EE.UU. duplica los arrestos de inmigrantes indocumentados sin antecedentes
Por: El País
Abril 2017
Fotografia: Reuters

Los primeros meses de presidencia de Donald Trump han confirmado en cifras su amenaza de deportar a cualquier inmigrante indocumentado. Entre finales de enero y mediados de marzo, las detenciones de inmigrantes en Estados Unidos crecieron un 32,6% respecto al mismo periodo del año anterior. Y entre los extranjeros sin antecedentes delictivos, los arrestos se duplicaron, según estadísticas oficiales obtenidas por el diario The Washington Post.

Trump ha descrito como demasiado tolerante la política migratoria de Barack Obama y ha tomado pasos para romper con el enfoque del anterior gobierno, que se centró en las deportaciones de los inmigrantes que habían cometido delitos graves. Tras ganar las elecciones de noviembre, el republicano dijo que priorizaría la expulsión de indocumentados con antecedentes -habló de la salida de entre dos y tres millones de personas- y que después ya vería qué sucedía con el resto de 11 millones de sin papeles que se calcula hay en EE UU.

El presidente firmó en febrero un decreto que abría la puerta a deportaciones a gran escala al "limitar extremadamente" las excepciones a las expulsiones y dar mucho más poder los agentes de inmigración, que pueden detener a alguien por una "sospecha razonable", lo cual dispara el riesgo de abusos discriminatorios. Desde entonces, se ha extendido el temor entre la comunidad latina y varias ciudades progresistas han anunciado que su policía no cooperará con el Gobierno federal en las deportaciones.

El miedo crece pero la realidad, por ahora, es que algunas cifras siguen por debajo que las que había durante la presidencia de Obama. El demócrata fue apodado despectivamente el "deportador en jefe" en los círculos migratorios al ser el mandatario que más indocumentados (unos 2,9 millones) expulsó de EE UU.

Entre el 20 de enero, el día en que Trump tomó posesión, y el 31 de marzo, fueron detenidos 21.362 inmigrantes (5.441 sin antecedentes delictivos), por encima de los 16.104 arrestos del mismo periodo de 2016, según las estadísticas. La cifra es superior a la de 2015 (18.031 arrestos) pero inferior a la de 2014 (29.238). Entre enero y marzo de 2014, se detuvieron a más inmigrantes sin antecedentes que al inicio del mandato de Trump.

El incremento de las detenciones no ha alterado por ahora el número de deportaciones. Las expulsiones entre enero y marzo cayeron un 1,2% respecto al año anterior. Según el Post, han crecido las expulsiones de personas sin antecedentes, lo que alimenta el temor de la comunidad migratoria de que cualquier puede ser el blanco de la policía.

Los arrestos crecieron especialmente en las oficinas de ICE, la agencia encargada de detener a indocumentados, en Nueva York, Boston y Atlanta. Grupos de activistas advierten de que la política de miedo ha desplomado las llamadas a la policía por parte de inmigrantes que podrían comunicar un suceso, como un asalto sexual.

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Artículos Relacionados:
Crimen & Drogas
Medio Ambiente