Steve Jobs: La muerte de un visionario
Febrero 2012

Muere el genio que revolucion√≥ la computaci√≥n personal, la m√ļsica, la telefon√≠a y la animaci√≥n para pel√≠culas. El creador de Apple, iPod, iPhone y iPad.

Resulta asombroso. El genio visionario de Steve Jobs fue responsable por revolucionar segmentos de la industria y colocar la tecnolog√≠a en la palma de la mano del consumidor. Ten√≠a 56 a√Īos y luchaba contra un rar√≠simo c√°ncer de p√°ncreas. Se trata de una de las figuras m√°s perfeccionistas e inventivas del siglo XXI. Transform√≥ una empresa de garaje en una de las compa√Ī√≠as m√°s valiosas del planeta.

Steve Jobs asombr√≥ el mundo tecnol√≥gico por la primera vez cuando ten√≠a 28 a√Īos con el lanzamiento de Macintosh, el primer computador personal de uso f√°cil e intuitivo. Ese lanzamiento en 1984 se convirti√≥ en sin√≥nimo de innovaci√≥n y puso a la vanguardia el nombre de Jobs y de Apple. Adem√°s, poco tiempo despu√©s, el mundo no dejar√≠a de presenciar la saga de productos creados por el genio: fue as√≠ como el iPod en 2001, el iPhone en 2007 y el iPad en 2010. Las im√°genes de la empresa y de Jobs son pr√°cticamente indisolubles.

Steve Jobs, el genio de la tecnolog√≠a, responsable por revolucionar al menos tres segmentos de la industria (computaci√≥n personal, m√ļsica y telefon√≠a) e innovar otra (animaci√≥n para pel√≠culas), muri√≥ el jueves 6 de octubre a la edad de 56 a√Īos. Ex CEO y fuerza creativa por detr√°s de Apple, luch√≥ desde 2003 contra un raro c√°ncer de p√°ncreas que lo oblig√≥ a dejar en agosto la direcci√≥n de la compa√Ī√≠a que hab√≠a fundado en 1976 y que se convirti√≥ en una de las m√°s valiosas del paneta. Jobs dej√≥ a Laurene su mujer y a cuatro hijos, tres mujeres y un var√≥n.¬† La familia se manifest√≥ p√ļblicamente pidiendo privacidad en los momentos de dolor que atraviesa. En un comunicado dijo que "√©l muri√≥ de forma pac√≠fica rodeado de su familia...Nosotros sabemos que muchos de ustedes sentir√°n su partida, pero pedimos respeto y privacidad durante esta hora de profundo dolor."

En el site de la compa√Ī√≠a Apple, una nota homenaje√≥ a Jobs. "La compa√Ī√≠a perdi√≥ un genio, visionario y creativo, y el mundo perdi√≥ un ser humano incre√≠ble. Aquellos que tuvieron el placer de conocerlo y trabajar con Steve perdieron un amigo querido y un mentor e inspirador. Steve deja una compa√Ī√≠a que solo √©l puede erguir y su esp√≠ritu ser√° siempre la esencia de Apple". Jobs protagoniz√≥ una de las sagas m√°s fascinantes de nuestro tiempo, una aventura digna de ser llevada al cine. Re√ļne el drama familiar, la construcci√≥n de un imperio, traici√≥n empresarial, superaci√≥n y romance.

La vida de este genio de la tecnolog√≠a fue marcada por varias facetas inexplicables. Luego despu√©s de su nacimiento fue entregado en adopci√≥n. Fue acogido en el seno de una familia¬† humilde con la condici√≥n de que estudiar√≠a en la universidad. Pero una vez que alcanz√≥ la formaci√≥n superior Steve Paul¬† cambio los estudios universitarios por cursos de caligraf√≠a y un viaje m√≠stico por la India. De retorno a los Estados Unidos invent√≥ en un garaje invent√≥ en el garaje de sus padres, al lado de su amigo Steve Wozniak, lo que vendr√≠a a ser el primer computador personal del mundo. A los 20 a√Īos la dupla fund√≥ la compa√Ī√≠a Apple. Tres a√Īos m√°s tarde acumul√≥ un patrimonio de 100 millones de d√≥lares. A los 30 a√Īos fue expulsado de la compa√Ī√≠a por la misa persona que Steve hab√≠a contratado, John Sculley. Cuando se encontr√≥ marginado de la "manzana", fund√≥ una nueva empresa de computadoras y compr√≥ del cineasta George Lucas, una productora de dise√Īos animados, Pixar por 10 millones de d√≥lares, 11 a√Īos despu√©s¬† la empresa ser√≠a vendida por 7 billones de d√≥lares con pel√≠culas como Toy Story en su curr√≠culum. A sus 42 a√Īos Jobs fue convocado¬† nuevamente a Apple para salvar a la compa√Ī√≠a de la quiebra. En los siguientes a√Īos lanz√≥ el iPod, iniciando la revoluci√≥n del mercado de distribuci√≥n de m√ļsica. Posteriormente fue el lanzamiento de otro de los inventos que puede considerarse uno de los m√°s revolucionarios de lo que corre del siglo XXI el iPhone que catapult√≥ el sector de los smartphones. Y hace apenas un a√Īo present√≥ otro innovador aparato el iPad, que ha promovido un incre√≠ble cambio en el sector editorial. A final del siglo, Apple fue considerada la empresa m√°s valorada del planeta, avaluada en ceca a los 350 billones de d√≥lares.

