Zuckerberg: "Esto es una carrera de armas" con Rusia
Por: El Pa铆s
Abril 2018
Fotografia: Carolyn Kaster / AP

El fundador y m谩ximo responsable de Facebook, Mark Zuckerberg, testific贸 este martes por primera vez ante el Congreso de Estados Unidos para dar explicaciones por el esc谩ndalo de la fuga masiva de datos de Cambridge Analytica, un conflicto que se suma a la difusi贸n de propaganda rusa en las elecciones de 2016. "No hicimos sufiente", dijo en su comparecencia, de cinco horas. "Fue mi error y lo siento", recalc贸. Tambi茅n lanz贸 una advertencia a los legisladores: "Hay gente en Rusia cuyo trabajo es intentar explotar nuestros sistemas. Esto es una carrera de armamento". Y admiti贸 que "vale la pena" discutir si hace falta nueva regulaci贸n de protecci贸n de datos.

Hasta ahora, el empresario nunca hab铆a comparecido en el Capitolio. La estrella de Silicon Valley, un multimillonario acostumbrado a vestir con camisetas de manga corta, siempre hab铆a delegado a sus subordinados la tarea de ofrecer explicaciones a los legisladores en las c谩maras, pero estos d铆as se pasea por Washington con traje, corbata y cara de circunstancias. Zuckerberg dio ante los legisladores una nueva dimensi贸n a la tarea a la que se enfrentan las redes sociales y la sociedad en general: "La naturaleza de estos ataques es que hay gente en Rusia cuyo trabajo es intentar explotar nuestros sistemas y otros sistemas de Internet, as铆 que esto es una carrera de armamento, debemos invertir en mejorar en esto", afirm贸.

El empresario se encontr贸 con unos legisladores duros, republicanos y dem贸cratas, que le cuestionaron por todo lo ocurrido, as铆 como por la fiabilidad de sus explicaciones. La prensa americana ha recopilado estos d铆as las m煤ltiples disculpas que Zuckerberg ha expresado en 14 a帽os de carrera, desde que invent贸 la red en Harvard. Una pregunta del republicano John Thune resumi贸 bien la inquietud general en la C谩mara: "Despu茅s de diez a帽os diciendo que pod铆an haberlo hecho mejor, 驴qu茅 hay de diferente en la disculpa de hoy?", inquiri贸. Zuckerberg insisti贸 en el aprendizaje de los errores. "No espero que nada de lo que diga aqu铆 cambie su visi贸n", dijo el empresario, pero "conf铆o en que los cambios se vean y se valoren en adelante".

"Fue mi error y lo siento"

El detonante de la audiencia de este martes es el caso de Cambridge Analytica la consultora que tuvo acceso a los datos de 87 millones de usuarios de Facebook sin que ellos lo supieran. El bot铆n informativo sirvi贸 al equipo de Donald Trump para segmentar a los votantes en su carrera a la Casa Blanca y tambi茅n fue explotado por las plataformas partidarias del Brexit en Reino Unido. Adem谩s, seg煤n la propia empresa, los perfiles de la mayor铆a de su ingente comunidad de miembros -2.200 millones- eran vulnerables a ataques de este tipo.

"No hicimos lo suficiente", para evitar un uso da帽ino de los datos, admiti贸 Zuckerberg al inicio de su comparecencia, un mea culpa que extendi贸 a "las noticias falsas, la interferencia extranjera en las elecciones y los discursos del odio". "Fue mi error y lo siento", insisti贸.

Porque, aunque el esc谩ndalo de Cambridge Analytica haya provocado la comparecencia de este martes, Facebook y otras grandes tecnol贸gicas como Twitter o Google llevan m谩s de un a帽o en el centro del debate en Washington. Las elecciones presidenciales de noviembre de 2016 pusieron sobre la mesa el uso perverso de las redes sociales para difundir informaciones falsas, fomentar la divisi贸n y -en el caso de la trama rusa- intentar favorecer la victoria electoral de Trump. El pasado octubre Facebook admiti贸 que la propaganda rusa hab铆a alcanzado hasta a 126 millones de usuarios entre enero de 2015 y agosto de 2017. Este martes Zuckerberg confirm贸 a los legisladores que la compa帽铆a est谩 colaborando en la investigaci贸n sobre la injerencia del Kremlin que est谩 llevando a cabo el fiscal especial, Robert S. Mueller.

