La academia gratuita de Apple para formar programadores de todo el mundo
Por: BBC Mundo Lunes, Mayo 29, 2017-Hrs.
Getty Images

La empresa tecnol贸gica Apple est谩 expandiendo su fuerza laboral.

Y lo har谩 duplicando el n煤mero de j贸venes con habilidades digitales contratados tras egresar de su Academia de Programaci贸n europea.

El centro de estudios, que abri贸 sus puertas el a帽o pasado, se encuentra en N谩poles, una ciudad en el sur de Italia.

All铆, los estudiantes pasan un a帽o aprendiendo a programar, a desarrollar aplicaciones tecnol贸gicas y a impulsar start-ups (empresas tecnol贸gicas incipientes).

Los cupos se otorgan a trav茅s de un concurso en el que personas de cualquier nacionalidad pueden participar. No hay que pagar matr铆cula y los cursos se imparten en ingl茅s.

En junio se realizar谩 una nueva ronda de ex谩menes en M煤nich, Par铆s, Londres, Madrid, Roma y N谩poles.

Se reclutar谩n 400 estudiantes en el oto帽o boreal que tendr谩n entre 18 y 30 a帽os y que participar谩n en cursos organizados por la Universidad Federico II y la de N谩poles, ambas ubicadas en la ciudad del mismo nombre.

Manos a la obra

La decisi贸n de una empresa como Apple de involucrarse de manera directa en la educaci贸n tiene que ver con la filantrop铆a y el propio inter茅s.

En menos de una d茅cada, el desarrollo de aplicaciones computarizadas se ha convertido en una importante fuente de ganancias y trabajo.

Seg煤n Apple, su tienda digital ofrece dos millones de aplicaciones. Y tan solo en Europa, ese rubro genera m谩s de un mill贸n de puestos de trabajo.

Pero desde hace un tiempo se ha registrado una brecha entre la demanda de profesionales con la experticia digital requerida para el desarrollo de aplicaciones y la preparaci贸n de quienes se postulan a esos puestos de trabajo.

Eso quiere decir que trabajadores sin la capacitaci贸n requerida no consiguen trabajo, y que los empleadores no logran captar la mano de obra calificada que necesitan.

As铆 que Apple est谩 tomando las medidas necesarias para desarrollar su propio talento.

Peligros

El ataque cibern茅tico que ocurri贸 a mediados de mayo y afect贸 a m谩s de una centena de pa铆ses -un virus llamado ransomware que "secuestra" la informaci贸n almacenada en una computadora y exige el pago de un rescate- evidenci贸 nuevamente la falta de expertos en seguridad cibern茅tica.

Se han realizado numerosas advertencias acerca de esta situaci贸n. De hecho, el director de seguridad de IBM, Marc Van Zadelhoff, sugiri贸 la introducci贸n de un cambio en el reclutamiento de especialistas en programaci贸n digital.

Y es que IBM tiene una red internacional de acuerdos universitarios para la realizaci贸n de proyectos acerca de ciberseguridad.

Pero en un art铆culo que escribi贸 para la publicaci贸n Harvard Business Review, de la universidad estadounidense del mismo nombre, Van Zadelhoff se帽al贸 que para resolver las limitaciones existentes es necesario entrenar a gente sin experiencia en el campo tecnol贸gico.

"驴Por qu茅 limitamos el perfil en los puestos de trabajo especializados en seguridad cibern茅tica a personas con estudios de cuatro a帽os en ciencia computarizada cuando necesitamos con urgencia variedad de habilidades en tantas industrias?", se pregunta el especialista.

Seg煤n Van Zadelhoff, "los empleadores deber铆an considerar la postulaci贸n de personas que no tengan experiencia tradicional en el campo de la ciberseguridad porque podr铆an ofrecer nuevas perspectivas".

Otra arista

Pero la experticia requerida en la econom铆a moderna tiene una dimensi贸n pol铆tica de mayor alcance, de acuerdo a un informe que anualmente realiza la Organizaci贸n para la Cooperaci贸n y el Desarrollo Econ贸mico (OCDE).

Uno de los aspectos a los que se refiere el an谩lisis realizado por la instituci贸n, publicado este mes, es el impacto polarizador que tiene la globalizaci贸n. Es una de las cr铆ticas de quienes se oponen al fen贸meno, se identifiquen con una ideolog铆a de derecha o de izquierda.

Seg煤n la OCDE el hecho de que un pa铆s gane o pierda con la globalizaci贸n depende del nivel de experticia de su fuerza laboral en ciertas 谩reas.

Si una naci贸n cuenta con una sociedad calificada y preparada, se beneficiar谩 de la globalizaci贸n, aprovechando la existencia de buenos trabajos, la mejora de la productividad y la ampliaci贸n de mercados e industrias digitales.

El documento identifica a Corea del Sur y a Polonia como ejemplos de pa铆ses que est谩n avanzando en ese sentido. Y a Estonia, Jap贸n y Nueva Zelanda como pa铆ses que, con 茅xito, est谩n aprovechando la expansi贸n del sector tecnol贸gico.

Mano de obra

Entre las econom铆as m谩s importantes del mundo, de acuerdo al informe de la OCDE, Alemania es una naci贸n m谩s efectiva que Estados Unidos en el desarrollo de habilidades profesionales.

Sin embargo, para muchos es preocupante que en pa铆ses que son parte de la instituci贸n haya 200 millones de personas casi analfabetas y con pocas habilidades num茅ricas, lo que las hace vulnerables a las fuerzas de la globalizaci贸n.

Son individuos con la capacidad de lectura que tiene un ni帽o de 10 a帽os y cuya posibilidad de encontrar un puesto de trabajo est谩 seriamente amenazada por la tercerizaci贸n de actividades en otros pa铆ses y la tecnolog铆a.

La OCDE considera que Grecia es un pa铆s que no ha logrado responder al reto de adaptarse a la econom铆a moderna.

Y advierte que el Reino Unido, Australia, Irlanda y EE.UU. tienen que estar pendientes de esta situaci贸n porque las habilidades que tiene su fuerza de trabajo no est谩n bien alineadas con las necesidades de industrias impulsadas por la tecnolog铆a.

Riesgos

Proyectos como el de la academia de Apple est谩n orientados a escoger a los mejores, pero la OCDE se帽ala que es peligroso ignorar la realidad de quienes no pertenecen a ese grupo.

Andreas Schleicher, el director de educaci贸n de la OCDE, dice que hay una imperativa necesidad desde el punto de vista social y econ贸mico de entrenar a la poblaci贸n si se quiere evitar la divisi贸n social que podr铆a causar la globalizaci贸n.

"Que no se espere que los trabajadores acepten perder su trabajo debido a la tercerizaci贸n o la automatizaci贸n si no se sienten preparados para obtener o crear nuevos puestos", advierte Schleicher.