MERCOSUR impulsa su reactivación
Por: Deutsche Welle
Diciembre 2014

En una de sus cumbres más políticas de los últimos tiempos, Mercosur buscó profundizar su integración como bloque subregional, para superar los efectos de la crisis del petróleo y frenar la caída del comercio intrazona.

La 47 cumbre de jefes de Estado del Mercosur, celebrada en la ciudad argentina de Paraná, estuvo marcada por el anuncio de la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba luego de más de 50 años de bloqueo a la isla, que fue aplaudida por los presidentes de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner; Brasil, Dilma Rousseff; Bolivia, Evo Morales; Paraguay, Horacio Cartes; Uruguay, José Mujica; y Venezuela, Nicolás Maduro.

El ingreso pleno de Bolivia, para el que se necesita aún la ratificación parlamentaria de Paraguay y Brasil, recibió un fuerte impulso político, con el deseo de que pueda concretarse en el primer semestre de 2015, durante la presidencia pro témpore que asumió ahora Brasil, de manos de Argentina.

Mirando hacia la Unión Aduanera Euroasiática

El Mercosur mira mientras tanto hacia la Unión Aduanera Euroasiática liderada por Rusia, con la que firmará a partir de enero un memorando de cooperación, y otros países como Líbano y Túnez en busca de mercados para ubicar su producción, a la espera de una oferta de la Unión Europea para iniciar la fase final de las negociaciones de un tratado de libre comercio y un acercamiento con la Alianza del Pacífico.

Fernández de Kirchner resaltó que "es imposible integrarse al mundo si no se está integrado regionalmente". Destacó los avances de la integración regional, logrados no sin "dificultades o diferencias", y reconoció que los bloques regionales "no pueden ser un obstáculo para integrarse al mundo".

Rousseff exhortó por su parte a "duplicar la apuesta a la integración regional" para enfrentar la crisis del precio del petróleo. "Va a afectar a nuestras economías, en forma diferencial, pero nos va a afectar", advirtió, en una preocupación compartida por sus pares.

Las diferencias comerciales entre Argentina y Brasil, los principales socios, sobrevolaron la cumbre pero no se informó oficialmente sobre algún avance.

Fortalecer el Fondo para la Convergencia Estructural

Fue una reunión del núcleo central del Mercosur, sin la presencia de los presidentes de los Estados asociados Chile, Colombia, Ecuador y Perú. Tampoco asistieron a la jornada previa los ministros de Economía, por lo que la cita tuvo un fuerte carácter político que incluyó un documento oficial que manifestó el "profundo rechazo" del Mercosur a la ley aprobada por el Congreso estadounidense que sanciona a funcionarios venezolanos.

Se avanzó en el debate de medidas para profundizar la integración productiva y adecuar normas fitosanitarias para facilitar el comercio intrazona. Si bien el Mercosur multiplicó varias veces su intercambio comercial desde la firma en 1991 del Tratado de Asunción, hay ahora una marcada preocupación porque las exportaciones a los Estados miembro se redujeron de un 16 por ciento en 2010 a un 13 por ciento este año del total de las ventas externas, de acuerdo a cifras oficiales.

Los países del Mercosur renovaron en tanto su compromiso para atender a las asimetrías de sus economías a través del fortalecimiento del Fondo para la Convergencia Estructural (FOCEM). El canciller argentino, Héctor Timerman, destacó, a la hora de realizar un resumen del semestre, la aprobación de la matrícula Mercosur para todos los vehículos de los países miembro. "Este logro significará ver millones de vehículos circulando como un símbolo concreto de un proceso de integración", subrayó. En ese sentido, expresó su deseo que durante la presidencia de Brasil del bloque se apruebe el documento de viaje provisorio del Mercosur, mientras se avanza en la creación de una "ciudadanía mercosuriana".

Despedida a Mujica

La cumbre cerró con una serie de documentos en los que, además de rechazar las sanciones de Washington a Venezuela, se expresa el respaldo a la Argentina en su litigio con los fondos especulativos de inversión y en su reclamo de soberanía de las islas Malvinas.

La cita en Paraná fue la despedida de Mujica del Mercosur, ya que el 1 de marzo entregará el poder en Uruguay a su sucesor, Tabaré Vázquez. "Quiero manifestar mi alegría y mi privilegio de haberlo conocido", destacó Roussef, quien transmitió su "enorme agradecimiento por haber contado con su colaboración". "Escuchar a nuestro hermano presidente Pepe Mujica es toda una norma, una lección ética", declaró por su parte Morales, mientras todo el pleno aplaudía de pie al político. "Estaremos juntos o estaremos vencidos. Es una torpeza que no lo entendamos", se despidió Mujica.

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Mundo
Artículos Relacionados:
Crimen & Drogas
Medio Ambiente