La política exterior punto álgido con los vecinos
Edición "Dat0s 216"
Por: Redacción Dat0s
Noviembre 2018

Si algo podría haber servido como lección en el ocaso de la diplomacia boliviana pos La Haya es continuar esta materia con criterio de que las declaraciones no sigan siendo desafiantes para lograr una buena relación con el vecindario sudamericano, ahora más que nunca con la gravitante elección de Jair Bolsonaro a la presidencia de Brasil, que cambia en términos geopolíticos la configuración de fuerzas en la región.

Por si este detalle no fuera poco; adem√°s, el clima de relaciones con la vecina Argentina no parece ser de las mejores. All√≠, ya hace tres a√Īos gobierna Mauricio Macri que acaba en mejores relaciones complementarias en diversos planos con la derecha brasile√Īa m√°s que con lo que queda de la izquierda boliviana.

Un detalle curioso del √ļltimo viaje de Evo a la Argentina el pasado 20 de octubre ha sido la forma de hacerlo. El mandatario boliviano se fue sin anunci√≥ y ning√ļn protocolo previo en su calidad de candidato en campa√Īa para reunirse con la comunidad boliviana que vive en el pa√≠s. No se trata de un detalle menor si se pone en la balanza el peso del voto en la Argentina donde viven m√°s de un medio mill√≥n de bolivianos, de los cuales unos 300 mil est√°n habilitados para sufragar. De por medio, existe un intercambio duro de declaraciones sobre el pago de algunas facturas incumplidas por la venta de gas a la Argentina. No hace poco un ministro del Gobierno de Mauricio Macri dijo que dejar√°n de comprar gas a Bolivia por los recientes hallazgos del energ√©tico en su pa√≠s. Este hecho estuvo acompa√Īado de un ruidoso movimiento de tropas militares argentinas cerca de la frontera con Bolivia. Sin ning√ļn rubor el mandatario boliviano rechaz√≥ el intento de "militarizar" la frontera con Bolivia. Adem√°s, guiado por comentarios en las redes sociales, el presidente se hizo eco de que Argentina estar√≠a por instalar una base militar all√≠, por lo que acus√≥ a este pa√≠s de buscar "amedrentar" a Bolivia. "No estoy de acuerdo con lo que hizo estos √ļltimos d√≠as Argentina, militarizar la frontera con Bolivia, en La Quiaca, al frente de Villaz√≥n", se√Īal√≥ Morales en un discurso, seg√ļn La Raz√≥n.

Evo utiliz√≥ un t√©rmino que se ha hecho muy com√ļn en su comunicaci√≥n. "Amedrentar", uso el mandatario boliviano. "Lo que hacen (los argentinos) es amedrentar. Intentar√°n asustarnos, no nos vamos a asustar, somos un pueblo unido, son fuerzas sociales. Intentar√°n como sea amedrentarnos, no van a poder". Este hecho tiene una doble connotaci√≥n considerando situaci√≥n similar cuando el 1ro de Octubre, d√≠a del fall√≥ de la C.I.J. que liquid√≥ de alguna manera las aspiraciones de una salida al mar para Bolivia, el presidente Pi√Īera, presenci√≥ ejercicios militares del Ej√©rcito chileno en Antofagasta, territorio que es reclamado por Bolivia.

L√©ase que en el caso argentino la informaci√≥n es manejada en menor rango. El subsecretario de Asuntos Internacionales del Ministerio de Defensa de la Rep√ļblica Argentina, Jos√© Luis Vila, neg√≥ de manera terminante que haya cualquier tipo de base militar construy√©ndose o planes de construirse, algo similar a lo se√Īalado por Evo. "Se desmiente categ√≥ricamente que se est√© construyendo alguna base en esa frontera, ni la que se menciona en fuentes period√≠sticas ni en otras", se√Īal√≥ la autoridad argentina. Lo que no se puede desmentir es que el propio presidente Macri con sus ministros de Defensa y Seguridad, estuvieron en Yavi, a pocos kil√≥metros de La Quiaca, para hacer el lanzamiento del primer operativo de frontera en el que actuar√°n en principio unos 500 militares del Ej√©rcito.

