El presidente que llevamos dentro
Edición "Dat0s 204"
Por: Dat0s
Octubre 2017

Uno de los líderes que se podría decir está activado es el expresidente Jaime Paz Zamora, que tras un periodo de invernación que el mismo ha reconocido se dedicó a atender sus asuntos personales alejado del ruido de la política y para ver distante el desempeño del actual Gobierno, al que lo califica como "interesante", se acaba sumergir aparentemente en las aguas no muy claras de la política y sus realidades concretas.

Efectivamente, en una entrevista concedida al programa Esta casa no es Hotel de Susana Bejarano, el líder mirista tomó por las armas su retorno a las lides y dejó sentado que no será en la segunda fila como opción y dejó abierto su respaldo al aporte de una candidatura que le haga frente al Gobierno del MAS. Esta vez no dijo en el programa de la red ATB -como en otras ocasiones- que los que están fabricando encuestas con Evo como candidato están cometiendo apología al delito, porque la presencia electoral del actual mandatario es anticonstitucional; el líder del mirismo toma -para amplificar su posición- el resultado del referéndum del 21F, asegura que este hecho se ha convertido en un  hito comparable a la reconquista de la democracia en 1980.

Paz Zamora enfatiza que hay que revisar los datos que proporcionan la historia desde la recuperación de la democracia. Que eso de meter en la misma bolsa a todos haciéndolos ver con cara de "neolibareles" no es correcto; hace diferencias sutiles entre las "privatizaciones" que promovió su Gobierno con la "capitalización" del Gobierno de Goni. Dice que a Enrique García, que fue su ministro estrella del manejo de la economía, como responsable de haber acuñado el término "privatización". Él quería denominar algo nada parecido pero, aparentemente, acabó cediendo a la opinión del hasta hace poco presidente de la Corporación Andina de Fomento CAF.

Sea como fuera, el expresidente se juega una racha generando barreras para una eventual reelección de Evo Morales. Toma la palabra complot desde la media luna del campo para erigirse como un mariscal dispuesto a convencer a la sociedad de que no se manchó las manos con los ríos de sangre por su alianza con la derecha y que sigue siendo el demócrata enraizado que lleva dentro. Jaime Paz Zamora, se pone al frente dispuesto a explicar todos los complots que pesaron en su contra que hasta ha perdido la cuenta de hechos que lo mantienen con vida por milagro. En una palabra para opinar de su eventuales contendores en una competencia electoral de Evo dice que es "presidente de Bolivia" a secas; de Carlos Mesa "expresidente y destacado intelectual". O sea bien con todos antes de cualquier contienda.

LA PRENSA Y LA RELACIÓN CON EL GOBIERNO DEL MIR

Entre los complots que el exjefe del MIR apunta como definitivos para las acusaciones posteriores que pesaron en contra de él por sus conexiones con el narcotráfico destacó el nefasto rol de los medios de comunicación que acuñaron varias frases impostores para cambiar la opinión del público sobre su gestión de Gobierno. En ese ámbito apuntó a Carlos Mesa entre los promotores del complot en los tiempos en los que el periodista e historiador manejaba.

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Política
Artículos Relacionados:
Especiales
Personajes