Cuba se convierte en la amante ideal de Occidente
Por: Redacción dat0s
Julio 2015

Cuando el presidente francés, François Hollande, desembarcó en Cuba, llevaba más gestos simbólicos a la isla que los propios norteamericanos. Hollande era el primer jefe europeo en llegar a Cuba en tres décadas. Allí se reunió con el líder de la revolución Fidel Castro y como era de esperar, defendió que se hubieran levantado las sanciones impuestas por los Estados Unidos desde 1962.

Mientras la visita del líder europeo transcurría reposadamente, ejecutivos franceses que aterrizaron en La Habana se movilizaron tras de los bastidores para cerrar acuerdos comerciales en la isla de 11 millones de habitantes, población semejante a la de Bolivia. Este parece ser apenas el comienzo de un movimiento de atracción de empresarios sedientos para explorar sectores tan incipientes en Cuba como el de las telecomunicaciones. En abril, cuando La Habana inició conversaciones para un acuerdo bilateral con la Unión Europea UE, empresarios británicos cerraron negocios por un valor de US $400 millones con los cubanos. Representantes de otros países como Japón y Rusia han anunciado que se están preparando para realizar viajes de negocios a la isla gobernada por los hermanos Castro por más de 50 años consecutivos.

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Mundo
Artículos Relacionados:
Crimen & Drogas
Medio Ambiente
Actualidad