Occidente se arroga el derecho a intervenir en otros pa铆ses
Por: Roberto Savio - Red Tercer Mundo
Mayo 2015

La Organizaci贸n del Tratado del Atl谩ntico Norte (OTAN) perdi贸 su raz贸n de ser tras el fin de la Guerra Fr铆a, pero la mantuvo en vida la guerra contra Serbia (1999) y ahora se ha convertido en el brazo armado de Occidente y ejecutora de sus guerras.

El "Occidente" es un concepto que prosper贸 durante la Guerra Fr铆a (1947-1991). El Este personificaba el mal contra el que todos los pa铆ses democr谩ticos -l茅ase Occidente- estaban llamados a combatir.

Recuerdo mi discusi贸n en 1982 con Elliot Abrams, subsecretario de Estado durante la administraci贸n estadounidense de Ronald Reagan. Abrams sostuvo que en ese momento de la historia, su pa铆s encarnaba el aut茅ntico Occidente, mientras Europa era un aliado titubeante que, llegado el caso, no estar铆a dispuesto a participar en una guerra contra la ya extinta Uni贸n Sovi茅tica.

Cuando trat茅 de explicarle que la denominaci贸n Oriente-Occidente se remonta a la 茅poca romana, mucho antes de que existiera Estados Unidos, me interrumpi贸 para afirmar que el concepto contempor谩neo de Occidente abarcaba a los que estaban en contra del imperio sovi茅tico, y Estados Unidos era el 煤nico poder capaz de liderarlos.

La presidencia de Reagan (1981-1989) cambi贸 el curso de la historia, al colocarse contra el multilateralismo, la Organizaci贸n de las Naciones Unidas (ONU) y cualquier acci贸n contraria a los intereses fundamentales de Estados Unidos.

El hecho de que el "destino manifiesto" de Estados Unidos lo convert铆a en el portavoz de la humanidad y la ocurrencia de que Dios era estadounidense, fueron las bases de la ret贸rica de Reagan. En una declaraci贸n delirante, lleg贸 al extremo de afirmar que Estados Unidos era el 煤nico pa铆s democr谩tico del mundo.

Despu茅s del fin de la Guerra Fr铆a, el presidente George W. Bush (2001-2009) retom贸 la ret贸rica de Reagan. Declar贸 que 茅l era presidente porque Dios as铆 lo hab铆a querido y justific贸 la necesidad de su intervenci贸n en Iraq, pese a la probada falsedad de su denuncia sobre la posesi贸n de armas de destrucci贸n masiva por parte del dictador Saddam Hussein.

De esta manera, Bush tuvo una responsabilidad indirecta en la creaci贸n del grupo radical Estado Isl谩mico (EI).

Todo esto comienza en Iraq. El primer gobernador impuesto tras la invasi贸n de Estados Unidos en 2003, fue el teniente general Jay Garner, quien no dur贸 mucho tiempo porque sus ideas acerca de c贸mo reconstruir Iraq se consideraron demasiado indulgentes. Fue sustituido por el diplom谩tico Paul Bremer.

Bremer tom贸 dos decisiones fatales: eliminar el ej茅rcito iraqu铆, y expulsar de la administraci贸n p煤blica a todos los miembros del Partido Baath, que lideraba Saddam, en el poder desde 1979 hasta la invasi贸n. As铆 dej贸 a miles de oficiales y funcionarios sin trabajo y descontentos, y una administraci贸n muy ineficiente.

Ahora se sabe que la mente detr谩s de la creaci贸n del EI fue Samir al Abed Khlifawi, coronel de los servicios secretos de la Fuerza A茅rea iraqu铆.

Los detalles de c贸mo Khlifawi plane贸 la ocupaci贸n de una parte de Iraq y de Siria, han sido divulgados por聽Der Spiegel. El semanario alem谩n logr贸 acceder a los documentos encontrados despu茅s de su muerte, que revelan una organizaci贸n fan谩tica, pero a la vez fr铆a y calculadora.

Despu茅s de la invasi贸n de Iraq, Khlifawi fue capturado por los estadounidenses. En la prisi贸n estableci贸 relaciones con otros oficiales iraqu铆es, todos ellos sun铆es, y comenz贸 a planificar la creaci贸n del EI, que ahora cuenta con numerosos exoficiales del ej茅rcito iraqu铆 en sus filas. Sin la fat铆dica decisi贸n de Bremer, Khlifawi probablemente habr铆a continuado en el ej茅rcito iraqu铆.

Tambi茅n hay que recordar tras la cesaci贸n de la Guerra Fr铆a, la Organizaci贸n del Tratado del Atl谩ntico Norte (OTAN) perdi贸 su raz贸n de ser. Hubiese sido l贸gica su disoluci贸n, pero la mantuvo en vida la guerra contra Serbia (1999) y ahora est谩 convertida en el brazo armado de Occidente y ejecutora de sus guerras.

