunos pa√≠ses, en especial Per√ļ y Argentina, eran m√°s duros que otros. Pero al final fueron 16 puntos muy concretos y con consecuencias pol√≠ticas y sobre todo econ√≥micas: como explic√≥ el canciller mexicano, Luis Videgaray, el punto 4 -"los actos jur√≠dicos que conforme a la Constituci√≥n requieran autorizaci√≥n de la Asamblea Nacional solo ser√°n reconocidos cuando dicha Asamblea los haya aprobado"- implica que ninguna empresa de los pa√≠ses firmantes de la declaraci√≥n podr√° firmar un contrato con Venezuela o sellar un acuerdo de financiaci√≥n si este de alguna manera requiere el visado de la Asamblea Nacional que Maduro quiere vaciar de poder.

El m√°s duro fue el peruano Ricardo Luna, el anfitri√≥n: "Lo que tenemos en Venezuela es una dictadura. Esta situaci√≥n no tiene salida. Tenemos que actuar. Se ha roto el orden democr√°tico, es una situaci√≥n incompatible con la democracia en esta regi√≥n que tanto cost√≥ construir". Le sigui√≥ en dramatismo el brasile√Īo, Aloisio Nunes: "No podemos admitir un r√©gimen dictatorial entre nosotros. Promovemos el aislamiento diplom√°tico de un r√©gimen que castiga con el horror a su pueblo"

Los países más grandes de América se movilizan así para aislar al régimen de Nicolás Maduro. Estados Unidos ya ha lanzado su ofensiva individualmente, con sanciones económicas para altos funcionarios del chavismo. Los demás países grandes del continente -México, Brasil, Colombia, Canadá, Argentina- estaban ayer en Lima para meter más presión y tratar de frenar la escalada autoritaria. Hasta 17 países se encontraron en la capital peruana en una cita inédita convocada expresamente para coordinar posiciones frente a la crisis de Venezuela.

Ante en bloqueo de la Organizaci√≥n de Estados Americanos (OEA), donde no se ha logrado una votaci√≥n un√°nime sobre Venezuela, estos pa√≠ses se han adelantado con una cita de sus cancilleres que muestra la enorme gravedad de la crisis y el deseo de varios de responder de forma conjunta, algo poco frecuente en el continente. Este grupo, que dej√≥ claro que act√ļa ante las dificultades de encontrar un consenso en la OEA, seguir√° reuni√©ndose y est√° abierto a todos los que quieran entrar. La pr√≥xima cita ser√° en septiembre, en la asamblea general de la ONU en Nueva York. Como primera medida de emergencia se retrasar√° la cumbre UE-CELAC, que estaba prevista para octubre. La presencia de Venezuela en esa cita en plena tensi√≥n la hace inviable, seg√ļn estos pa√≠ses.

La cita sirvió para mostrar que Venezuela, ya suspendida del bloque de Mercosur la semana pasada, se enfrenta a un aislamiento casi total entre sus principales socios comerciales, dispuestos a elevar la presión día a día para frenar el proceso de la Asamblea Constituyente.
Maduro cuenta a√ļn con el apoyo de Bolivia, Ecuador, Cuba, El Salvador y Nicaragua, pero pr√°cticamente todos los dem√°s, sobre todo los principales pa√≠ses de la regi√≥n, no reconocen la constituyente y condenan la deriva del r√©gimen. Hasta ahora solo algunos se atrev√≠an a hablar abiertamente de dictadura. En Lima el t√©rmino se generaliz√≥, aunque no todos lo asumen y por eso no est√° en el comunicado final. Las negociaciones fueron largu√≠simas, m√°s de siete horas de reuni√≥n.

El anfitrión, el peruano Pedro Pablo Kuczynski, que pasó brevemente a saludar casi al final de la reunión, ha liderado el rechazo a Maduro y amenaza incluso con romper relaciones diplomáticas. Ya retiró a su embajador en marzo. El objetivo de la cita, explicó, es buscar "un entendimiento para que el Gobierno actual suelte a los presos políticos y cierre esta Asamblea Constituyente ilegal". El argentino Mauricio Macri ha dejado atrás la diplomacia y ya responsabiliza al presidente venezolano por los muertos en las calles: "Qué difícil debe ser irse a dormir con tantas muertes sobre tu cabeza. Qué duro, Maduro", dijo mirando a la cámara cuando una periodista le preguntó qué le diría si lo tuviera delante.

Socios comerciales

Maduro, que dirigi√≥ durante siete a√Īos la diplomacia chavista como canciller, insiste en que no le preocupa el rechazo internacional. Pero lo cierto es que en Lima, reunidos para condenar su deriva, estaban casi todos los principales socios comerciales de Venezuela, sobre todo Brasil, Argentina, Colombia y M√©xico. EE UU, que domina el comercio con el pa√≠s caribe√Īo, ha endurecido su posici√≥n, y entre los grandes socios ya solo le queda el apoyo de China. Ninguno de los pa√≠ses latinoamericanos que reconocen la Constituyente est√° en las primeras posiciones de la tabla de negocios con Venezuela. 43 pa√≠ses en todo el mundo rechazan la nueva Asamblea, y solo ocho la reconocen, entre ellos Rusia, Ir√°n y China.

La condena del Papa fue un golpe duro. La ONU tambi√©n ha sido tajante. Algunos pa√≠ses, como Chile, est√°n abriendo las puertas de sus embajadas en Caracas para quienes quieran solicitar asilo. El aislamiento es creciente y 10 aerol√≠neas ya han decidido dejar de viajar al pa√≠s. A√ļn no hay consenso para aplicar la Carta Democr√°tica en la OEA como sucedi√≥ en Mercosur, pero la presi√≥n es enorme. Ese es el mensaje de la reuni√≥n de Lima. La respuesta est√° ahora en manos de Caracas.

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Mundo
Artículos Relacionados:
Crimen & Drogas
Medio Ambiente