Santa Cruz en riesgo de quedarse sin agua
Por: El Diario Lunes, Marzo 06, 2017-Hrs.
El Diario

En los últimos cinco años se deforestó ilegalmente en Bolivia 670 mil hectáreas de bosque, según un informe de la Autoridad de Bosques y Tierras (ABT). Si continúa el mismo ritmo de pérdida de la capa forestal Santa Cruz podría quedarse sin agua en los siguientes años.

La información fue proporcionada por la ambientalista Teresa Flores, quien alertó que la pérdida de la capa forestal, con la tala indiscriminada de selvas y bosques, además del chaqueo para fines agrícolas es una amenaza latente para Santa Cruz, toda vez que en esta región se concentra la mayor extensión de cultivos de la agroindustria y agropecuaria nacional.

"La tala indiscriminada de bosque para la ampliación de la frontera agrícola traerá grandes consecuencias para el comportamiento del clima en nuestro país, porque tendrá sus repercusiones en la caída de lluvias en varias regiones y la provisión de agua en Santa Cruz. En 2007, se realizaron varios estudios que detallan estos pormenores", alertó a EL DIARIO la entrevistada.

INFORME

Al respecto, el senador de la oposición, Yerko Núñez, solicitó un informe a la ABT, en el documento se manifiesta que entre el 2012-2015 se deforestó 670.000 hectáreas de bosque de manera ilegal y con el permiso respectivo llegaría a 151.432 hectáreas de bosques, cantidad menor que obtuvo la autorización de las autoridades de regulación del sector.

Hasta hace 20 años, Bolivia mantenía un índice de deforestación moderado; sin embargo, este se ha ido reduciendo de forma preocupante a partir de 1990, principalmente por la producción de soya en la zona norte y este del departamento de Santa Cruz.

Actualmente, hay un promedio de pérdida de bosque de aproximadamente 350.000 hectáreas, al año, siendo el histórico acumulado de cerca de 8 millones de hectáreas, de las cuales más de tres millones se han producido en la última década.

REGIONES AFECTADAS

En el informe de la ABT, también resalta que en el departamento donde más se deforestó fue Santa Cruz con 91.369 hectáreas, seguido por Beni, con 8.437 y La Paz 4.032; la mayor parte de las tierras afectadas se destina a la ganadería y a la actividad forestal y minera.

La ambientalista precisó, que si bien es necesario cuidar el uso de agua, también es pertinente poner atención con la tala indiscriminada de la capa forestal del país, toda vez que son elementos claves para la regulación de la biodiversidad y la generación de lluvias. Los glaciares también estarían en peligro de desaparecer por las acciones orientadas a la ampliación de la producción agrícola, que se hace en territorio boliviano.

FUENTES DE AGUA

Con la desaparición de la cobertura boscosa, el país pierde también un sin número de servicios ecosistémicos, como la protección de las fuentes de agua, la regulación del clima, que se produce con la purificación del clima, lo cual se trasunta en la purificación del aire.

Además, los bosques son fuente de alimentos y medicinas para las comunidades locales.

"La deforestación (desmonte o desbosque) significa la eliminación completa de carácter permanente o temporal de los bosques y su reemplazo por usos no forestales de la tierra.