Datanálisis: 70% de los venezolanos ve "muy mal" al país y está dispuesto a votar el 8D
Por: Prensa Empresate
Noviembre 2013

Nicolás Maduro pierde el capital político que heredó de Hugo Chávez. Durante su primeros 30 días de Gobierno solo tres de cada 10 ciudadanos (31,8%) tenían una percepción negativa sobre la situación del país. Seis meses después siete de cada 10 ciudadanos (72,6%) la evalúan negativamente.

Según la última encuesta de Datanálisis entre quienes evalúan positivamente la situación solo 0,9% considera que es "muy buena", mientras 8,9% indica que es "buena" y 16,9% se inclina por definirla como "regular hacia buena".

La pérdida de 40,8 puntos porcentuales en la valoración positiva que hacen los ciudadanos del país y de 25,9 puntos en la valoración positiva de la situación personal impactan en la evaluación que los ciudadanos realizan de la gestión del Presidente de la República.

Un mes antes de que Maduro fuera proclamado por el CNE como Jefe del Estado 44,7% de los ciudadanos valoraba positivamente su gestión como Presidente encargado. En ese periodo 42% de los venezolanos calificaba negativamente su desempeño supliendo la ausencia del Comandante Chávez mientras 12% prefería no expresar opinión sobre este tema.

Los últimos 12 meses han resultados perjudiciales para la imagen del organismo comicial. En el mes de octubre del año 2012, después de la reelección de Hugo Chávez como Presidente, 67,9% de los ciudadanos evalúa positivamente la gestión del CNE por el país. Hoy en día, solo lo evalúan positivamente 45,5% de los electores, una pérdida de 22,9 puntos porcentuales de valoración positiva.

No obstante, a pesar de las críticas al árbitro siete de cada 10 electores están "muy dispuestos" a participar en los comicios municipales".

Si se analiza la percepción de los ciudadanos por auto definición política quienes mejor valoran el entorno del país son aquellos que se identifican con el Ejecutivo Nacional. 42,5% de quienes se auto definen como oficialistas consideran positiva la situación de Venezuela, al igual que 14% de los No alineados políticamente (Ni-Ni) y 4% de los opositores. La mayoría de los oficialistas (57,1%) cree que la situación del país es negativa. Los otros dos segmentos de la población abrumadoramente califican con desesperanzas el entorno: Para 85% de los Ni-Ni la situación es negativa, opinión que comparten 96% de quienes se auto definen como opositores.

No obstante, cuando se indaga en la percepción de los ciudadanos con relación a su situación personal los resultados muestran un panorama distinto; al punto que 56% de los ciudadanos consideran positiva su situación personal en la actualidad. Al analizarlo por auto definición política 76,9% de quienes se dicen oficialistas califican como provechoso su día a día. Esta opinión es compartida por 48% de los independientes y 40% de los opositores.

¿Cómo se puede explicar esta evidente contradicción entre la evaluación del país y la situación personal?. Las mediciones en la última década reflejan que el venezolano siempre evalúa mejor su entorno personal que la situación del país; no obstante, los resultados históricos también reflejan una disminución estadísticamente significativa en la forma en que los ciudadanos evalúa su situación en la actualidad.

Durante los primeros 30 días del Gobierno de Maduro 81,9% de los ciudadanos valoraban positivamente su día a día. Seis meses después la cifra cae hasta 56%, una pérdida de 25,9 puntos porcentuales.

A 35 días de las elecciones municipales continúa deteriorándose la confianza que despierta el Consejo Nacional Electoral (CNE) en los ciudadanos.

Según la última encuesta de Datanálisis, 60% de los electores desconfían del organismo comicial. Este grupo se compone de quienes aseguran no tener "ninguna confianza" en el CNE que representan a 31,8% de la población y 28,4% que indican que el Poder Electoral les despierta "poca confianza".

Por otra parte, 38% asegura fiarse del árbitro. Al valorar la calidad de la confianza que despierta el CNE la encuesta de Datanálisis refleja que el organismo apenas genera "mucha confianza" a 11,5% de la población mientras 26,8% asegura que le produce "confianza".

Por auto definición política el segmento oficialista sigue manteniendo (como en otras áreas evaluadas en la encuesta) una opinión totalmente distinta a la del resto de los venezolanos, sin importar si éstos se definen como opositores o no.

El oficialista es el único segmento que confía plenamente en el CNE. Según Datanálisis 82,5% de quienes apoyan a la revolución bolivariana sienten confianza en el organismo comicial, una percepción que solo experimentan 22% de los independientes y 3,4% de los opositores.

El comportamiento de Maduro como Presidente ha provocado que 54,9% de los ciudadanos califique como perjudicial su gestión en este momento, lo que se traduce en un aumento estadísticamente significativo de 11,7 puntos porcentuales de valoración negativa.

Por otra parte, quienes valoran positivamente su trabajo y pasaron de 44,7% en el mes de marzo de 2013 hasta 55,2% después de la proclamación de Maduro como Presidente, hoy en día solo representan 40,9% de la población, una pérdida, estadísticamente significativa de 14 puntos porcentuales desde que asumió el control del Palacio de Miraflores. Si antes de la elección 12% de los ciudadanos prefería no opinar sobre el desempeño de Maduro, ahora la cifra se ubica en apenas 4%.

Si se analiza la valoración positiva de la gestión de Maduro y la "calidad" de esta evaluación destaca que apenas 6% de los población cree que su desempeño es "muy bueno", mientras 17,6% lo califica como "bueno". En el segmento "positivo" también se incluye a quienes califican el desempeño de Maduro de "regular hacia bueno", este grupo representa a 17,2% de la población.

La evaluación de Maduro por autodefinición política marca una diferencia notable entre la percepción que tienen los ciudadanos que se califican como oficialistas del resto de los venezolanos.

Para 86% de quienes se identifican con la Revolución Bolivariana la gestión es Maduro es positiva. Esta opinión es compartida solo por 24,8% de los Ni-Ni y por apenas 3,4% de quienes se califican como opositores. Los principales críticos del desempeño presidencial son los opositores: 95,3% rechaza su trabajo desde Miraflores. No obstante, también lo critican los independientes: 66% de los cuestiona su gestión como Presidente de la República.

Según Datanálisis 35% de los venezolanos se definen como pro-oficialistas, 29,3% se identifican como opositores y 32,6% como Ni-ni.

La encuesta de Datanálisis se realizó del 23 de septiembre al 2 de octubre, consistió en 1.300 entrevistas en hogares. La selección muestral para personas naturales de los segmentos A-B, CX, D y E fue aleatoria y estratificada por sexo, estrato socio económico y región. El estudio tiene un error muestral de +/- 2,66% y un nivel de confianza de 95%.

En el caso de la desconfianza, los independientes mayoritariamente consideran que no pueden fiarse del árbitro. Hasta 74% de quienes rechazan calificarse como opositores u oficialistas marcan distancia del CNE. Un sentimiento similar experimentan quienes adversan abiertamente a la Revolución Bolivariana. 96% de los opositores desconfían del árbitro. En el caso del oficialismo, apenas 16% de los chavistas cree que existen razones para no confían en Poder Electoral.

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Mundo
Artículos Relacionados:
Crimen & Drogas
Medio Ambiente
Actualidad