Evo advierte a Brennan y él ve lejos reponer embajadores
Por: El Deber
Agosto 2017
Fotografia: El Deber

La tensión vuelve a subir. Por un lado, críticas a la política que ejecuta el presidente de Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, contra Cuba y contra Corea del Norte; por otra parte, hay una crítica por el apoyo boliviano hacia el "Gobierno dictatorial" venezolano. Evo Morales sugirió la posibilidad de expulsar al encargado de negocios de la embajada de EEUU, Peter Brennan, y su administración lo conminó a retractarse. Sobre esto, en una entrevista concedida a ANF, el diplomático respondió que esa retórica no ayuda para restablecer relaciones diplomáticas.

"EEUU nos amenaza y olvida que hemos expulsado a su embajador por injerencias parecidas. Bolivia ni Venezuela son patio trasero de nadie", advirtió el presidente Morales en su cuenta de Twitter, después de que Brennan hubiese dicho a Fides que "ojalá que Bolivia nunca llegue al punto en que está Venezuela". 
Pero este mes la crítica de Morales no empezó ahí. De hecho, fue toda una escalada. En su cuenta escribió sobre EEUU desde el 7 de agosto, durante la parada militar en Kjasina. "En América Latina un conjunto de pueblos nos hemos rebelado, el imperio aplica la política de la venganza y del escarmiento", posteó. Y así siguió: "El imperio emprendió una gran batalla para recolonizar América Latina y el Caribe. Venezuela es el eslabón estratégico". "El pretexto del imperio para invadir siempre es el mismo: democracia, terrorismo, narcotráfico. Sus medios de comunicación, también los mismos".

El miércoles volvió a arremeter, pero esta vez contra las amenazas de Donald Trump a Corea del Norte: "El presidente de EEUU amenaza con una guerra 'nunca antes vista en el mundo'. Esto es una afrenta contra toda la humanidad". "Al fuego y a la furia de las amenazas de EEUU debemos anteponer el diálogo, la paz y la justicia social".

Ese mismo día criticó la política de Washington contra Cuba. "En vez de expulsar a hermanos cubanos que representan a su Estado, expulsen a delincuentes. EEUU no puede ser cueva de genocidas", y ayer complementó: "Guerra: cultura de muerte e instrumento del imperialismo para la dominación, que utilizan como solución a la crisis del capitalismo".

Coincidentemente, Peter Brennan accedió a dar una entrevista a la agencia ANF. Entonces el diplomático devolvió gentilezas. "No puedo entender cómo algunos líderes de la izquierda, incluso, pueden defender a un Gobierno militar que está matando a gente en las calles, que eran cosas del pasado de América Latina, y cómo pueden defender un Gobierno dictatorial, como lo han dicho varios de los presidentes de la región, en América Latina que ha sido democrática por 30 años en general", señaló.

Fue después de esa expresión de Brennan (una media hora después de que la agencia la publicara) que Morales le recordó que en 2008 Bolivia expulsó al último embajador del país del norte, Philip Goldberg.

Ayer en la mañana, el ministro de la Presidencia, René Martínez, que funge como canciller interino en ausencia de Fernando Huanacuni, se dirigió a Brennan en una rueda de prensa específica. "Le pedimos respetuosa y firmemente que se retracte porque esto no suma a la vida de la convivencia pacífica de nuestros pueblos sino más bien tiene la intencionalidad directa de injerencia en el quehacer de nuestros gobiernos y nuestros pueblos democráticamente electos por sus soberanos". 

Posteriormente recalcó que se terminaron los tiempos de generar tutelaje político directo desde la embajada de EEUU. "No permitiremos estas declaraciones injerencistas que buscan el desprestigio de nuestro Gobierno y que usan una representación diplomática para desprestigiar a otro gobierno electo". 
Martínez no se refirió a la posibilidad de la expulsión, pero advirtió que es posible que Brennan sea convocado por la Cancillería. "El marco normativo de nuestras relaciones así lo permite. Vamos a ser celosos vigilantes de su respuesta y de sus próximas declaraciones. Y, es más, queremos hacer un llamado desde Bolivia a la comunidad latinoamericana para seguir en la vía del diálogo y el apoyo institucional para que esa salida pacífica que hoy ha optado soberanamente Venezuela sea respetada". 
La polémica no acabó ahí. Ayer, al final de la tarde, Brennan apareció en una segunda entrega de la entrevista realizada por la agencia de noticias ANF. Volvió a la crítica.

En la conversación afirmó que la retórica sobre el imperio que emplea el Gobierno no sirve para restablecer las relaciones diplomáticas con Bolivia. Aseguró que su país busca una relación constructiva para ambos Estados, y anticipó que es necesario restablecer la confianza entre los gobiernos para restablecer embajadores.

"No hacemos tanto caso a la retórica que sale porque eso no sirve en términos de tratar de restablecer mejores relaciones, una relación constructiva (...). Para nosotros el imperio es Gran Bretaña, el viejo imperio, hay unos que dicen que el nuevo imperio es la China, pero eso es algo que como dije en la retórica no sirve mucho entrar en estas polémicas, nosotros queremos enfocarnos en una relación constructiva, positiva que sirva a ambos países y a nuestros pueblos", señaló en la entrevista. 

El diplomático recomendó "trabajar paso a paso" en áreas concretas en las que hay intereses comunes en los cuales se puede trabajar y llegar "ojalá al punto de que tenga sentido restablecer embajadores".

 

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Lo más leido en:
Política
Artículos Relacionados:
Especiales
Personajes