El √ļltimo decenio de su carrera profesional fue sin duda la m√°s fruct√≠fera, marcada por una batalla contra el c√°ncer de p√°ncreas. Una trayectoria marcada por el tira y afloja que le hab√≠a deparado el destino. ¬†El tumor que apag√≥ la vida del creador de Apple es de una variedad rar√≠sima, que afecta apenas a una persona cada un mill√≥n de pobladores. Para ser un c√°ncer pancre√°tico, es de las variedades m√°s benignas, y por eso Jobs logr√≥ darle batalla durante siete a√Īos. El tumor de p√°ncreas com√ļn suele ser m√°s agresivo. Una de las claves de este mal es que se desarrolla sin s√≠ntomas aparentes durante un largo tiempo; por lo general, para cuando se lo detecta, ya no hay mucho que hacer. Se¬† suele asociar a factores de riesgo como el consumo de alcohol y tabaco y tambi√©n a antecedentes familiares. Figuras geniales como Luciano Pavarotti, Michael Landon y Patrick Swayze, entre otros, fallecieron a causa del mismo mal. Cinco d√≠as antes de la muerte de Jobs, el cient√≠fico Ralph Steinmann perd√≠a la batalla contra este mal, que investig√≥ durante a√Īos, sin saber que por sus avances estaban a punto de darle el premio Nobel de Medicina.

Jobs no cre√≥ todo solo, pero no quedan dudas de que su esp√≠ritu exigente e inventivo fue decisivo para moldear la tecnolog√≠a que lleg√≥ a las manos del consumidor en la √ļltima cuarta parte del siglo. Fue Steve quien insisti√≥ a Wozniak la idea de llevar la Apple I, el primer computador personal, al grane p√ļblico. Fue decisi√≥n de √©l abandonar hace unos 10 a√Īos el desarrollo del tablet y en su lugar abrazar el proyecto que finalmente dio lugar al iPhone, aparato que de hecho cambio la forma en la que hasta ese momento se conoc√≠a la industria. Fue el primer aparato inteligente que abri√≥ paso al tablet de unos a√Īos despu√©s. Wozniak, el amigo cofundador de Apple, concuerda con todos los atributos que se le atribuye al genio creador del primer computador port√°til. Dice que Jobs ten√≠a censo est√©tico, capacidad de l√≠der, visi√≥n de mercado y poder de comunicaci√≥n. Pero desde su punto de vista hab√≠a algo que lo distanciaba del resto de los CEOs de la industria y ese algo era que "√©l sab√≠a lo que las personas quer√≠an ver en los productos de la industria y tambi√©n sab√≠a lo que las personas no quer√≠an. Era un entendido de las razones que motivan a cualquier ser humano".

El nombre de Jobs est√° presente nada menos que en 313 patentes, la mayor√≠a de ellos trata de invenciones que se usan en productos tecnol√≥gicos como desktops, iPods, iPhones e iPads. Hasta algunos √≠tems de decoraci√≥n que eran utilizados en las tiendas de la Apple y que fueron registrados por el ex CEO de la compa√Ī√≠a. Esas patentes se refieren a tecnolog√≠a, funcionalidad y al dise√Īo de los aparatos, un aspecto¬† que para Jobs era esencial. "Dise√Īo no es apenas la apariencia de un producto, dise√Īo es como funciona", acostumbraba decir. Varias veces aclaro que su inter√©s por la zona del contacto que existe entre dise√Īo y su admiraci√≥n por el genio renacentista¬† Leonardo Da Vinci (1452-1519), el maestro que pint√≥ la Monalisa y esboz√≥ el primer prototipo de helic√≥ptero.

