Romero se siente traicionado y anticipa cambios en sus demandas
Por: Página Siete Miércoles, Enero 03, 2018-Hrs.
Ministerio de Gobierno

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, deploró la posición de las bases de los médicos, que ayer rechazaron el preacuerdo elaborado entre el domingo y el lunes para poner fin a sus medidas de protesta por la derogación del artículo 205 del nuevo Código del Sistema Penal.

La autoridad dijo sentirse "traicionado y dolido" porque el diálogo con los médicos no sea de buena fe, toda vez que, denunció, mantienen contacto con actores políticos de derecha y otros sectores que están "contaminando" esta movilización y que impiden una solución al conflicto.

Romero denunció que "nunca habrá consenso", si los médicos continúan consultando sobre los avances en el diálogo al dirigente de los maestros de La Paz, José Luis Álvarez; al rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Waldo Albarracín; a asambleístas de Unidad Nacional y a otros sectores.

"Eso no es buena fe y nosotros no somos ingenuos, no hemos nacido ayer. Yo me siento profundamente dolido y traicionado en el propósito de llevar adelante un diálogo con buena fe realmente, un diálogo limpio", expresó Romero en conferencia de prensa.

En esa línea y luego de que las bases rechazaron el preacuerdo, vaticinó que el sector médico cambiará sus demandas abordadas en las reuniones de Santa Cruz y Cochabamba y exigirá la abrogación de todo el Código de Sistema Penal, pues ello, mencionó, se abordó en sus asambleas departamentales ayer.

De ser así, indicó, la movilización del sector médico no es seria y no responde a un pedido legítimo. Pese a ello, anunció, el Gobierno continuará predispuesto al diálogo.

El preacuerdo firmado entre el sector médico y el Gobierno establece que el artículo 205 del nuevo Código del Sistema Penal, que denuncian los médicos criminaliza su profesión, queda en suspenso hasta mediados de 2019,  con el fin de que se realice un análisis y revisión pertinente y se apruebe la Ley General de Salud, además del Instituto Nacional de Conciliación y Arbitraje.

Las bases de los colegios médicos de los nueve departamentos del país rechazaron el preacuerdo y exigieron la derogación del artículo 205 y no la suspensión de dicho artículo.

El Ministro acotó que el rechazo no le sorprende, dado que, según información que recibió de la ministra de Salud, Ariana Campero, en seis anteriores oportunidades también se habían suscrito acuerdos que derivaron en su desconocimiento o rechazo.