Segunda ola de inversión peruana llega a Bolivia con 500 empresas
Por: El Deber Martes, Febrero 20, 2018-Hrs.

Un 'ejército' de al menos 500 empresas unipersonales y de sociedades de responsabilidad limitada de capitales peruanos encabeza la segunda ola y engrosa las inversiones procedentes del vecino país a Bolivia.

El portafolio lo complementan 33 filiales de holdings peruanos que están el país hace tiempo y refugian sus inversiones en los sectores financiero, industrial, de seguro, de servicios de almacenes industriales, de suministros alimentarios, construcción, industria de la belleza, seguridad, productos de oficina, bebidas, servicios de logística, farmacéutico, papelera, textil y confecciones.

La expansi√≥n de empresas unipersonales y de sociedades de responsabilidad limitada de capitales peruanos fue desvelada como un dato preliminar por el c√≥nsul general de Per√ļ en Santa Cruz, Jorge Antonio Rosado.

A¬† juicio del diplom√°tico, Per√ļ es uno de los mayores inversionistas en Bolivia y si bien no hay datos concretos y actualizados que detallen montos, con cifras de la consultora Mu√Īiz de 2014, empresarios de su pa√≠s invirtieron en ese periodo m√°s de $us 2.000 millones en Bolivia. Cree que, al presente, los indicadores est√°n por encima de ese monto.

Rosado indicó que la cifra de las 500 unidades productivas, en su mayoría, ha sido constituida con los ahorros de emprendedores que arribaron de su país y que refugian sus inversiones en empresas de  seguridad, fotocopias, imprentas, lavanderías, panaderías, entre otros negocios. Destacó la contratación de mano de obra boliviana.

"No solamente hablamos de grandes inversiones peruanas, sino tambi√©n de peque√Īasque son intensivas en¬† ocupaci√≥n laboral", puntualiz√≥ Rosado.

De acuerdo con el presidente del directorio de la C√°mara de Comercio e Industria Boliviano Peruana (Cabolpe), Jaime Barrenechea, los capitales peruanos han apostado, desde hace muchos a√Īos, por inversiones en Bolivia.

La presencia se centra en grupos empresariales en diversos sectores. Por ejemplo, el Grupo Romero, con Industrias de Aceite Fino, Ransabol, Banco de Cr√©dito BCP y Alpasur; el Grupo Rodr√≠guez, con PIL Andina, Nestl√© y Soboce; el grupo Delosur que opera desde 2013 en Bolivia con KFC y Starbucks; Inversiones Rockys, √°rea de gastronom√≠a; Aceros Arequipa, en construcci√≥n; y Belcorp (Ebel) y Yanbal, en el √°rea de la cosm√©tica. En 2014, la cementera Soboce fue vendida por $us 300 millones al Grupo Rodr√≠guez (Consorcio Cementero del Sur).

A decir de Barrenechea, estos capitales peruanos han abierto el camino y actualmente existen muchas empresas peruanas interesadas en incursionar en Bolivia, especialmente en el sector de la construcción, que tiene un crecimiento constante.

Desde la perspectiva del presidente de la C√°mara Boliviana de Franquicias (Cafran), Alfredo Troche, las inversiones de capitales peruanos que operan en Bolivia desde hace varios a√Īos son importantes. Por ejemplo, en el sector gastron√≥mico KFC y Starbucks provienen de Delosur Per√ļ.

Citó también al Grupo Gloria, la cementera Soboce, entre otras grandes empresas, que, a su criterio, son multinacionales que impactan en la economía.

Troche cree que la situaci√≥n econ√≥mica reflejada por el pa√≠s en la √ļltima d√©cada es destacable versus el resto de la regi√≥n (crecimiento en promedio de m√°s del 4%) y est√° entre los factores que motivan la llegada de inversiones procedentes de Per√ļ a Bolivia.

"El establecimiento de nuevos y grandes centros comerciales que están cambiando los hábitos de consumo de la población boliviana despiertan el interés de empresarios para invertir y operar en Bolivia. Normalmente, aterrizan en Santa Cruz para luego expandirse a otras ciudades", agregó.

Una muestra m√°s de la nueva din√°mica es el env√≠o de remesas desde Bolivia a Per√ļ con $us 6 millones trimestrales (2017).

 

Apuesta importante

En enero de este a√Īo la empresa peruana Alicorp hizo p√ļblica su intenci√≥n de adquisici√≥n del 100% de negocios que integran Industrias del Aceite S.A. (Fino) y ADM SAO (SAO), dos de las m√°s importantes firmas del sector de la industria oleaginosa en Bolivia.

