Lava Jato: Eike Batista, de brillante empresario a prófugo
Por: El Comercio
Enero 2017
Fotografia: FOLHA DE SAO PAULO

La policía de Brasil allanó el jueves el domicilio de Eike Batista en Rio de Janeiro, bajo una orden de captura por sospechas de lavado de dinero que no pudo cumplir porque quien fuera uno de los hombres más ricos del mundo está fuera del país.

La operación se desprende del caso Lava Jato ("lavadero de autos") sobre sobornos pagados por grandes constructoras a partidos y políticos para hacerse con contratos en la estatal Petrobras.

En esta ocasión, la policía tiene nueve órdenes de captura, seis de ellas contra personas que ya están detenidas por causas anexas, como el ex gobernador de Rio Sergio Cabral (2007-2014) y dos de sus asistentes, indicaron la Fiscalía y la Policía Federal.

Entre las personas con captura recomendada figura el abogado Fl√°vio Godinho, uno de los vicepresidentes del club de f√ļtbol Flamengo, el m√°s popular del pa√≠s.

La causa est√° relacionada con cr√≠menes de blanqueo en obras p√ļblicas en Rio de Janeiro, por unos 100 millones de d√≥lares remitidos al exterior.

Los sospechosos también deberán responder a acusaciones de corrupción activa o pasiva y de pertenencia a una organización criminal.

--- Blanqueo "sofisticado y reiterado" ---

Seg√ļn la Fiscal√≠a, Batista es sospechoso de haber pagado sobornos por 16,5 millones de d√≥lares en 2010 a Cabral, por una operaci√≥n que en realidad nunca habr√≠a existido de compra y venta de una mina de oro.

Esa suma fue girada "mediante una cuenta Golden Rock del banco TAG Bank de Panamá" para la empresa Arcadia Asociados, que "recibió los valores ilícitos en una cuenta en Uruguay, a nombre de terceros pero a disposición de Sergio Cabral", precisa el informe.

El abogado del empresario minero y petrolero indicó que su cliente se encontraba en el exterior, pero que regresaría para entregarse.

"Estamos en contacto con la Polic√≠a federal y con el Ministerio P√ļblico federal y su intenci√≥n es cooperar con esos √≥rganos, como siempre lo hizo, y regresar lo m√°s r√°pido posible" a¬†Brasil, declar√≥ el abogado, Fernando Martins.

La Policía Federal advirtió en una rueda de prensa que, de no hacerlo en un brevísimo plazo, Batista sería considerado "prófugo" y se pediría su captura internacional.

"Eike Batista, de manera sofisticada y reiterada, utiliza la disimulaci√≥n de negocios jur√≠dicos para pagar y ocultar valores il√≠citos, lo que demuestra la necesidad de su encarcelamiento para garantizar el orden p√ļblico", afirma el comunicado de los fiscales.

--- Apogeo y derrumbe de Batista ---

Eike Batista, de 60 a√Īos, es hijo de Eliezer Batista, un ex ministro de Energ√≠a y ex presidente de la antigua estatal Vale do R√≠o Doce, privatizada en 1998 y ahora llamada solamente Vale, el empresario naci√≥ en cuna de oro pero el dinero que hered√≥ lo multiplic√≥ en forma exponencial al punto de amasar unos 30.000 millones de d√≥lares.

Mediante inversiones de riesgo y gracias a relaciones políticas, Batista creció en el mundo de los negocios desde 1982, cuando fundó el Grupo EBX, que operaba en minería, petróleo, diamantes, energía, logística y hasta en la industria del entretenimiento.

A inicios de la d√©cada de 1990 ampli√≥ sus actividades a Chile, Per√ļ, Ecuador, Colombia, Venezuela, Nicaragua, Estados Unidos, Canad√°, Congo, Grecia, Rep√ļblica Checa, Rusia y Australia, pero sin perder de vista sus operaciones en¬†Brasil.

Sus negocios se expandieron en la primera d√©cada de este siglo, cuando el Gobierno de Luiz In√°cio Lula da Silva, actualmente reo en cinco procesos por presunta corrupci√≥n, apost√≥ en el desarrollo del sector petrolero brasile√Īo.

En 2012 fue incluido entre las diez personas más ricas del mundo por la revista Forbes, que le atribuyó una fortuna de casi 30.000 millones de dólares, cuya tercera parte habría ganado solo durante 2009.

En esa √©poca don√≥ 13 millones de d√≥lares a la campa√Īa para la promoci√≥n de R√≠o de Janeiro como sede de los Juegos Ol√≠mpicos de 2016, que finalmente la ciudad obtuvo con un firme apoyo pol√≠tico del Gobierno de Lula.

Batista adquirió entonces el tradicional hotel Gloria y la marina que serviría de sede a las competiciones olímpicas de vela, pero en 2010 el empresario que parecía convertir todo en oro comenzó a caer en desgracia, lo que analistas del mercado atribuyeron al descontrol en que habían caído sus inversiones.

Ello lo llevó a declarar en quiebra algunas de sus empresas, a vender otras y a abandonar muchas obras para los Juegos Olímpicos que habían sido adjudicadas a sus empresas.

También se deshizo de muchos de sus lujos, como el Lamborghini Aventador LP700-4 que usaba solo como objeto decorativo en la enorme sala de su casa y que vendió por un millón de dólares.

La Gran Corte de Justicia de las Islas Caimán bloqueó esta semana bienes por valor de 63 millones de dólares de Batista, a pedido de fondos que habían invertido en sus negocios petroleros.

La operaci√≥n Lava Jato, impulsada desde Curitiba por el juez de primera instancia Sergio Moro, ya llev√≥ a la c√°rcel a decenas de empresarios y pol√≠ticos de partidos de casi todo el espectro brasile√Īo.

Un n√ļmero que podr√≠a acrecentarse considerablemente cuando la corte suprema valide las "delaciones premiadas" de 77 exejecutivos de la constructora Odebrecht, una de las principales implicadas en el esc√°ndalo de las licitaciones fraudulentas en Petrobras.

Ese proceso debía concluir en febrero, pero sufrirá retrasos debido a la muerte la semana pasada del juez a cargo de los expedientes, Teori Zavascki, que viajaba en una avioneta que se estrelló en las costa.

El a√Īo pasado, tras un prolongado ostracismo, Batista se present√≥ voluntariamente a la justicia para colaborar con las investigaciones sobre la corrupci√≥n en la estatal Petrobras, que afectan a decenas de pol√≠ticos y empresas del sector privado.

En su declaraci√≥n, confes√≥ haber colaborado en forma fraudulenta con algunas campa√Īas electorales, mediante "donaciones" que no eran declaradas a las autoridades fiscales y correspond√≠an a comisiones acordadas por la adjudicaci√≥n de contratos con empresas p√ļblicas.

Entre esas campa√Īas, Batista cit√≥ la que llev√≥ a la reelecci√≥n de la expresidente Dilma Rousseff en 2014, que est√° bajo investigaci√≥n en la justicia electoral por sospechas de diversos fraudes.

Fuente: AFP

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Mundo
Artículos Relacionados:
Crimen & Drogas
Medio Ambiente