Esculpir identidades: artistas ayudan a identificar a los migrantes muertos
Por: Patricia Leigh Brown / The New York Times
Marzo 2018
Fotografia: Vincent Tullo para The New York Times
Reconstrucciones faciales hechas por estudiantes en el taller de escultura forense de la academia. Los casos incluyen a un grupo de migrantes encontrados en el desierto de Arizona y otros en la ciudad de Nueva York.

En la Academia de Arte de Nueva York algunos estudiantes realizan reconstrucciones faciales de migrantes fallecidos en el desierto de Arizona con la esperanza de identificarlos y que las autoridades puedan notificar a los familiares.

Los 煤ltimos momentos que vivieron los ocho hombres que intentaron cruzar la frontera siempre ser谩n un misterio. Sus restos fueron encontrados en el desierto de Arizona durante los dos 煤ltimos a帽os y lo que sabemos con certeza es la causa de su muerte que, al igual que la de muchos migrantes, fue registrada por el servicio forense del condado de Pima: "Golpe de calor, exposici贸n a un ambiente de temperaturas elevadas". "Hipertermia debido a la exposici贸n a los elementos". "Deshidrataci贸n, hipotensi贸n e hipertermia debido a la exposici贸n ambiental a altas temperaturas en el desierto". La lista contin煤a.

La desolaci贸n de sus muertes en este peligroso corredor fronterizo incluye otra deshonra: todav铆a no se conocen las identidades de estos ocho hombres. Las herramientas com煤nmente utilizadas por los m茅dicos forenses para identificar restos humanos, entre las que se incluyen el ADN y las comparaciones dentales, todav铆a no han arrojado ninguna pista.

Sin embargo, un 煤ltimo intento de identificar a los fallecidos y ayudar a sus familiares ha pasado del m茅dico forense en Tucson a un escenario poco com煤n: un taller de reconstrucci贸n facial en la Academia de Arte de Nueva York.

La clase, impartida por Joe Mullins, artista forense del Centro Nacional para Ni帽os Desaparecidos y Explotados, se centra en reconstruir los rostros de los migrantes que murieron en el desierto. El taller refleja la creciente sofisticaci贸n en el campo de la reconstrucci贸n facial forense -una fusi贸n de ciencia, arte y antropolog铆a en la que se usa el cr谩neo para recrear un rostro y ayudar a los investigadores a identificar a los muertos-. Es especialmente 煤til en casos de delincuencia o desastres masivos.

Los j贸venes estudiantes de posgrado, cuya estricta formaci贸n incluye la anatom铆a, trabajan con r茅plicas de los cr谩neos de los hombres hechas con una impresora 3D con base en tomograf铆as computarizadas, ya que los cr谩neos originales son evidencia forense.

"Somos criaturas visuales", coment贸 Bruce Anderson, antrop贸logo forense del servicio forense del condado de Pima. "Cuando no tenemos un rostro visible" debido a la descomposici贸n, agreg贸 Anderson, "les pedimos a artistas que hagan una reconstrucci贸n de c贸mo se ver铆a la persona para llamar la atenci贸n sobre un caso en particular". Las reconstrucciones de la academia se publican en el Sistema Nacional de Personas Desaparecidas y No Identificadas (NamUS) del Instituto Nacional de Justicia.

Las muertes de los migrantes a lo largo de la frontera entre M茅xico y Estados Unidos aumentaron el a帽o pasado, a pesar de la disminuci贸n de los cruces, seg煤n la Organizaci贸n Internacional para las Migraciones de las Naciones Unidas. Desde 2001, tan solo en el condado de Pima, se han encontrado los restos de aproximadamente 2800 migrantes, que se representan con un sombr铆o mar de puntos rojos en los "Mapas de la muerte" que elabora la Iniciativa OpenGIS de Arizona para los Migrantes Fallecidos.

De estos, no se ha podido identificar a cerca de mil personas. Las leyes fronterizas m谩s estrictas y las pol铆ticas de deportaci贸n han obligado a los migrantes a cruzar por terrenos m谩s remotos e inh贸spitos.

"Cualquiera que pase alg煤n tiempo en este paisaje lo hace con el conocimiento de la escala de muerte y devastaci贸n", manifest贸 Robin Reineke, cofundadora y directora ejecutiva del聽Centro Colibr铆 de Derechos Humanos en Tucson, una organizaci贸n de defensor铆a que reporta a los migrantes desaparecidos y realiza b煤squedas de ADN. "Es impresionante dado el silencio que nuestro pa铆s guarda al respecto".

Los expertos de reconstrucci贸n forense como Mullins (quien se especializa en la progresi贸n de edad, por ejemplo, c贸mo podr铆a lucir un ni帽o desaparecido muchos a帽os despu茅s) buscan se帽as particulares: cicatrices, una nariz rota o, en un caso, aparatos de ortodoncia en los dientes.

Para reconstruir el rostro con exactitud cient铆fica es necesario reconstruir los m煤sculos y el tejido blando capa por capa mediante tiras de barro. Despu茅s, los estudiantes usan palillos de pl谩stico para modelar la profundidad del tejido sobre el barro; se basan en los promedios de edades, g茅neros y antecedentes culturales elaborados por los investigadores.

Los alumnos de cuarto a帽o lograron aprender estas t茅cnicas gracias a una relaci贸n laboral entre Mullins y Bradley J. Adams, director de Antropolog铆a Forense de la Direcci贸n General de Medicina Forense de la Ciudad de Nueva York, que recibi贸 una beca del Instituto Nacional de Justicia para adquirir una impresora 3D. "Las reconstrucciones faciales se hacen para brindar pruebas de investigaci贸n en casos que se han estancado", coment贸 Adams. "La esperanza es que alguien que conozca a la persona vea la reconstrucci贸n, reconozca algunas similitudes y notifique a las autoridades sobre una posible coincidencia".

En la academia, a medida que los rostros que crean los estudiantes tomaban forma, la habitaci贸n comenz贸 a tener el aire de un espacio sagrado. "Es algo escalofriante", dijo Michael Fusco, de 30 a帽os, estudiante cuya especialidad es la pintura. "Se convierten en personas".

Dos de los ocho migrantes se identificaron sin necesidad de los alumnos. Sin embargo, el desierto a煤n contiene una cantidad indescifrable de desaparecidos. Para Mullins, los alumnos representan la posibilidad de poder ayudar a los seres queridos de aquellos que fallecieron, quiz谩 en busca de una vida mejor.

"Fue una apuesta que les cost贸 la vida", concluy贸 Mullins. "Pero no deber铆a costarles la identidad".

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Compa帽ias