Cambian a tres viceministros y hay denuncias de racismo
Por: Página Siete Viernes, Febrero 02, 2018-Hrs.
ABI

Ajustes en los mandos medios. Tres viceministros renunciaron a sus cargos en las últimas horas  en medio de pugnas y al interior del MAS toman fuerza las denuncias de racismo y discriminación.

El último en dejar su cargo fue Galo Bonifaz, viceministro de Transporte, quien denunció que fue discrimado por Milton Claros, su jefe y ministro de Obras Públicas. "(Renuncié) más que todo por discriminación del Ministro. Nosotros percibimos eso cuando un dirigente sindical ingresa a una institución, lo primero es sacarle del lugar, pero hemos cumplido con nuestro trabajo", declaró la autoridad después de anunciar su dimisión.

Según dijo, Claros en 2017 le pidió la renuncia tres veces. "Entiendo que no era parte de su equipo", dijo el otrora diputado del MAS que llegó de la mano del sector del transporte pandino.

En la tarde también se conoció del cambio del viceministro de Planificación, Roberto Salvatierra, y su cargo fue ocupado por Manuel Canelas, diputado del MAS elegido en 2014.

La flamante autoridad, con formación en  ciencia política en España, fue posesionada por la ministra Mariana Prado.

Más temprano fue posesionada Rocío Pimentel, exalcaldesa de Oruro por el MAS y exgerente de Lotería Nacional, como viceministra de Gestión Comunicacional en reemplazo de Carmen Miranda, quien renunció el miércoles aduciendo problemas personales, aunque se conoce que tuvo diferencias muy marcadas con la titular de esa cartera de Estado, Gisela López.

"Independientemente de los cuestionamientos, la prensa es un espacio de poder a la hora de llevar mensajes a la ciudadanía. Este es el primer mensaje en que nos vamos a enmarcar trabajando para obtener resultados con los mensajes que queremos llevar desde el Gobierno", mencionó la flamante autoridad, según registra la agencia ABI.

López, por su parte, confió que "en su condición de comunicadora y periodista, (Pimentel) va a cumplir un buen rol".

Pimentel es periodista con experiencia de más de 20 años en la ciudad de Oruro hasta que incursionó en la política.

Su llegada ocurre en un momento "complicado" en el Ministerio de Comunicación y en los medios estatales.

El director de Medios Estatales, Mauricio Carrasco, reveló ayer que denunció a la exviceministra Carmen Miranda por acoso laboral y discriminación.

El funcionario presentó dos denuncias cuando Mirada era viceministra de Gestión Comunicacional, según la agencia ANF.

La de acoso laboral fue presentada el 30 de octubre de 2017 en la Unidad de Transparencia del Ministerio de Comunicación y el caso "está avanzando".

El segundo caso por discriminación fue presentado en noviembre del año pasado ante el Viceministro de Descolonización por el presunto delito de discriminación, pero la queja no avanza hace cuatro meses.

El funcionario relató que en junio de 2017 fue contratado como Jefe de Redacción del diario gubernamental Cambio, pero Miranda ejerció "humillación pública, perjuicio laboral y presión con infamias y desprestigio para obligarme a renunciar al cargo".

Según dijo también le acusó de ser "buzo (infiltrado) de la embajada familiar" y que le humilló públicamente en la redacción del mencionado matutino.

Estas denuncias se suman a las irregularidades denunciadas al interior de los medios estatales. En Bolivia Tv, al menos dos exgerentes afrontan denuncias de acoso sexual y la ministra López se querelló contra las periodistas que denunciaron tal situación.

Se conoce que los cambios registrados en los viceministerios responden a una "renovación gradual" de mandos medios y que continuarán  hasta mediados de este año y la cooptación de espacios de poder en un gobierno marcado por pugnas internas.

En ese contexto, el diputado Manuel Mamani,  de la bancada del MAS Cochabamba, reforzó la denuncia de que existe discriminación al interior de parte de los profesionales citadinos e invitados al instrumento político a parlamentarios elegidos con el respaldo de las organizaciones sociales afines al Gobierno.

"Por ejemplo en Cochabamba no existe, pero en otros departamentos existe porque algunos son profesionales, se creen más capos que nosotros, y nosotros somos orgánicos pero aguantamos por ser orgánicos, tenemos una línea de nuestro Presidente", declaró a ERBOL.