Alguien dijo y dijimos esta bien
Julio 2015

Alguien dijo que mejor no se leyera la Biblia en las escuelas...la Biblia dice no matar√°s, no robar√°s, amar√°s a tu pr√≥jimo como a ti mismo. Y dijimos que estaba bien. Luego el Dr. Benjam√≠n Spock dijo que no deb√≠amos pegarles a nuestros hijos cuando se portan mal porque sus peque√Īas personalidades se truncar√≠an y podr√≠amos lastimar su autoestima (el hijo del Dr. Spock se suicid√≥). Dijimos que los expertos saben lo que est√°n diciendo. Y dijimos que estaba bien. Luego alguien dijo que los maestros y directores de los colegios no deber√≠an disciplinar a nuestros hijos cuando se portan mal. Los administradores de las escuelas dijeron que m√°s val√≠a que ning√ļn miembro de la facultad de las escuelas tocara a ning√ļn estudiante que se porte mal porque no queremos publicidad negativa y que nos vayan a demandar (hay una gran diferencia entre disciplinar, tocar, golpear, cachetear, humillar, patear, etc.). Y dijimos que estaba bien.

Luego alguien dijo, dejemos que nuestras hijas aborten si quieren, y ni siquiera tienen que decirles a sus padres. Y dijimos que estaba bien. Luego uno de los consejeros de administraci√≥n de las escuelas dijo: ya que los muchachos siempre van a ser muchachos y de todos modos lo van a hacer, d√©mosle a nuestros hijos todos los condones que quieran para que puedan divertirse al m√°ximo y no tenemos que decirle a sus padres que se los dimos en la escuela. Y dijimos que estaba bien. Luego algunos de nuestros principales funcionarios p√ļblicos dijeron que no importa lo que hacemos en privado mientras cumplamos con nuestro trabajo. Estuvimos de acuerdo con ellos y dijimos, no me importa lo que hagan, incluyendo el presidente, en su vida privada mientras yo tenga un trabajo y la econom√≠a est√© bien.

Luego alguien dijo vamos a imprimir revistas con fotograf√≠as de mujeres desnudas y decir que esto es una apreciaci√≥n sana y realista de la belleza del cuerpo femenino. Y dijimos que estaba bien. Y luego alguien public√≥ fotograf√≠as de ni√Īos desnudos, llev√°ndola a√ļn m√°s all√° cuando las coloc√≥ en Internet. Y dijimos que estaba bien, tienen derecho a su libertad de expresi√≥n. Luego la industria de las diversiones dijo, hagamos shows por televisi√≥n y pel√≠culas que promuevan lo profano, la violencia y el sexo il√≠cito. Grabemos m√ļsica que estimule violaciones, drogas,¬† suicidios y temas sat√°nicos. Y dijimos, no es m√°s que diversi√≥n, no tiene efectos negativos, de todos modos nadie lo toma enserio, as√≠ que adelante. Ahora nos preguntamos: ¬Ņpor qu√© nuestros ni√Īos no tienen conciencia, por qu√© no saben distinguir entre el bien y el mal, y por qu√© no les preocupa matar a desconocidos, a sus compa√Īeros de escuela, o a ellos mismos? Probablemente, si lo pensamos bien y despacio, encontraremos la respuesta. Creo que tiene mucho que ver con "lo que sembramos es lo que recogemos".

Es curioso c√≥mo la gente simplemente manda a Dios a la basura y luego se pregunta porqu√© el mundo est√° en proceso de destrucci√≥n. Es curioso ver c√≥mo creemos lo que dicen los peri√≥dicos, pero cuestionamos lo que dice la Biblia. Es curioso c√≥mo se mandan "chistes" por la red y se riegan r√°pido como p√≥lvora, pero cuando empiezas a mandar mensajes del Se√Īor, la gente lo piensa dos veces antes de compartirlos. Es curioso c√≥mo hay art√≠culos lujuriosos, crudos, vulgares y obscenos que circulan libremente por el ciberespacio, pero la discusi√≥n de Dios en p√ļblico se suprime en las escuelas, los espacios de trabajo y a veces hasta en el hogar. Es curioso ver c√≥mo nos preocupa m√°s lo que piensan los dem√°s de nosotros que lo que Dios piensa de nosotros.

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Opinion
Personajes
Corresponsales
El hambre no importa 
Por: Martín Caparrós / The New York Times
La morgue itinerante 
Por: Jorge Zepeda Patterson / El País
Elecciones en Brasil: el autoritario vs. el preso vs. el m√≠stico 
Por: Vanessa Barbara / The New York Times
Cuando el periodismo se vuelve mitolog√≠a 
Por: Jorge Carrión / The New York Times