Bolivia revisa en Madrid la memoria que llevará a La Haya contra Chile
Por: El País
Enero 2014

El país andino tiene el objetivo de llegar a un acuerdo por el que Santiago le otorgue un acceso soberano al Océano Pacífico

El Consejo Marítimo de Bolivia revisa, en Madrid, los detalles de la memoria que presentará el próximo abril ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya para sustentar la demanda contra Chile en busca de una salida soberana sobre la costa del Pacífico.

Bolivia ha solicitado a la CIJ un fallo que obligue a Chile a negociar de buena fe y de forma efectiva con El país

Esta nación quedó encerrada entre la cordillera de Los Andes y los llanos amazónicos tras la guerra del Pacífico en 1879 -que el gobierno boliviano califica como una invasión y ocupación militar de parte de Chile- y sufrió la mutilación de 120.000 kilómetros cuadrados de territorio y una costa sobre el Pacífico de 400 kilómetros, ahora bajo soberanía chilena.

"El desarrollo económico y social de Bolivia ha sufrido durante más de un siglo por causa del enclaustramiento", menciona la solicitud presentada el pasado año por el gobierno ante la CIJ, que aceptó el pedido boliviano y dispuso que el país demandante presente una memoria de la controversia hasta el 17 de abril de 2014, tras lo cual Chile tendrá hasta el 18 de febrero de 2015 para la réplica.

El presidente Evo Morales destacó la importancia de esta reunión en la capital española, en una rueda de prensa este martes en La Paz, al revelar que el Consejo Marítimo cuenta con el asesoramiento de tres equipos de expertos, que contribuyen con su pericia a la elaboración de la memoria.

"Nunca quería decirlo, pero les digo: tenemos tres equipos de trabajo para no equivocarnos", declaró Morales. "Los equipos tienen que revisar la documentación en la parte histórica, económica y jurídica" a fin de que todos los contenidos se adecuen a los procedimientos ante los tribunales internacionales.

El Agente de Bolivia ante la CIJ, el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé, junto al canciller David Choquehuanca, los ministros de Defensa, Rubén Saavedra, del Interior, Carlos Romero, de Lucha contra la Corrupción, Nardy Suxo, el procurador general, Hugo Montero, y el diputado oficialista Héctor Arce forman parte de la comitiva oficial que analizará en detalle el alegato boliviano.

El asunto marítimo es de alta prioridad en la agenda de relaciones exteriores de Bolivia. Así se ha señalado en la reunión de evaluación de cinco días que sostuvieron en La Paz todos los embajadores y cónsules bolivianos con el canciller Choquehuanca y con el presidente Morales.

Los otros temas importantes de la agenda diplomática boliviana son la Cumbre del G 77+ China, convocada para junio de 2014 en Santa Cruz; la hoja de coca y la lucha contra el narcotráfico; las elecciones generales y la votación en el exterior; además de un mayor acercamiento boliviano hacia todos los países con los que mantiene relaciones diplomáticas o comerciales y la ampliación de servicios consulares a favor de los bolivianos residentes en el exterior, según los medios locales.

"Sin duda, Bolivia va a afrontar una lucha durísima en La Haya", expresa el ex canciller y embajador Armando Loaiza, que ha percibido cómo el orgullo chileno ha sido herido por la decisión del presidente Morales de optar por una demanda ante el Tribunal de La Haya y dejar de lado las prolongadas e infructíferas negociaciones con la diplomacia chilena.

Chile espera el 27 de enero el fallo de la CIJ en la demanda planteada por Perú, y ya tiene otra, la boliviana, que atender en el futuro inmediato.

Morales ha lamentado que ni la electa presidenta Michelle Bachelet en su primera gestión ni el saliente Jefe de Estado Sebastián Piñera hayan tenido propuestas concretas para solucionar la demanda boliviana.

"Hemos caído en una trampa de la política chilena", admitió Morales que mantiene su decisión de continuar con la demanda en La Haya. La diplomacia y el gobierno de Chile han insistido en que la solicitud boliviana ante la justicia internacional entorpece y obstaculiza el diálogo bilateral.

"El diálogo siempre estará abierto pero sin suspender la demanda que tenemos ante el tribunal de La Haya", asegura Morales que, en la primera gestión presidencial de Bachelet, acordó una agenda de trece puntos, uno de los cuales está referido a la demanda marítima.

La fallida agenda de trece puntos forma parte de un largo historial desde 1895 a la fecha de ilusiones y desilusiones, de esperanzas y desengaños que ha acentuado el anhelo de la ciudadanía boliviana a considerar como un derecho irrenunciable el volver a las costas del Pacífico.

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Mundo
Artículos Relacionados:
Crimen & Drogas
Medio Ambiente