Oscar 2018: México conquista Hollywood
Por: El País Lunes, Marzo 05, 2018-Hrs.
captura de El País

 

El teatro Dolby y el mundo entero apenas pod√≠an contener la risa cuando Warren Beatty y Faye Dunaway salieron de nuevo a presentar el Oscar a la mejor pel√≠cula. Esta vez no hubo duda. La forma del agua, una historia de amor con un monstruo, una protagonista muda y una ambientaci√≥n siniestra, es la pel√≠cula del a√Īo para la Academia de las Ciencias y las Artes Cinematogr√°ficas. Y est√° dirigida por un mexicano, Guillermo del Toro, que adem√°s se llev√≥ el premio al mejor direcci√≥n.

El oscar de Del Toro por La forma del agua es el cuarto para un director mexicano en los √ļltimos cinco a√Īos. Lea dos veces esa frase. Del Toro ha conquistado la √©lite de Hollywood con una f√°bula con todos los elementos para no haberse hecho nunca, como brome√≥ desde el escenario. "Soy un inmigrante, como mis compadres y como muchos de vosotros", dijo. La pel√≠cula tiene adem√°s cierto simbolismo sobre la aceptaci√≥n del otro. "Una de las mejores cosas que hace nuestra industria es ayudar a borrar las l√≠neas en la arena", dijo Del Toro.

M√©xico entr√≥ por la puerta del teatro Dolby, se subi√≥ al escenario en el primer minuto y ya no se baj√≥. Ha habido muchos momentos de reconocimiento de los latinos en los √ļltimos a√Īos, detalles, premios para directores, canciones. Pero nada como lo que se vio este domingo. Eiza Gonz√°lez y Eugenio Derbez salieron a presentar; la canci√≥n Recu√©rdame fue interpretada por los cantantes Miguel, Natalia Lafourcade y el actor Gael Garc√≠a Bernal sobre el escenario. La estatuilla fue para esa canci√≥n. El Oscar de largo de animaci√≥n fue para Coco, la f√°bula mexicana, inapelablemente mexicana, que ha conquistado Estados Unidos. El director, Lee Unkrich, dijo sobre el escenario que es importante que "los ni√Īos puedan ver personajes que viven y hablan como ellos". Por primera vez, no es un t√≥pico.

Para dar perspectiva sobre la importancia del momento, all√≠ estaba Rita Moreno, la primera latina que gan√≥ un oscar (West Side Story, 1962). Moreno suele contar como ten√≠a que forzar su acento y como, por su tono de piel, fue condenada en su carrera a ser la actriz √©tnica de turno, cualquiera que fuera esa etnia. Minutos antes de empezar la ceremonia, las actrices Eiza Gonz√°lez y Gina Rodr√≠guez se hac√≠an una foto con Moreno en el lobby del teatro Dolby. Sobre el escenario, recibi√≥ una ovaci√≥n en pie. Hollywood ya hab√≠a descubierto a los directores mexicanos. Este fue el a√Īo en que abraz√≥ a M√©xico, independientemente de lo que pasara con Guillermo del Toro.

Sobre el escenario se oy√≥ "viva M√©xico" y tambi√©n "viva Latinoam√©rica". El primer Oscar de la historia para Chile lleg√≥ finalmente de la conmovedora Una mujer fant√°stica, una pel√≠cula f√°cil de ir a ver al cine en Los √Āngeles, que ya es much√≠simo en la categor√≠a de Pel√≠cula de habla extranjera. Al escenario subieron los verdaderos padrinos del cine chileno actual, Pablo Larra√≠n y Juan de Dios Larra√≠n, el director Sebasti√°n Lelio y la extraordinaria Daniela Vega. La √©lite de Hollywood reconoci√≥ a Vega con una ovaci√≥n especial cuando Lelio mencion√≥ su nombre.

Lelio destacó ante la prensa que la historia sucede en un país "donde el Estado no reconoce la existencia de los transexuales". "Espero que este premio y la amplificación que supone ayude a dar relevancia a un asunto que es urgente. Un transexual no es una persona de segunda clase".