Seg煤n el informe "Los costos de las guerras", elaborado por acad茅micos del聽del Instituto de Estudios Internacionales Watson, de la estadounidense Universidad Brown, el terrible costo de la invasi贸n iraqu铆 fue de 2,2 billones (millones de millones) de d贸lares en el per铆odo 2003-2013, por no hablar de los 190.000 muertos.

Al a帽adir Afganist谩n, se llega a la asombrosa cantidad de cuatro billones de d贸lares.

Si hubiese reflexionado despu茅s de esa experiencia, Europa habr铆a desistido de invadir pa铆ses 谩rabes y de agravar su dif铆cil balance financiero.

Sin embargo, Europa contin煤a empe帽ada en lograr la desestabilizaci贸n del r茅gimen de Bashar al Assad en Siria, lo que ha provocado la expansi贸n de la militancia yahadista, 220.000 muertos y cinco millones de refugiados.

En el caso de Libia, Europa intervino por insistencia del presidente franc茅s, Fran莽ois Hollande, y del primer ministro brit谩nico, David Cameron, ambos movidos por razones electorales, con el objetivo de eliminar a Muammar Gadafi, y despu茅s abandonar el pa铆s a su suerte.

Por alguna raz贸n, Europa siempre camina detr谩s de Estados Unidos, sin mayor an谩lisis de los problemas. El caso de Ucrania es el 煤ltimo de estos episodios de sonambulismo.

Ucrania fue invitada a unirse a la Uni贸n Europea (UE) y a la OTAN, provocando al paranoico presidente de Rusia, Vladimir Putin, que cuenta con el apoyo casi un谩nime de su pueblo, para que act煤e firmemente y resista al cerco que Occidente est谩 tendiendo en torno a las fronteras de la ex rep煤blica sovi茅tica.

Un gran problema es que la mayor parte de los europeos desconoce el mundo 谩rabe.

Hace unos d铆as, la polic铆a italiana desmantel贸 una c茅lula yihadista en la ciudad de B茅rgamo. Uno de los arrestados era un im谩n. Sin embargo, ninguno de los medios de informaci贸n que hab铆an denunciado una amenaza isl谩mica que inclu铆a la planificaci贸n de ataques contra el Vaticano, se tom贸 el trabajo de indagar a cu谩l versi贸n del Islam pertenec铆a el religioso.

El im谩n predicaba de acuerdo con la versi贸n m谩s fundamentalista del Islam, el wahabismo, originado en el siglo XVIII, que es el credo oficial en Arabia Saudita.

Esa visi贸n religiosa es semejante a la adoptada por el EI, aunque eso no significa igualar terrorismo y wahabismo. Se puede decir que, aunque todos los terroristas sean wahab铆es, no todos los wahab铆es son terroristas.

Arabia Saudita ya ha gastado 87.000 millones de d贸lares en la promoci贸n del wahabismo fuera del reino, financiando la fundaci贸n de 1.500 mezquitas, todas con predicadores wahab铆es.

Junto con otros pa铆ses del Golfo, contin煤a destinando alrededor de 3.000 millones de d贸lares anuales para financiar grupos yihadistas en Siria. Esto ha convertido a Al Assad en un aliado t谩ctico obligado para Occidente, que ha terminado por aceptar su premisa: mejor nosotros que el caos.

Ahora el debate es qu茅 hacer en Libia y la OTAN est谩 considerando varias opciones militares. Por suerte, en esta ocasi贸n el presidente estadounidense, Barack Obama, no quiere intervenir militarmente.

Sin embargo, los 28 pa铆ses de la UE, que raras veces se ponen de acuerdo, debaten en funci贸n de sus propios intereses nacionales, por lo que no se puede descartar una intervenci贸n militar.

Mientras tanto, diariamente miles de refugiados buscan cruzar el mar Mediterr谩neo para alcanzar Europa. Se estima que ya han muerto m谩s de 20.000 personas en el intento. La dram谩tica situaci贸n termina por fortalecer el apoyo popular a los partidos xen贸fobos europeos, cuya estrategia se basa en la explotaci贸n del miedo y el rechazo a los inmigrantes.

En realidad, para seguir siendo competitiva, Europa necesita el ingreso de 20 millones de personas, seg煤n proyecciones de la ONU. Lamentablemente, esto es por ahora pol铆ticamente imposible.

Roberto Savio, fundador de la agencia de noticias Inter Press Service (IPS) y editor de Other News.

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Mundo
Artículos Relacionados:
Crimen & Drogas
Medio Ambiente
Actualidad