"Steve Jobs es el Henry Ford de la tecnolog√≠a", aposto alguna vez Leander Kahney, autor del libro La cabeza de Steve Jobs. Seg√ļn el autor "Jobs es el m√°s grande innovador¬† en la industria de la tecnolog√≠a volcada al consumidor." Carmine Gallo, columnista de la revista Businessweek, complementa esa comparaci√≥n.: "√Čl modific√≥ totalmente el modo como inter-reaccionamos con equipamientos digitales. Se no fuese por Jobs, todav√≠a estar√≠amos digitando l√≠neas de comando". Perfeccionista, Jobs cre√≥ productos de uso simple, pero con apariencia sofisticada, que jugaron con el imaginario de sus consumidores, criando un ej√©rcito de fans de Apple.

Tanta exigencia tuvo su precio. Jobs pas√≥ a ser conocido como un jefe implacable que pod√≠a demitir un funcionario en el ascensor si no ten√≠a¬† la respuesta correcta en la punta de la lengua sobre alguno de los productos desarrollados en la compa√Ī√≠a. En otras situaciones de trabajo era com√ļn que sus colaboradores fuesen interrumpidos despu√©s de pronunciar las primeras palabras de un raciocinio: "Ya entend√≠, pero pienso lo siguiente sobre este asunto...". El ejecutivo no era sordo a las cr√≠ticas y lleg√≥ a explicar sus razones: "Algunas personas no est√°n acostumbradas con un ambiente donde se espera excelencia", dio cierta vez. En otra oportunidad, mostro el peso de ser l√≠der: "Es doloroso trabajar con algunas personas que no son las mejores del mundo en librarse de ellas. Pero constate que mi funci√≥n consiste precisamente en descartar algunas personas¬† que no corresponden a las expectativas". Pero la mejor definici√≥n tal vez sea la siguiente: "Mi trabajo no es ser f√°cil con las personas. Mi trabajo es hacerlas mejores".

"Steve nunca permiti√≥ que Apple hiciera productos apenas razonables, ni siquiera buenos: √©l s√≥lo aceptaba los excelentes", afirma Wozniak, su amigo de juventud con quien Jobs desarrollo el primer computador personal. Incluso sus rivales conocieron la estatura del ejecutivo no apenas en la conducci√≥n de los negocios de Apple, sino tambi√©n su carisma para liderar y motivar su equipo y cautivar a los consumidores. Fue el caso de Bill Gates, fundador de la gigante de software Microsoft: "Al pensar en l√≠deres que consiguen inspirar a sus funcionarios, Steve Jobs es el mejor que conoc√≠. √Čl cree en la excelencia de sus productos y es capaz de transmitirlo".

Sin su principal creador, Apple caminar√° sobre el mando de Tim Cook, antiguo jefe de operaciones de la compa√Ī√≠a que asumi√≥ el cargo de CEO a finales del mes de agosto. Un d√≠a despu√©s del alejamiento de Jobs de Apple las acciones de la compa√Ī√≠a cayeron cerca de 2%, experimentando una evidente preocupaci√≥n de los inversionistas con el futuro de la compa√Ī√≠a. "En corto plazo, sin embargo, no vemos ning√ļn impacto que pueda perjudicar a Apple. Son oscilaciones normales del mercado", se√Īal√≥ Bruno Freitas, analista de mercado del grupo IDC. Pero¬† el futuro es evidentemente incierto, fruto de una t√°ctica casi imperceptible adoptada a lo largo de a√Īos por el cerebro de la compa√Ī√≠a: el entrenamiento de liderazgos en Apple. En los lanzamientos de la marca durante los √ļltimos a√Īos, por ejemplo, Jobs divid√≠a las presentaciones. Estaba a su cargo mostrar las novedades y dejaba las explicaciones para los especialistas, Adem√°s, en 2008 fue creada la Apple University, con el objetivo de ense√Īar a los empleados de la empresa a "pensar como Steve Jobs" y a tomar decisiones como √©l. La idea era¬† impregnar en los ejecutivos el "estilo de ser de Steve Jobs".

Pero solo el futuro podr√° decir si el actual y los nuevos ejecutivos de la compa√Ī√≠a mantendr√°n el vigor de Jobs. Es poco probable que otro profesional re√ļna los mismos talentos y caracter√≠sticas que √©l. Es imprevisible que sus l√≠deres nutran a la compa√Ī√≠a el mismo sentimiento que alimento su creador. Alguna vez Jobs dijo sobre Apple que "fue como mi primera pasi√≥n".

Comentar
Imprimir
Enviar Articulo

Comentarios sobre el artículo
El contenido de los comentarios es de entera responsabilidad de los usuarios y no reflejan necesariamente la linea editorial de la revista Datos.
Nombre
E-mail
Comentario
Copie el código de seguridad:
 »» 
SUSCRÍBASE AHORA
Ingreso Suscritos
Artículos Relacionados:
Compa√Īias