Deuda interna llegó a Bs 29.645 millones. 5,1% más que en 2015
Por: Página Siete Jueves, Mayo 11, 2017-Hrs.

La deuda interna llegó el año pasado a 29.645 millones de bolivianos (4.253 millones de dólares), un 5,1% más que en 2015, según datos incluidos en la Memoria de la Economía Boliviana 2016 del Ministerio de Economía.
Este incremento se explica principalmente por la emisión de  bonos "C" (títulos emitidos por el TGN mediante subasta pública, con fines fiscales) y también por el pago de las amortizaciones de los bonos con las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). 
En 2005  la deuda era de 23.748 millones de bolivianos. 
Con respecto al Producto Interno Bruto (PIB), el saldo de la deuda interna del TGN llega al 12,7% inferior a los límites establecidos por organismos internacionales como la Comunidad Andina de Naciones (CAN) que estipula un tope de 50% para la deuda pública.
Los 29.645 millones de bolivianos, sin embargo representan el 75,4% del total de los ingresos fiscales.
El Ministerio de Economía señala que ese porcentaje es inferior al registrado en 2005 que era de 199,3%, por lo que el TGN, hoy posee una amplia solvencia para el cumplimiento de sus obligaciones con los acreedores. 
Composición por acreedor
La deuda interna contratada con el sector privado alcanzó un valor de 19.850 millones de bolivianos (67), seguido de  las obligaciones contraídas con el sector público financiero  9.724 millones de bolivianos (33%) y el sector público no financiero 1 millón de bolivianos (0,005%).
Dentro de las obligaciones (sector privado) destacan las emisiones de bonos "C" colocadas en el mercado financiero y que registraron un saldo de 12.626 millones de bolivianos, un 21,7% más respecto a 2015. 
En segundo lugar se halla la  deuda con las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) que anotó un saldo de 7.185 millones de bolivianos, con una disminución de 8,9%. La  baja se explica por el servicio  de capital de 926 millones de bolivianos.
La deuda con las AFP fue contraída en 1997 por el TGN con ventas directas de bonos a estas entidades  para financiar el pago de pensiones  (Ley 1732).
Sin embargo, desde 2008 se dejaron de realizar estas emisiones porque generaban una carga negativa para el TGN, porque estaban indexadas a la UFV. Luego están los bonos Tesoro Directo.
En el sector público financiero el mayor acreedor es el BCB con 9.794 millones de bolivianos.