Dilma Rousseff: "La visión que se divulga sobre Venezuela es irresponsable"
Por: BBC Mundo
Agosto 2017
Fotografia: Getty Images

Ha pasado casi un año desde que el proceso de impeachment iniciado contra la entonces presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, la obligó a dejar el cargo, acusada de manipular las cuentas gubernamentales de forma ilegal. Pero no por eso ha guardado silencio.

En una entrevista con la BBC, le exmandataria dijo que la visión que se divulga en Occidente sobre Venezuela es irresponsable, que el tratamiento que da la prensa internacional a ese país es "absurdo" y que de esa manera se puede crear un gran conflicto armado en la región, "como hicieron en Irak y Afganistán".

Desde que Rousseff salió del poder, su mentor político, el expresidente Luz Inácio Lula da Silva, fue condenado hace un mes a 10 años de prisión por otro caso de corrupción y lavado de dinero. Y semanas atrás, Michel Temer, quien sucedió a Rousseff en el cargo y a quien ella acusa de "traidor", se salvó de ser enjuiciado en la Cámara de Diputados.

Con este escenario a la vista, la expresidenta decidió hablar con la corresponsal de la BBC en Brasil, Katy Watson, no sólo sobre la turbulenta situación política en casa sino también en su país vecino y antiguo aliado político: la Venezuela de Nicolás Maduro.

"Occidente es irresponsable con Venezuela"

En medio de la actual crisis en Venezuela, que en los últimos cuatro meses de protestas contra el gobierno ha dejado más de 100 personas muertas en las calles, el líder del Partido de los Trabajadores brasileño (PT), Gleisi Hoffmann, - al que pertenecen Rousseff y Lula- señaló que la organización partidaria apoyaba a Maduro en contra de la "violencia ofensiva de la derecha".

Lula también ha mostrado su apoyo al gobierno socialista en el pasado.

Y Rousseff no es categórica en su condena hacia el gobierno de Venezuela, como sí lo han sido otros líderes de la región en las últimas semanas.

"Maduro está gobernando Venezuela en circunstancias extremas. Lo que necesitamos es una manera de salir adelante sin derramamiento de sangre", dijo.

Sin embargo, admite que Maduro no tiene la misma estatura política del fallecido líder Hugo Chávez.

"Creo que Hugo Chávez fue un gran líder que tuvo la suerte de estar en el poder durante la época en que los precios del petróleo estaban altos", le dijo Rousseff a la BBC.

"Cuando los precios comenzaron a caer, no solo fue Venezuela la nación que lo sintió. Y la situación comenzó a volverse muy difícil", agregó la exmandataria.

Aquí Rousseff criticó la visión que se divulga en Occidente sobre el país, la que calificó de "irresponsable", y consideró también que el tratamiento que la prensa internacional da a Venezuela "es absurdo".

"Van a crear, asícomo hicieron en Irak y Afganistán, pueden crear aquí en América Latina, después de 140 años de paz, pueden crear un gran conflicto armado", aseveró.

Y añadió: "Y no se trata de seguir discutiendo. Porque la oposición tampoco es perfecta".

¿Recuerdan a Saddam Hussein?

¿Entonces, no se puede culpar a Maduro por la actual crisis en Venezuela?, le preguntó la corresponsal de la BBC.

"Yo no voy a culpar solo a Maduro. Lo que hay es un conflicto", indicó Rousseff.

"¿Usted recuerda lo que hicieron con Saddam Hussein? Lo mataron de la forma más brutal posible. Cuando lo hicieron, todos los monstruos quedaron al descubierto, se abrió una caja de Pandora. ¿De dónde salió Estado Islámico? Salió del hecho de que Estados Unidos pensó que tenía una posición democrática allí. Y no era así", añadió.

El pasado 5 de agosto, el bloque económico de países sudamericanos, Mercosur, suspendió indefinidamente a Venezuela hasta que la democracia en el país sea restablecida. Para Rousseff, la comunidad internacional -especialmente Brasil- tiene mucho por responder.

"Brasil no tiene el derecho de hablar sobre la cláusula democrática en Mercosur. La situación en Brasil no es la misma que en Venezuela, pero sí hubo un golpe de Estado. Al menos, en Venezuela, ellos llegaron al poder mediante el voto", señaló Rousseff.

Golpe de Estado en curso

El 31 de agosto de 2016, el Senado de Brasil destituyó a Rousseff de su cargo de presidenta por "manejos ilegales en las cuentas gubernamentales".

Para Rousseff, ese hecho solo fue una fase de un proceso mucho más amplio.

"No crea que eso empezó y finalizó el día en que me sacaron de la oficina. Comenzó el día en que ellos (los rivales políticos) se dieron cuenta que no iban a llegar al poder mediante elecciones democráticas. Es decir, la democracia no era viable desde su punto de vista", le dijo a la BBC.

Para Rousseff la condena de su antecesor, el expresidente Lula da Silva, es otro movimiento dentro de ese plan de maniobras políticas.

Más allá de la sentencia de 10 años de prisión en su contra, Lula se perfila como candidato del PT y se mantiene al frente de las encuestas de cara a las elecciones del próximo año.

"El primer capítulo fue el golpe de Estado en mi contra. Pero hay un segundo capítulo, que es evitar que Lula se convierta en candidato presidencial", agregó.

Pero, ¿no es hora que la escena política de Brasil reciba sangre nueva?

"¿Cómo sabemos que Brasil necesita un nuevo líder y un nuevo cambio? ¿Y desde cuándo es 'nuevo' necesariamente 'bueno'? Nuevo podría ser Hitler. No hay garantías. ¿Por qué la gente reconoce lo que hizo Lula? Porque bajo su gobierno vivía mejor", afirma.

Ante la pregunta de si en su destitución influyó el hecho de que fuera mujer, su respuesta es clara:

"¿Usted me pregunta si hubo un componente de machismo o misoginia? Sí. No fue la principal razón, eso no lo puedo afirmar, pero sí fue un elemento que se unió a todos los demás"

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Mundo
Artículos Relacionados:
Crimen & Drogas
Medio Ambiente