Las penurias que atraviesan los venezolanos durante corte de electricidad
Por: BBC Mundo
Marzo 2019
Fotografia: AFP

Ricardo tiene 49 a√Īos y vive con su esposa en el norte de Maracaibo, una de las ciudades m√°s afectadas por el apag√≥n en Venezuela que comenz√≥ el jueves.

La noche del s√°bado es la tercera que atraviesan sin luz.

"Los venezolanos hemos aprendido a ir sorteando todas las cosas que se nos van presentando, pero esto ha sido bastante fuerte", le dice a BBC Mundo por teléfono (que pudo recargar en el auto).

Cuando comenzó el apagón, que afecta a casi la totalidad del país, "estaba en mi trabajo, pensamos que era un simple bajón de electricidad, uno de los miles que hay a cada rato", cuenta.

Pero esta vez fue distinto.

 

¬ŅPor qu√© se cort√≥ la luz?

Venezuela contin√ļa a oscuras desde el pasado jueves por problemas en la central hidroel√©ctrica del embalse de Guri, en el sureste del pa√≠s, una de las m√°s grandes de Am√©rica Latina.

Desde el gobierno dijeron desde un principio que este apagón se trataba de un "sabotaje".

El presidente Maduro afirmó el sábado que las subestaciones eléctricas habían sido atacadas con "el apoyo y la asistencia de Estados Unidos".

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional, y l√≠der de la oposici√≥n, Juan Guaid√≥, asegur√≥ que los apagones son el resultado de a√Īos de poca inversi√≥n.

El secretario ejecutivo de la Federaci√≥n de Trabajadores de la Industria El√©ctrica de Venezuela, Al√≠ Brice√Īo, explic√≥ que el problema el√©ctrico se origin√≥ porque "hubo un incendio de vegetaci√≥n (en la zona de la central hidroel√©ctrica) que hizo que salieran de funcionamiento las 3 l√≠neas de 765 kW, 2 por el calentamiento y la otra por sobrecarga", le dijo Brice√Īo al diario El Nacional de Venezuela.

Y, seg√ļn cuenta, no hay personal con conocimiento t√©cnico para restablecer el suministro r√°pidamente.

Venezuela depende de su vasta infraestructura hidroel√©ctrica, en lugar de sus reservas de petr√≥leo, para su suministro el√©ctrico nacional. Pero d√©cadas de subinversi√≥n han da√Īado las principales represas, y los apagones espor√°dicos son comunes.

 

Cuestión de vida o muerte

El viernes, algunos hospitales vieron escenas caóticas cuando los familiares intentaron trasladar a los pacientes en la oscuridad a otras instalaciones médicas con generadores de energía de emergencia.

En el Hospital Universitario de Caracas, Marielsi Aray, paciente de 25 a√Īos, muri√≥ luego de que su respirador dej√≥ de funcionar.

"Los m√©dicos trataron de ayudarla bombeando manualmente, hicieron todo lo que pudieron, pero sin electricidad, ¬Ņqu√© iban a hacer?", dijo su t√≠o Jos√© Lugo.

Los generadores en un hospital de ni√Īos de Caracas fallaron y el personal trabaj√≥ durante la noche usando sus tel√©fonos m√≥viles para la luz, seg√ļn informaron medios locales.

Mientras tanto, este sábado miles de personas salieron a protestar en todo el país en reclamo del restablecimiento del servicio.

La b√ļsqueda del hielo

Maracaibo est√° ubicada en el noroeste de Venezuela, a orillas del mar Caribe y su temperatura supera en marzo los 35 grados.

Ricardo cuenta que empezó a preocuparse el viernes porque "esto ya no era de los apagones normales".

"Me empecé a preocupar por los alimentos de la nevera, así que decidimos buscar las cavas (neveras portátiles). Vamos a buscar hielo para refrigerar, dije. Ahí empezó la odisea", cuenta.

Primero se enfrentó a las largas fila para pagar en los supermercados en los que pudo encontrar hielo, y que cuentan con generadores eléctricos.

El corte de electricidad afecta también a los puntos de venta, los sistemas electrónicos para pagar con tarjeta, a los cajeros automáticos, al servicio de internet y al suministro de agua, porque las bombas de los tanques de los edificios necesitan energía.

Pero si tienes efectivo y más si cuentas con dólares, conseguir hielo es un poco más fácil, coincide Miguel, un contador que también vive en Maracaibo.

Y el hielo no solo es esencial para conservar alimentos sino también para algunas medicinas, como la insulina, que la necesitan los enfermos de diabetes para sobrevivir.

Una bolsa de hielo de unos 4 kilos se puede llegar a pagar hasta US$10, dice Miguel a BBC Mundo, en un pa√≠s donde el salario m√≠nimo en Venezuela es de US$5,45, seg√ļn estimaciones del economista y diputado venezolano Jos√© Guerra.

Ricardo cuenta que el viernes pudo comprar dos bolsas a US$4, pero que el s√°bado no encontr√≥ por ning√ļn lado.

Mientras el hielo se derrite, con su familia ya armó un plan para salir el domingo a buscar más (ofreciendo dólares).

¬ŅY cu√°ndo se acabe el hielo?, le pregunto.

"No s√©. Ni idea. Cocinar todo lo que podamos y lo que se da√Īe habr√° que botarlo".

"No hay esperanzas. No sabemos nada, no nos dicen nada. Cada quien se empieza a preparar por si esto se prolonga por m√°s tiempo", dice resignado.

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Mundo
Artículos Relacionados:
Crimen & Drogas
Medio Ambiente