El Papa revisa su posici贸n sobre pederastia en Chile y anuncia investigaci贸n
Por: El Pa铆s
Enero 2018
Fotografia: La Rep煤blica

El viaje del Papa a Chile y Per煤 a mediados de enero dej贸 un sabor agridulce en el Vaticano. La etapa chilena, a priori poco exigente diplom谩ticamente, qued贸 empa帽ada por las acusaciones de encubrimiento de abusos contra el obispo chileno Juan Barros, a quien el Pont铆fice defendi贸 en茅rgicamente y permiti贸 asistir en primera fila a todos sus actos. Ante las quejas de las v铆ctimas y al ser interrogado a bocajarro por un periodista, el Papa exigi贸 "pruebas" a los denunciantes. Hasta el momento, dijo, solo hab铆a "calumnias". La respuesta fue muy cr铆ticada, especialmente desde una ins贸lita carta del cardenal estadounidense Sean O'Malley, encargado de la comisi贸n del Vaticano que trata de erradicar los abusos a menores, afe谩ndole el comentario. En el vuelo de vuelta, Francisco pidi贸 perd贸n a las v铆ctimas por haber usado la palabra "pruebas", pero la sustituy贸 por "evidencias" e insisti贸 en la inocencia de Barros. Este martes, sin embargo, la Santa Sede ha modificado su posici贸n y ha anunciado que enviar谩 a un investigador para "escuchar a quienes han manifestado la voluntad de dar a conocer elementos que poseen".

El Papa no recibi贸 en su visita a Chile a las v铆ctimas que denuncian a Barros. Por eso, cuando le escucharon pedir "evidencias", le recordaron que no hab铆a tenido ocasi贸n de aport谩rselas. El malestar, en el pa铆s de la regi贸n donde la Iglesia cat贸lica es m谩s d茅bil sigui贸 tras su marcha.聽 Por eso ahora el Pont铆fice ha ordenado que sea el arzobispo de Malta, Charles J. Scicluna, quien se desplace a Santiago de Chile para escuchar alguna novedad sobre Barros, actual obispo de Osorno, en el sur del pa铆s. Nombrado por Francisco en marzo de 2015, las v铆ctimas le acusan de haber encubierto los abusos del ex p谩rroco de El Bosque, Fernando Karadima, un sacerdote influyente de una iglesia de la clase alta de Santiago de Chile, que atac贸 durante a帽os al menos a cuatro j贸venes de familias conservadoras, seg煤n reconoci贸 la Justicia civil y la eclesi谩stica.

Barros siempre lo ha negado. Pero una de las v铆ctimas, Juan Carlos Cruz, funcionario de una multinacional norteamericana, detall贸 que el obispo se encontraba a su lado cuando Karadima lo abusaba. Cuando escuch贸 lo de las "pruebas", respondi贸 en Twitter: "Como si uno hubiese podido sacarse una selfie mientras Karadima me abusaba con Juan Barros parado al lado vi茅ndolo todo".

Charles J. Scicluna es arzobispo de Malta y presidente del Colegio para el examen de los recursos en la Sesi贸n Ordinaria de la Congregaci贸n para la Doctrina de la Fe. Una suerte de fiscal encargado de investigar los delicta gravatoria: los cr铆menes de la Iglesa considerados m谩s graves y cometidos contra la eucarist铆a, el secreto de confesi贸n o los abusos a menores. En 2005, el Papa Benedicto XVI le encarg贸 que recogiera las declaraciones sobre el fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, que fueron cruciales en destapar el caso.

El jesuita Felipe Berr铆os, en una reciente entrevista con EL PAIS, explicaba que "el Papa tiene raz贸n en que a Barros nunca se le ha hecho ninguna acusaci贸n sobre abuso sexual". "Pero Barros por muchos a帽os fue secretario cercano de Karadima, que no solo era un abusador, sino que estaba ligado a la dictadura, al poder dentro de la Iglesia, al clasismo. Por lo tanto, Barros no puede decir que nunca supo nada de lo que pasaba, no es cre铆ble. Y si fuera verdad que nunca supo nada durante todos los a帽os en que fue brazo derecho de Karadima, significa que no tiene la capacidad b谩sica de ser obispo: alguien que no se da cuenta de nada", indicaba el religioso antes de la visita de Francisco a Chile.

Una carta difundida a comienzos de enero, con fecha 31 de enero de 2015, da cuenta de que el Papa sab铆a de la resistencia que generaba el nombramiento de Barros y las acusaciones en su contra. En la misiva dirigida al Comit茅 Permanente de la Conferencia Episcopal chilena, relataba las frustradas gestiones para apartarlo y ofrecerle un a帽o sab谩tico: "Comprendo lo que me dicen y soy consciente de que la situaci贸n de la Iglesia de Chile es dif铆cil debido a todas las pruebas que han tenido que soportar". Francisco, sin embargo, no solo le entreg贸 el obispado, sino que en octubre de 2015 lo defendi贸 p煤blicamente en un pol茅mico v铆deo filmando por feligreses chilenos en Roma: "Osorno sufre por tonta", dijo el Papa en referencia a las protestas de los ciudadanos por el arribo de Barros a la ciudad. Atribuy贸 los reclamos a manipulaciones pol铆ticas y se帽al贸 que las 煤nicas acusaciones contra el obispo estaban "desacreditadas".

Los esfuerzos del Francisco por luchar contra los abusos sexuales en la Iglesia cat贸lica avanzan de forma muy lenta. Su intenci贸n, como se帽alan siempre las v铆ctimas, fue honesta. Pero fen贸menos como la par谩lisis de la comisi贸n que cre贸 en 2014 para trabajar para prevenir casos en el futuro y en la que incluy贸 a dos v铆ctimas es un ejemplo de ello. De hecho, ambas v铆ctimas -Peter Saunders y Marie Collins- dimitieron al no ver ning煤n resultado y denunciaron p煤blicamente que el 贸rgano, por unos motivos u otros, no era capaz de ejecutar las anunciadas reformas. Collins, s铆mbolo de la lucha de las v铆ctimas de abusos por parte de la Iglesia, se ha mostrado muy cr铆tica tambi茅n con el episodio de Chile.

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Mundo
Artículos Relacionados:
Crimen & Drogas
Medio Ambiente