Es difícil recordar una edición de los Oscar en la que los premios a la mejor interpretación no tuvieran ninguna emoción. Ninguno de ellos. Los premios para Sam Rockwell (Tres anuncios en las afueras), Allison Janney (Yo, Tonya) en las categorías secundarias, y para Gary Oldman (El instante más oscuro) y Frances McDormand (Tres anuncios) en las principales, fueron prácticamente por aclamación, después de que los cuatro hubieran ganado todos los premios de la industria.

Weinstein y el #MeToo

Fuera de M√©xico, los Oscar de 2018 ser√°n recordados como los del a√Īo del #MeToo, por supuesto. De alguna manera la ceremonia m√°s importante de Hollywood ten√≠a que reconocer el profundo cambio de cultura, impensable hace solo seis meses, que ha destapado primero la extensi√≥n inaudita del acoso sexual en la industria del cine, y despu√©s ha tratado de liderar una cultura de redenci√≥n que se est√° extendiendo a todos los √°mbitos de trabajo.

Igual que hizo Chris Rock hace tres ediciones con la pol√©mica sobre la ausencia de nominados negros, el presentador Jimmy Kimmel abord√≥ el elefante en la habitaci√≥n desde el principio. La estatuilla del Oscar, dijo, "es el hombre m√°s respetado de Hollywood". "Tiene las manos donde puedes verlas y no tiene pene". Tambi√©n hizo referencia a Harvey Weinstein, el depredador sexual cuya ca√≠da precipit√≥ el cambio, aunque no lo eviscer√≥ sobre el escenario, como han hecho otros presentadores este a√Īo. Para el nivel que ha alcanzado MeToo, las referencias de Kimmel al asunto sonaron a tr√°mite, pero a tr√°mite necesario.

La Academia tenía preparado su propio reconocimiento a lo que está pasando en la industria. Salieron al escenario Ashley Judd, Annabella Sciorra y Salma Hayek, tres de las víctimas con los relatos más inquietantes sobre Harvey Weinstein. A las dos primeras les destruyó su carrera en los 90. A Hayek, estuvo a punto. Las tres mujeres presentaron un vídeo en el que voces como Ana du Vernay, Mira Sorvino o Kumal Nanjiani explicaban que Hollywood ha empezado de manera decidida a mostrar en la pantalla protagonistas mujeres, afroamericanos, mexicanos, indios...

Este ha sido y es el a√Īo de Coco, La enfermedad del amor, Wonder Woman y Black Panther. Exitazos impensables hace solo un a√Īo, como dijo Kimmel. Geena Davis recordaba que despu√©s de Thelma y Louise (1991) parec√≠a que todo iba a cambiar en la representaci√≥n de las mujeres en las pel√≠culas, y no fue as√≠. El segmento vino a ser la manera de desear que "la promesa de esta noche", como dijo Hayek, no sea una an√©cdota dentro de otros 27 a√Īos. Todo termin√≥ con un momento televisivo √ļnico. Desde el escenario, Frances McDormand proporcion√≥ "un poco de perspectiva". Pidi√≥ a todas las mujeres nominadas en todas las categor√≠as en estos Oscar que se levantaran para que todo el mundo viera qui√©nes y cu√°ntas eran.

Kobe Bryant gan√≥ un Oscar por el corto Dear Basketball, quiz√° el √ļnico premio que la ciudad de Los √Āngeles a√ļn no le hab√≠a dado a la antigua estrella de los Lakers. Fue premiado el documental Icarus, que revela la trama de dopaje ol√≠mpico organizada en Rusia organizada por el Estado. James Ivory recibi√≥ el primer oscar de su carrera por el guion adaptado de Call Me By Your Name. Es la persona de mayor edad en recibir un oscar, a los 89 a√Īos. Tiene unos meses menos que la Academia, que este domingo celebr√≥ su 90¬™ cumplea√Īos. Quiz√° tambi√©n inici√≥ el camino para resistir unos cuantos m√°s.