Ubican la fuente de las emisiones que destruyen la capa de ozono
Por: BBC Mundo Lunes, Julio 09, 2018-Hrs.
Getty Images

En los √ļltimos meses, cient√≠ficos de todo el mundo hab√≠an estado extremadamente intrigados por un misterioso incremento en las emisiones de gases contaminantes que han hecho es da√Īar de forma dr√°stica la capa de ozono que protege a la Tierra.

Ahora, los responsables han sido descubiertos: los aislantes de espuma de poliuretano para uso doméstico producidos en China a precio reducido.

La Agencia de Investigación Ambiental (EIA) basada en Reino Unido, encontró que un compuesto químico que se usa en la producción de esos aislantes -y que fue prohibido en 2010- se está usando extensamente en China: los CFC-11 o clorofluorocarbonos-11.

Y el informe de la EIA encontró que la fuente de éstas es la industria de la construcción de hogares en China.

Hace dos meses, los investigadores publicaron un estudio que mostraba que la esperada disminuci√≥n en el uso de CFC-11, despu√©s de que fue totalmente prohibido hace ocho a√Īos, se hab√≠a lentificado dr√°sticamente.

Los investigadores sospechaban que alguien estaba usando los compuestos en alg√ļn lugar del este de Asia.

A pesar de los extensos rumores, no se conocía fuente. Había temores entre los expertos de que el compuesto químico se estaba utilizando secretamente para enriquecer uranio para armas nucleares.

Ahora se sabe que la fuente est√° vinculada al aislamiento de los hogares.

"Agente expansor"

Los CFC-11 son un "agente expansor" sumamente eficiente para la espuma de poliuretano porque lo ayuda a expandirse convirtiéndolo en el aislante térmico rígido que se utiliza en las casas para reducir el gasto de electricidad y disminuir las emisiones de carbono.

Los investigadores de la EIA contactaron a las f√°bricas de espuma de poliuretano en 10 provincias distintas en China.

Despu√©s de mantener conversaciones detalladas con los ejecutivos de 18 empresas, los investigadores concluyeron que el compuesto qu√≠mico estaba siendo utilizado en la mayor√≠a de los aislantes de poliuretano que las compa√Ī√≠as producen.

La razón es simple: los CFC-11 son de mejor calidad y mucho más baratos que las alternativas que sí pueden utilizarse.

A pesar de que el CFC-11 está prohibido, la puesta en vigor de la regulación es mala.

"Nos quedamos totalmente anonadados al encontrar que las compa√Ī√≠as se mostraban muy abiertas al confirmar que usaban CFC-11 y a la vez reconoc√≠an que era ilegal", le dijo a la BBC Avipsa Mahapatra, uno de los investigadores de la EIA.

"El hecho de que se mostraran tan displicentes sobre ello, el hecho de que nos contaran abiertamente lo generalizado de uso en el mercado, fue un hallazgo impactante para nosotros", agrega.

La EIA calcula que la cantidad de gas que se usa en China está en el medio de la escala de emisiones calculada por los científicos en su informe en mayo.

Sin embargo, aunque los resultados de la EIA parecen plausibles, los expertos afirman que es difícil afirmar que son definitivos.

El doctor Stephen Montzka de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (Noaa) le dijo a la BBC: "El uso extendido de los CFC-11 que parece ser aparente en China, basado en el estudio (de la EIA) es bastante sorprendente".

"Aunque para mi es difícil analizar la precisión del cálculo de emisiones que hacen para saber si realmente es probable que esta actividad pueda explicar todo o casi todo lo que estamos observando en la atmósfera global".

Entonces, ¬Ņpor qu√© es importante el hallazgo?

Importa debido a la enorme cantidad de químicos ilegales que se están usando y su potencial para revertir la recuperación que había comenzado en la capa de ozono.

La espuma de poliuretano de China suma casi una tercera parte de la producci√≥n global, as√≠ que si ellos est√°n usando esta sustancia que est√° da√Īando el ozono ser√° un retroceso de una d√©cada o m√°s en el objetivo para cerrar el agujero de la capa.

¬ŅQu√© puede hacerse?

Debido a que China es firmante del Protocolo de Montreal, que gobierna el uso de sustancias da√Īinas para el ozono, podr√≠a ser posible establecer sanciones comerciales en su contra.

Pero ya que el protocolo se firm√≥ en 1987, esta arma de √ļltimo recurso nunca ha sido utilizada y no se espera que se use en en este caso.

Lo más probable es que se aliente a China a disminuir la producción de CFC-11 y a lanzar una investigación con el apoyo del secretariado del Protocolo de Montreal.

Esta semana se reunir√°n en Viena los delegados del Protocolo e intentar√°n poner en pr√°ctica un plan para abordar el problema.