Precio del petróleo sube, pero Bolivia vende menos gas
Por: Página Siete Jueves, Enero 25, 2018-Hrs.
ABC

La cotización internacional del precio del petróleo registró ayer su máximo nivel en dos años al alcanzar 65,61 dólares por barril. En enero de 2016 había caído a 26,5  dólares el barril.


No obstante, actualmente el país tropieza con  menor producción de gas natural y un bajo nivel de exportación, principalmente al mercado de  Brasil.

"El precio del petróleo en el mercado neoyorquino cerró la jornada  en su nivel más alto desde diciembre de 2014, impulsado por la baja simultánea del dólar y de las reservas semanales de crudo estadounidenses, pese a una producción en alza en el país", según AFP.


A mediados de junio de 2014, el precio del crudo estaba por encima de los 100 dólares, luego de esa fecha descendió debido a la mayor oferta de Estados Unidos, país que pasó de importador a exportador.


Paralelamente, desde el año pasado  Bolivia registra niveles bajos en el volumen enviado a Brasil, debido a que  entre enero y noviembre el promedio apenas alcanzó los 23,9 millones de metros cúbicos día (MMmcd).


De acuerdo con los datos publicados por la Gobernación de Santa Cruz, entre el 15 y 21 de enero de este año, el país envió 18,8 MMmcd, registrado el martes 16 y miércoles 17, y el máximo fue 22,77 MMmcd, el jueves 18.

Mientras que al mercado de Argentina, en promedio, se entregó 18,4 MMmcd del carburante.


En el Presupuesto General del Estado se  proyecta que este año  se exportará a Brasil un promedio de  25 MMmcd, cuando el máximo de entrega acordado en el contrato  es de 30,08 MMmcd. Los ingresos para la gestión  se calcularon con un valor de  45,5 dólares el barril de crudo.

Para Hugo del Granado, experto en hidrocarburos,  aunque Brasil y Argentina demanden los volúmenes  acordados, la producción nacional no podría abastecer. "(Esto se debe) al lamentable resultado de la imprevisión y  exitismo de los años de bonanza", advirtió el analista.


Explicó  que Bolivia alcanzó su máxima producción en 2014 y desde entonces entró en un ciclo de declinación por falta de nuevos yacimientos en producción y por la falta de nuevos descubrimientos.


Atribuyó  el alza del barril al resultado del corte establecido por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en diciembre de 2016.


Sin embargo,  dijo que el buen precio impulsó el incremento de la producción de shale oil en EEUU, con tal rapidez que la Agencia Internacional de Energía (IEA) proyectó  que incluso antes de fin de año puede superar a Rusia y Arabia Saudita, para situarse como el primer productor mundial de petróleo.

En su criterio, esta nueva situación hace prever que nuevamente el mercado podrá saturarse y los precios volverán a bajar hasta estabilizarse en 60 dólares. Esto puede  significar mayores ingresos para las regiones que  se benefician por la venta de gas.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) informó que entre enero y noviembre de 2017, la exportación de gas natural sumó 2.350,6 millones de dólares. El monto es superior al alcanzado en similar periodo de 2016, que fue 1.901,5 millones de dólares.

Los  factores

  • Compra Se sabe que Brasil dejó de requerir los 30 MMmcd promedio que utilizaba entre 2013 y 2015, debido a que  desde mediados del año pasado su demanda   se tornó más "volátil". Mientras que el Gobierno atribuyó al descenso de su economía nacional, hecho que incluso  incidió de  manera negativa en el crecimiento del Producto Interno Bruto.
  • Pago Durante 2017, Brasil canceló entre 3,4 y 4,3 dólares por  millón de BTU (unidad térmica británica), con una mejora en los últimos dos trimestres.
  • Proyección Por la venta de gas natural, el Ministerio de Economía calculó que en este  2018, Brasil pagará entre 3,5 y 3,4 dólares, a base de un precio del barril de petróleo en promedio anual de 45,5 dólares.

Punto de vista
VÍctor hugo Áñez  Director ante YPFB

Hay que planificar, los precios son coyunturales

No podemos estar expuestos al alza o caída de precios del petróleo. Si mejoran (los precios), las regiones se benefician de mayores ingresos. Pero si la cotización desciende como ya se observó en los años 2014, 2015 o 2016, todas las proyecciones que realiza el Gobierno se ven afectadas o no llegan a cumplirse.


Entonces, estar sujeto a que suba el precio internacional como un mecanismo para calcular los ingresos del país  es un error enorme y una falta de planificación.


Se debe hacer una planificación a corto, mediano y largo plazo basada en la certificación de las reservas de gas, porque en función a eso se podrán negociar los futuros contratos. Y mientras los planes de exploración sean esporádicos, paliativos, ¿cómo se puede tener expectativa?


Aferrarnos al hecho de que el precio del petróleo mejoró por una coyuntura de mercado podría ser un error que lo único que nos va a llevar es a fracasar en la política de hidrocarburos que tuvo el gobierno del MAS.


Sobre la menor demanda de gas de Brasil, YPFB tiene su parte operativa y ellos tienen que solicitar al mercado brasileño una  posición sobre la menor nominación que realizan.


Brasil no nos puede poner en conflicto, porque una vez que concluya el contrato, en este año, Bolivia tendrá que entregar el gas no enviado y eso también perjudica a la hora de hacer un plan futuro.