Mirada profunda: Teorías de complot
Edición "Dat0s 182"
Por: Zana Petkovic
Septiembre 2015

No estoy muy segura si la harina de quinua en combinación con el queso de cabra, traído desde las montañas de sur de Serbia, dará el resultado óptimo. Mi madre me alienta recordando la excelente mezcla que dio en otros casos.

Desde la pantalla de televisión llega la imagen de un actor que habla de soledad. Vivir en soledad demuestra nuestra capacidad de tomar la vida por las astas y llevar hacia las alturas máximas nuestra creatividad, describe su teoría, bastante avejentado pero todavía con mucho brillo en sus ojos grises, uno de los iconos de cine europeo.

Mi madre no ve mucha televisión. No aprueba las teorías de soledad. Dice que le asustan los discursos políticos que lo único que infunden es miedo e inseguridad.  "Cuando en realidad debería ser lo contrario", dice."El mundo está al revés", sigue ella. Suena como una frase de alguna  teoría de complot.

Al parecer el mundo además de muchas otras divisiones tiene una relacionada a las teorías de complot. Varios estudios sobre este tema aseguran que se trata de la inclinación natural del ser humano que se activa bajo ciertas circunstancias. Este estudio es de los científicos de la Universidad de Ámsterdam. Uno de los puntos más importantes de esta teoría fue la revelación del porcentaje de seres humanos en el planeta que creen en las teorías de complot. Desde platos voladores y alienígenos hasta hombres reptiles que dominan el mundo y las ondas electromagnéticas que influyen en el pensamiento humano. A cualquiera de estas teorías de complot, que uno adopta como creencia, resulta siendo ni más ni menos que la falta de control de su propia vida.

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Opinion
Artículos Relacionados:
Personajes
Corresponsales
Para qué sirve protestar 
Por: Vanessa Barbara / The New York Times
«Creemos que las RRSS son gratis, pero estamos pagando con nuestra información» 
Por: ABC
La lección del doctor Fajardo 
Por: Martín Caparrós/ The New York Times
'Me calienta que seas tan pelotudo' 
Por: Martín Caparrós/ The New York Times