2017, uno de los tres años más calurosos de la historia
Edición "dat0s 206"
Por: Redacción Dat0s
Diciembre 2017

De enero a septiembre de 2017, se ha registrado una temperatura media global de 1,1ºC por encima de los niveles preindustriales. Por qué hay que actuar ya contra el cambio climático

El dato produce escalofríos en el planeta entero, pese a estar hablando de calor: 2017 podría convertirse "de forma muy probable" en uno de los tres años más cálidos jamás registrados a nivel mundial. La pregunta que hay que hacerse es de dónde sale el dato que se ha convertido en una preocupación mundial en todas las partes del planeta que no inmuto al presidente de los Estados Unidos que decidió retirarse de los acuerdos de las potencias mundiales consideradas super responsables de la emisión de tóxicos que no pueden ser reabsorbidos y acaban generando extraños cambios que afectan a la humanidad en su conjunto.

Las grandes corporaciones han decidido trabajar para evitar mayores daños a la capa de la tierra y dispuestos a enfrentarlo están desarrollando industrias amigables para el medio ambiente.

La Organización de Metereologia Mundial (OMM) coincidiendo con la Conferencia de Naciones Unidas contra el cambio climático que se desarrolló en Bonn Alemania, ha recordado los efectos visibles de este aumento de las temperaturas: "Hemos sido testigos de fenómenos meteorológicos extraordinarios, temperaturas que han llegado a +50 °C en Asia, huracanes sin precedentes en el Caribe y en el Atlántico que han llegado hasta Irlanda, devastadoras inundaciones monzónicas", ha señalado el portavoz de la OMM. Según él estos episodios son "señales reveladoras" del cambio climático generado por el aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero resultantes de nuestro modo de vida. Estos son los datos que usted debe saber para conocer el estado del clima mundial, aunque según los expertos la temperatura no es el único factor sobre el que preocuparse.

 

La extensión del hielo marino en el Ártico

El máximo anual de la extensión de hielo marino en esta zona alcanzó a principios de marzo uno de los cinco valores más bajos observados por satélite desde 1979.

 

¿Y en la Antártida?

Tampoco está allí la cosa para tirar cohetes. La extensión mínima anual a principios de marzo fue la más reducida jamás registrada.

 

El nivel de los océanos

Sigue subiendo. El fenómeno, que se pensaba que era gradual, parece acelerarse: el nivel de los mares ha crecido entre un 25 y un 30% más rápido de 2004 a 2015 que durante el periodo 1993-2004

 

La acidificación de los océanos

El océano absorbe hasta un 30% de las emisiones anuales de dióxido de carbono (CO2) de origen antropógeno que se encuentra en la atmósfera, lo que contribuye a mitigar los efectos del cambio climático en el planeta. No obstante, esto tiene un alto costo ecológico ya que el CO2 absorbido modifica los niveles de acidez del océano. Esta acidificación repercute directamente en la salud de los arrecifes de coral y en la supervivencia y calcificación de diversos organismos esenciales. Todo esto tiene efectos en cadena dentro de la red alimentaria y repercute en la acuicultura y en las economías con litoral.

Los gases de efecto invernadero

La tasa de aumento del CO2 de 2015 a 2016 fue la más alta jamás registrada: de 3,3 partes por millón/año, lo que supuso que la concentración de CO2 alcanzara las 403,3 partes por millón. Las cifras correspondientes a la media mundial de 2017 no estarán disponibles hasta finales de 2018.

 

Harvey, Irma, María y Ophelia

Son los cuatro huracanes que han impactado en el Atlántico Norte en los últimos meses. Islas arrasadas, cientos de miles de personas afectadas e incalculables daños materiales son las consecuencias de una temporada ciclónica particularmente intensa. Los expertos de la OMM han llegado a la conclusión de que, si bien no existen pruebas que demuestren claramente que el cambio climático influya en la mayor o menor frecuencia de los huracanes, es probable que sí sea el causante de que las precipitaciones sean más intensas y de que el actual aumento de nivel del mar acreciente los efectos de las mareas de tempestad.

 

Sufrimos fuertes lluvias, inundaciones y deslizamientos de tierra

Las lluvias excepcionalmente intensas han provocado deslizamientos en Sudáfrica y Colombia, con más de 500 y al menos 273 muertos respectivamente, y las fuertes inundaciones dejaron más de 1.200 víctimas mortales en India, Bangladesh y Nepal, y 75 en Perú. Esa foto se corresponde con el deslizamiento de tierra que hubo en Freetown (Sierra Leona) que, en agosto, causó la muerte a más de 500 personas

 

El abanico ha funcionado como nunca

En varias zonas del sur de Europa, África oriental y la parte asiática de Rusia se han sufrido en 2017 "temperaturas máximas sin precedentes". En California se dio el verano más caluroso del que se tenga registro.

 

Viendo arder el monte

El calor extremo y la sequía contribuyen a que se hayan producido múltiples y destructivos incendios forestales. Chile, Australia, Nueva Zelanda, Portugal, España, Croacia, Italia, Francia, Estados Unidos son algunos de los países que han sufrido incendios que han dejado decenas de víctimas mortales.

¿Qué se puede hacer?

Como ha dicho Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático... Ya no tenemos el lujo del tiempo. Debemos actuar ahora. Aquí es donde empezamos

 

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Mundo
Crimen & Drogas
Actualidad