El valor oscila entre los $us 390 millones y $us 420 millones. De concretarse la compra de las dos firmas bolivianas, que en 2017 facturaron $us 500 millones, se fortalecer√≠an las tres compa√Ī√≠as en el mercado nacional.

Actualmente, el Grupo Romero posee el 100% del capital social de Fino y en diciembre acordó con la estadounidense ADM adquirir las acciones de las empresas propietarias de ADM Bolivia.

JP Morgan, PwC y el estudio Garrigues est√°n asesorando a la gerencia de Alicorp en la evaluaci√≥n de la potencial transacci√≥n, que se espera concluya en el primer trimestre de 2018. La regi√≥n andina est√° dentro de los planes de crecimiento estrat√©gico de Alicorp y Bolivia es una plaza en la que viene registrando un buen desempe√Īo.

El Grupo Romero tambi√©n es due√Īo de Ransa, uno de los operadores log√≠stico l√≠der en el mercado peruano y que hoy opera en Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y Tarija. "Desde que se iniciaron las operaciones en Bolivia, en 2003, Ransa ha ido creciendo entre un 10 y 15% anualmente", se√Īal√≥ el gerente Javier Basulto y agreg√≥ que estiman superar los $us 5 millones en facturaci√≥n.

Mientras el Banco de Cr√©dito BCP del Grupo Romero prev√© la inversi√≥n de $us 10 millones en un moderno edificio ubicado en Equipetrol Norte.

Para Javier Aneiva, gerente de la Bolsa Boliviana de Valores, las inversiones no reconocen fronteras, buscan rentabilidades, entonces, es natural que haya compa√Ī√≠as que quieran expandir sus mercados en pa√≠ses vecinos.

 

Es un mercado 'espectacular' para las bebidas y los nuevos formatos

Para la empresa peruana AJE Group, Bolivia es un mercado 'espectacular'. Los precios son atractivos para invertir. "Es uno de los países con alto consumo per cápita de gaseosas en la región. En Bolivia, el consumo es de 110 litros por persona, mientras en Ecuador es de 85 litros. Pero no solo las gaseosas son muy requeridas, bebidas como las isotónicas tienen oportunidades", dijo Eduardo Del Pino.

Se√Īal√≥ que la tendencia es hacia el consumo de bebidas saludables con reducci√≥n de az√ļcar y menos calor√≠as. Hay un creciente inter√©s por envases en nuevos formatos que se adapten a ese ritmo de vida. Para cubrir esa demanda, AJE Group cuenta con varias opciones desde envases familiares hasta personales, explic√≥.

La compa√Ī√≠a arrib√≥ al pa√≠s en 2014. Invirti√≥ $us 5 millones para instalar su planta industrial en Santa Cruz y dejar de importar sus productos.

 

Santa Cruz exporta y La Paz importa

Santa Cruz es el departamento que concentra el mayor porcentaje de las exportaciones a Per√ļ, con el 87%. En cuanto al monto, el a√Īo pasado concret√≥ ventas externas por $us 239,5 millones, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estad√≠stica de Bolivia.

En el otro extremo, se encuentra el departamento de La Paz, que concentra el 73% de las importaciones peruanas a territorio nacional. La cantidad alcanzada en 2017 fue de $us 444,6 millones.

Los tres productos que Bolivia m√°s vende al pa√≠s incaico son torta y harina de soya, y gas licuado de petr√≥leo. Di√©sel, barras de hierro o acero sin alear, y pa√Īales para beb√©s son los tres art√≠culos peruanos m√°s importados al territorio nacional.

A decir de Julio Jos√© Polanco, exdirector de la oficina comercial de Per√ļ en Bolivia, la relaci√≥n comercial entre ambos pa√≠ses ha crecido bastante en los √ļltimos seis a√Īos y lo interesante es que el 90% de lo que intercambian son productos manufacturados.

En el sector turismo se han abierto otras conexiones gracias, entre otras cosas, a las aerol√≠neas Peruvian Airline y Amazonas. Los precios se han sincerado y viajar a Per√ļ desde Bolivia cuesta menos de la mitad que en la anterior d√©cada.

Por su parte, las empresas bolivianas m√°s interesadas en instalarse en el vecino pa√≠s son las del sector de alimentos. Adem√°s, solicitan datos de profesionales que los ayuden a instalarse en Per√ļ.