Un escueto comunicado precisó que los ejercicios militares en la zona "son parte de la reciente reforma de la Defensa, que de ahora en más tendrá actuación creciente en los operativos de Seguridad, mayormente fronterizos y de algunos puntos estratégicos".

El caso viene seguido de anuncios de la √©poca de campa√Īa. A√ļn antes de ser elegido, Macri se refiri√≥ al problema social por el consumo y tr√°frico de drogas en su pa√≠s y dijo varias veces que se reforzar√° el control en la frontera con Bolivia de donde procede la droga que se consume en su pa√≠s.

En este clima adverso, Evo estuvo en Buenos Aires, donde la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) lo distinguieron con un Honoris Causa. Fuentes de la Casa Rosada en declaraciones a medios argentinos indicaron que "no hubo espacio en la agenda del presidente Macri para recibir a su colega boliviano". Un hecho que marca la frialdad que impera las relaciones entre los dos mandatarios, salpicada por varios desentendidos diplomáticos. En la cancillería boliviana se ha dicho que "no se trataba de una visita oficial".

 

El embajador en La Paz

Y como si todos estos detalles fueran poca cosa el propio embajador argentino en Bolivia, Normando Alvarez Garc√≠a, transmiti√≥ el malestar de su Gobierno con los twits de Evo sobre la situaci√≥n judicial de Cristina Kirchner. Morales no ha tenido ning√ļn problema en denunciar la persecuci√≥n pol√≠tica de la que es v√≠ctima la expresidenta Cristina Fern√°ndez. "Rechazamos el procesamiento judicial a la hermana Cristina Kirchner contra quien se ha dictado prisi√≥n preventiva. La oligarqu√≠a quiere encarcelarla y acallarla, pero no lograr√° disminuir el amor que le tienen millones de argentinos que la ven como su esperanza. ¬°Fuerza Cristina!". Ese twiter del presidente boliviano mereci√≥ una dura respuesta del canciller argentino. "Presidente Evo Morales, en Argentina rige el pleno Estado de Derecho y todos somos iguales ante la ley. Existe divisi√≥n republicana de poderes y un Estado y un sistema democr√°tico basado en instituciones s√≥lidas".

Ya para el embajador argentino en La Paz las declaraciones de Evo fueron calificadas como una "intromisión en los asuntos de política interna argentina".

Macri y Morales tuvieron una pragm√°tica relaci√≥n en los inicios del Gobierno de Cambiemos. Incluso llegaron a jugar al f√ļtbol en Buenos Aires pero con el tiempo se fue enfriando esa relaci√≥n. Luego tiene enormes diferencias con Macri por la situaci√≥n en Venezuela y se qued√≥ sin apoyos en la Unasur cuando Bolivia asumi√≥ la presidencia, ya que varios pa√≠ses como Argentina se retiraron hasta nuevo aviso. Desde hace al menos dos a√Īos se preparan encuentros entre los presidente Morales y Macri, que se frustran consecutivamente.

 

La crisis populista

Para internacionalistas que conversaron con dat0s "esta situaci√≥n se explica porque el populismo latinoamericano est√° pasando por una situaci√≥n estructural de complejidad porque los factores que le dieron su posibilidad de emerger, que ten√≠a que ver con un precio muy alto de las commodities, dej√≥ de ser un d√≠namo ya hace cuatro o cinco a√Īos", indicaron. "Uno observa que en toda Am√©rica Latina se est√°n produciendo cambios en direcci√≥n contraria al que ser√≠a de Cristina Kirchner. Las elecciones de Jair Bolsonaro en Brasil de alguna manera demuestran que finalmente hay un rechazo marcado a los populismo que gobernaron en varios pa√≠ses en promedio los √ļltimos 10 a√Īos".

 

 

 

 

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Política
Artículos Relacionados:
Especiales
Personajes
Gobierno