Chile inicia su gran batalla contra la desigualdad
Por: El País
Marzo 2014

Michelle Bachelet asume la presidencia en medio de enormes expectativas sobre la reforma educativa

La socialista Michelle Bachelet, la pediatra de 62 a√Īos que se convirti√≥ el pasado 15 de diciembre en la primera mujer reelecta en Chile, asume este martes en el Congreso de Valpara√≠so la presidencia de un pa√≠s que no est√° para bromas. El conservador Sebasti√°n Pi√Īera deja en sus manos una naci√≥n que lleva cuatro a√Īos creciendo a un ritmo del 5,5%, un punto por delante de la media de Am√©rica Latina. Bachelet hereda "una econom√≠a sana, una democracia estable y una ciudadan√≠a empoderada y consciente de sus derechos", como ella misma reconoci√≥ el d√≠a de su victoria. Pero hereda tambi√©n uno de los pa√≠ses m√°s desiguales del continente, un pa√≠s donde la educaci√≥n de calidad es algo inconcebible para cualquier familia humilde. Bachelet lleg√≥ a la presidencia con la promesa firme de erradicar la desigualdad y ya ha anunciado cincuenta medidas urgentes para los tres pr√≥ximos meses. Enfrente le espera una sociedad tan expectante como exigente; una sociedad que ha forzado, antes de que asuman el poder, el cese de cuatro personas designadas para su Gobierno.

Bachelet anunci√≥ la composici√≥n de su Gobierno a finales de enero. Despu√©s el pa√≠s entr√≥ en un periodo de vacaciones estivales donde no suele moverse ni una rama en el panorama pol√≠tico hasta que comienza en marzo el curso legislativo. Pero a principios de febrero ya renunci√≥ Claudia Peirano, la que iba a ser subsecretaria de Educaci√≥n. Peirano se hab√≠a convertido en blanco del movimiento estudiantil por declararse en contra de la educaci√≥n universal gratuita y ser due√Īa de una consultora que asesora a colegios subvencionados. Bachelet daba as√≠ su primer paso en falso justo en educaci√≥n, donde m√°s sensible se muestra la sociedad chilena.

Poco despu√©s, el que iba a ser viceministro de Agricultura, Hugo Lara, dimiti√≥ al estar implicado en un delito econ√≥mico. Casi al mismo tiempo renunciaba el futuro subsecretario de Bienes Nacionales, Miguel Moreno, quien fue multado por "ofensa al pudor", tras tocar el gl√ļteo a una mujer en el metro. Finalmente, hace solo cuatro d√≠as, Bachelet tuvo que soltarle la mano a su futura viceministra de Defensa, Carolina Echeverr√≠a. Varias organizaciones de derechos humanos acusaron a su padre, V√≠ctor Echeverr√≠a, oficial de Ej√©rcito retirado, de haber sido torturador durante la dictadura de Pinochet. Echevarr√≠a conden√≥ el golpe "sin reservas", pero declar√≥ en una entrevista que ama a su padre y que cree en la justicia.

Ahora Bachelet tiene por delante cuatro a√Īos para convertir a Chile en un pa√≠s de mayor justicia social. A partir de ahora, tal vez Bachelet podr√≠a inspirarse enel discurso que pronunci√≥ el presidente uruguayo, Jos√© Mujica, cuando asumi√≥ el mando en 2010: "Educaci√≥n, educaci√≥n, educaci√≥n... Y otra vez educaci√≥n. Los gobernantes deber√≠amos ser obligados todas las ma√Īanas a llenar planas, como en la escuela, escribiendo cien veces: 'debo ocuparme de la educaci√≥n'. ¬°Porque all√≠ se anticipa el rostro de la sociedad que vendr√°".

Bachelet declar√≥ la semana pasada que su desaf√≠o m√°s grande es "hacer una reforma educacional que permita dar oportunidades a todos". Para financiar una educaci√≥n gratuita y de calidad necesitar√° reformar el sistema de impuestos, otra de sus grandes promesas. Y todo eso, sin olvidar uno de sus mayores compromisos: la redacci√≥n de una constituci√≥n nueva. Adem√°s, tendr√° que impulsar la despenalizaci√≥n del embarazo en casos de violaci√≥n, inviabilidad del feto o peligro para la vida de la madre. Tambi√©n se espera de ella que se una a Uruguay y Argentina en la aprobaci√≥n del matrimonio entre personas del mismo sexo. Todas ellas son tareas herc√ļleas si se tiene en cuenta que su formaci√≥n, la Nueva Mayor√≠a, no es un partido disciplinado y homog√©neo, sino una alianza con un anch√≠simo espectro ideol√≥gico que va desde los comunistas hasta los democristianos. La asistencia a Valpara√≠so del presidente venezolano, Nicol√°s Maduro, ya ha aireado las primeras diferencias entre los democristianos y comunistas de su alianza.

La Nueva Mayoría de Bachelet obtuvo en las legislativas del 17 de noviembre 68 diputados (sobre un total de 120) y 21 senadores (sobre 38). Fue un resultado suficiente para afrontar las reformas prometidas, aunque no holgado. En cualquier caso, suficiente para superar las carencias de un modelo de consumo y crecimiento del que millones de personas se sienten excluidas.

Tras conocer su victoria el 15 de diciembre, Bachelet reconoció la obra de otros Gobiernos: "Hemos construido un país del que podemos sentirnos orgullosos". Y también las carencias: "Porque hemos construido todo esto este martes debemos ponernos un desafío muchísimo más alto". El desafío se lo puso ella y se lo ha venido recordando la sociedad.

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Política
Artículos Relacionados:
Especiales
Personajes
Gobierno