Las acciones se disparan tras el discurso

El interrogatorio, que comenz贸 sobre las dos y media de la tarde hora de Washington se alarg贸 hasta pasadas las siete. Frente a sus explicaciones en el Congreso de EE UU, que proseguir谩n hoy ante otro comit茅, Zuckerberg ha rechazado acudir al Parlamento brit谩nico para dar explicaciones, algo que ha molestado a los legisladores de Reino Unido.

La compa帽铆a se halla inmersa en una gran crisis de reputaci贸n. Las acciones han ca铆do un 14% en Bolsa en las 煤ltimas tres semanas, la campa帽a #deletefacebook (en espa帽ol, #borrafacebook) causa estruendo -al margen de los efectos reales- y algunos analistas creen que la red puede ser objeto de multas millonarias. Este martes, sin embargo, la intervenci贸n de Zuckerberg convenci贸 a los inversores y Facebook registr贸 la mayor ganancia en un d铆a (4,5%) desde abril de 2016.

El joven empresario transmiti贸 tranquilidad al mercado al recalcar que no planea cambios en su modelo de negocio, basado en la publicidad, para lo que la informaci贸n de los usuarios es cr铆tica. Tambi茅n recalc贸 en que est谩n desarrollando nuevas herramientas para identificar mejor las cuentas falsas y automatizadas. Y, preguntado por la cuesti贸n, afirm贸 que "valdr铆a la pena" discutir si hace falta nueva regulaci贸n para la protecci贸n de datos, aunque advirti贸 de las diferencias con Europa, que aplicar谩 a partir de mayo una nueva norma com煤n. Los miedos a una regulaci贸n m谩s estricta que perjudique el negocio de la firma se disiparon en Wall Street.

"Se帽or Zuckerberg, 驴quiere contarnos en qu茅 hotel durmi贸 anoche"

Mark Zuckerberg se mantuvo durante toda la comparecencia muy serio, pero sereno, evitando contestar de forma concreta a muchas preguntas de legisladores que le ped铆an cifras o datos concretos. "Mi equipo le responder谩", dec铆a en muchos casos. Quien m谩s le descoloc贸 fue el senador Dirk Durbin, dem贸crata por Illinois, quien de repente le pregunt贸: "Se帽or Zuckerberg, 驴se sentir铆a c贸modo dici茅ndonos el nombre del hotel en el que se qued贸 anoche?". Tras titubear unos segundos, el fundador de Facebook respondi贸 un "aaah, no". Durbin continu贸: "Si se ha mensajeado con alguien estos d铆as, 驴nos dir铆a sus nombres?". Y Zuckerberg dijo: "No, senador, probablemente preferir铆a no hacer p煤blico esto aqu铆". "Probablemente de esto va lo de hoy, del derecho la privacidad, sus l铆mites, y a cu谩nto se renuncia en la Am茅rica moderna en nombre de conectar a la gente por el mundo", dijo Durbin.

Cuando comenz贸 a trascender la trama rusa, el fundador de Facebook quit贸 hierro al papel que la red social y las noticias falsas. "Creer que influenci贸 las elecciones de alguna forma es una idea bastante loca", lleg贸 a decir, pero los n煤meros fueron haci茅ndole cambiar de parecer. Los servicios de inteligencia publicaron un informe en el que daban por seguro que el Kremlin hab铆a tratado de interferir en las presidenciales y que la propaganda a trav茅s de redes sociales era una pata de esta estratagema.

Al margen del mea culpa, Facebook ha empezado a notificar lo sucedido a los usuarios afectados. Tambi茅n ha anunciado la creaci贸n de una comisi贸n independiente que investigar谩 "los efectos de las redes sociales en las elecciones y la democracia". Las medidas para evitar el robo de datos, por complejas que parezcan, plantean menos problemas que lo que las redes sociales pueden hacer para controlar el flujo de propaganda o informaciones ap贸crifas, un asunto que entra de lleno en la libertad de expresi贸n.

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos