Diálogo en pie mientras más sectores se suman al conflicto
El Deber

Esposas de policías instalaron un piquete de huelga de hambre, gremiales anuncian sumarse a las movilizaciones, médicos y fabriles también se pronunciaron.

 

El Deber.- El ministro de Gobierno Carlos Romero cree que los trabajadores intentan un movimiento conspirador y de confrontación. Ayer reapareció el fantasma de un motín policial

Luego de las amenazas de masificar las movilizaciones, el diálogo entre el Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB) se instaló a medianoche. Pese a ello, más sectores laborales anunciaron que se sumarán a las manifestaciones.

Ayer surgió el rumor de un motín policial en La Paz y, aunque varios jefes de la institución consultados por EL DEBER lo desmintieron, trascendió que les quitaron las armas a los policías de la UTOP, que hubo un cambio de guardia y la plaza Murillo fue resguardada por subtenientes.

Dirigentes de la COB esperaron en el Ministerio de Trabajo  al menos 14 horas, luego de las que los ministros anunciaron a los medios el diálogo por tiempo y materia.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, lamentó la movilización de los trabajadores, que calificó de 'movimiento conspirativo y confrontacional' que amenazó con tomar aeropuertos de la mano de integrantes de la Unión Juvenil Cruceñista (UCJ) y que sugirió que los policías se amotinen.

El ministro exigía que exista un "clima adecuado de diálogo", sin bloqueo de vías, pero igual anunció luego su inicio.

La negociación se instaló, poco antes de la medianoche, sin propuestas. La COB no presentó su proyecto técnico para mejorar las rentas del fondo solidario y el Gobierno no se movió un centímetro de su última propuesta, repetida ayer.

Movilizaciones

Día que pasa, la presión aumenta. Policías de base y gremiales, que tienen demandas específicas y diferentes a las de la COB, argumentaron su apoyo al ente matriz de los trabajadores y anunciaron medidas de presión en las próximas horas.

Guadalupe Cárdenas, dirigente de esposas de policías, dio un plazo de 48 horas al Gobierno para cumplir una demanda, en la que se preveía el incremento del porcentaje a las jubilaciones un 100% como los militares.

Junto al magisterio urbano, rural, mineros y trabajadores universitarios que se manifestaron en todo el país, desde hoy se anuncia que se sumarán a las protestas los fabriles de todo el país, con la paralización de este sector productivo, según manifestó su dirigente, Víctor Quispe.

Las centrales obreras departamentales y regionales tienen el instructivo de encabezar las medidas que se tomarán en cada región, especialmente con los bloqueos de vías para exigir al Gobierno responder al incremento del porcentaje para las jubilaciones del 70% con las últimas 24 papeletas.

Pedro Challapa, secretario general de la COD-Oruro, dijo que hoy se trasladarán a La Paz para masificar las marchas en la sede de Gobierno.

Los mineros de Huanuni, que mantuvieron una vigilia pacífica en La Paz, decidieron en una asamblea radicalizarse con "marchas contundentes".

Ayer, pobladores de las ciudades de La Paz y Santa Cruz se vieron afectados por las marchas y por los bloqueos.