CEDLA: AFP ganaron $us 53 millones con Evo, m√°s que en el periodo neoliberal
Por: P√°gina Siete Martes, Agosto 21, 2018-Hrs.
El Diario

El Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA) a través del investigador, Carlos Arze, afirma que las dos Administradoras de Fondo de Pensiones (AFP) ganaron más en el Gobierno de Evo Morales, que en el periodo neoliberal. Mientras el promedio de ganancia anual entre 2005 y 2010 fue de $us 6.2 millones, entre el 2011-2016 llega a los $us 8.9 millones.

En un an√°lisis del alcance del reciente arbitraje internacional instaurado por el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), accionista principal de la Administradora de Pensiones Previsi√≥n (BBVA Previsi√≥n AFP S.A.) en contra del Estado boliviano ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), el analista se√Īala que es necesario el debate informado sobre el car√°cter del sistema de seguridad social y en especial, el papel que han jugado y juegan estas empresas privadas extranjeras.

"Los datos oficiales muestran que las ganancias netas anuales de las AFP experimentaron un alza importante desde la aprobaci√≥n del nuevo sistema de pensiones llevado por el Gobierno de Evo Morales (...). En t√©rminos absolutos, las ganancias acumuladas de las dos AFP para los seis a√Īos posteriores a la reforma de 2010 -para los que existe informaci√≥n disponible- superaron los $us 53 millones", se√Īala el documento.

Tambi√©n apunta que el crecimiento de las ganancias netas anuales, adem√°s muestra un crecimiento sostenido a lo largo del per√≠odo. En t√©rminos relativos, el crecimiento de las utilidades netas en el a√Īo posterior a la reforma masista fue del 77.5% (...). "Este incremento extraordinario resalta a√ļn m√°s si tomamos en cuenta que en los tres a√Īos anteriores a la aprobaci√≥n de la Ley 65 las utilidades hab√≠an mostrado una tendencia a la baja, llegando en 2010 a rebajar en 40%", cita.

Las ganancias de las AFP se incrementaron luego de la reforma del MAS, que el verificado en los a√Īos previos, seg√ļn el investigador, pues mientras el promedio del per√≠odo 2005-2010 fue de $us 6.2 millones, la ganancia anual promedio entre el 2011-2016 llega a los $us 8.9 millones, "en otras palabras, con la reforma del Gobierno de Evo Morales, la ganancia anual promedio de las AFP es mayor que el promedio de los a√Īos inmediatamente anteriores".

En ese marco, el analista establece que tanto la AFP Previsi√≥n, al igual que la AFP Futuro-, fueron beneficiadas de la privatizaci√≥n de la seguridad social, obteniendo enormes ganancias en desmedro de la situaci√≥n de los trabajadores condenados a obtener rentas miserables y cuyos niveles est√°n muy lejos de los del √ļltimo salario percibido y, peor a√ļn, del valor de la canasta alimentaria.

"Esta situación bonancible, sin embrago, no sólo duró mientras en el país gobernaban regímenes neoliberales, sino que se extendió hasta ahora, con un Gobierno que prometió recuperar los principios del Código de Seguridad Social y dignificar la vida de los jubilados. Por eso, este proceso iniciado por el BBVA, podría ser un regalo adicional a los enormes beneficios obtenidos por la administración -pésima- de los fondos de jubilación de los trabajadores bolivianos", alerta Arze.

En los √ļltimos siete a√Īos con la vigente nueva Ley de Pensiones, Arze puntualiza que la AFP Previsi√≥n "se embolsill√≥" $us 28,4 millones como utilidad neta porque el Gobierno de Evo Morales, les reconoce todas las comisiones de la ley neoliberal durante el tiempo que dure la implementaci√≥n de la Gestora P√ļblica que, parad√≥jicamente, obtendr√° s√≥lo una de las tantas, a pesar de que la rentabilidad de los fondos cay√≥ de forma estrepitosa.

Las AFP nunca estuvieron obligadas ni en el gobierno de Gonzalo S√°nchez de Lozada, ni ahora con Morales a demostrar resultados positivos por las inversiones con los fondos laborales que administra.

Demanda parte de los fondos

En el an√°lisis de la demanda internacional del BBVA Previsi√≥n, el Cedla alerta que estar√≠a demandando una indemnizaci√≥n por su salida prevista de la administraci√≥n, de una parte de los fondos de pensiones bolivianos, debido a la creaci√≥n de la Gestora P√ļblica de la Seguridad Social de Largo Plazo (GPSS), determinada por la Ley 065 de Pensiones del a√Īo 2010.

"Aunque no se conoce el monto que estar√≠a pidiendo bajo ese concepto, la posibilidad de que el CIADI dictamine en su favor ser√≠a un atentado al pa√≠s y otro resultado ignominioso m√°s -que se suma a los incontables resultados negativos- del sistema de capitalizaci√≥n individual vigente", se√Īal√≥.

En relaci√≥n a la demanda de arbitraje se√Īala, que efectivamente, los acuerdos bilaterales de inversiones suscritos durante la √©poca neoliberal, cuando tambi√©n se ejecut√≥ la reforma de la seguridad social-, son totalmente favorables a los grandes capitales extranjeros, en los que el Estado boliviano tiene todas las de perder.

El investigador hace notar que aunque el Gobierno del MAS denunció al Convenio sobre Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones entre Estados y Nacionales de otros Estados, el 1 de mayo de 2007, lo que fue publicitado como una gran medida "anti-imperialista", lo cierto es que la decisión de denunciar al Convenio es una opción presente en el mismo y abierta a cualquier país que lo haya suscrito.

"As√≠, la salida de Bolivia del CIADI se produjo someti√©ndose a lo dispuesto por √©l, por lo que reci√©n se efectivizar√≠a seis meses despu√©s de la denuncia; es decir, a fines de octubre de 2007; precisamente, ese lapso sirvi√≥ para que la Euro Telecom International (ETI) demandara el 12 de octubre al Estado boliviano por la ¬īnacionalizaci√≥n¬ī de ENTEL", dijo.

En el presente caso, dice que el BBVA demanda al Estado boliviano amparado en el Acuerdo para la Promoci√≥n y Protecci√≥n Rec√≠proca de Inversiones entre el Reino de Espa√Īa y la Rep√ļblica de Bolivia, firmado el 29 de octubre de 2001, el mismo que establece que las controversias pueden someterse, entre otros, al CIADI.

A pesar de que Bolivia sali√≥ del CIADI en 2007, el Convenio de esa instancia, en su art√≠culo 72, determina que dicha denuncia "no afectar√°n a los derechos y obligaciones, conforme a este Convenio, de dicho Estado, sus subdivisiones pol√≠ticas u organismos p√ļblicos, o de los nacionales de dicho Estado nacidos del consentimiento a la jurisdicci√≥n del Centro dado por alguno de ellos con anterioridad al recibo de dicha notificaci√≥n".

En otras palabras, el investigador se√Īala que, merced al tratado bilateral, y en los hechos, merced a todos los tratados bilaterales anteriores a octubre de 2007, el CIADI puede continuar ejerciendo el papel de tribunal de arbitraje.

"Aqu√≠ debe a√Īadirse que el Estado boliviano tambi√©n denunci√≥ el tratado con Espa√Īa en enero de 2012, seis meses antes de la conclusi√≥n de su per√≠odo inicial de diez a√Īos; sin embargo, el tratado se√Īala en otro art√≠culo que la protecci√≥n a las inversiones realizadas con anterioridad a esa denuncia sigue en vigor por un per√≠odo adicional de diez a√Īos a partir de la fecha de la denuncia", apunta.

Por todo lo anotado, afirma que las probabilidades de que el Estado acabe reconociendo alguna millonaria indemnización, en el marco de las disposiciones internacionales a las que se ha sometido la Constitución Política del Estado, que reconoce a los tratados internacionales dentro de la jerarquía jurídica que rige en el país, son muy altas.