Argentina abandona construcci贸n de Gasoducto para recibir gas de Bolivia
Por: El Deber Lunes, Septiembre 10, 2018-Hrs.

El Gobierno argentino desisti贸 de terminar el Gasoducto del Nordeste (GNEA) de ese pa铆s que iba a servir para recibir mayores vol煤menes de gas natural desde Bolivia, como parte del contrato suscrito entre ambas naciones.

La determinaci贸n la tom贸 Javier Iguacel, ministro de Energ铆a de Argentina, porque durante m谩s de una d茅cada su Estado desembols贸 casi 2.300 millones de d贸lares, el doble de su presupuesto original, a trav茅s de licitaciones en las que la Sindicatura General de la Naci贸n (Sigen) identific贸 "vicios" que ir铆an desde la "falta de planificaci贸n" a "licitaciones ama帽adas y sobreprecios", indic贸 el diario Clar铆n.

Al desistimiento del Gobierno argentino, de terminar el Gasoducto del Nordeste, se suma la posibilidad de que Argentina sea superavitaria en gas con el potencial del yacimiento de Vaca Muerta.

La decisi贸n descarta de hecho a Bolivia como proveedora a futuro de los 27 millones de metros c煤bicos diarios de gas comprometidos en un contrato que vence en 2026 y que algunos especialistas reivindican como "el m谩s barato" de los importados, se帽ala Clar铆n.

El Gasoducto del Nordeste fue declarado de inter茅s nacional por el decreto 267/07 en el que se previ贸 una inversi贸n total de $us 1.382.557.000 para 1.500 kil贸metros de extensi贸n. Pero sufri贸 una metamorfosis constante, con cambios realizados con procedimientos que no siempre honraron las formalidades exigidas por ley.

Ahora, el primer desaf铆o oficial es darle un uso a los 3.018 kil贸metros de ca帽os, troncales y de aproximaci贸n. El renunciado titular de Enarsa, Hugo Balboa, hab铆a imaginado utilizarlo para almacenar el gas que sobra en verano.

La construcci贸n del Gasoducto Noreste Argentino (GNEA) era para asegurar la capacidad de recepci贸n por parte de Enarsa de mayores vol煤menes de gas natural procedentes de Bolivia, deb铆a permitir聽a la Argentina la compra de hasta 27 millones de metros c煤bicos por d铆a (MMmcd) de gas natural, en el marco del contrato suscrito entre YPFB y Enarsa en 2006; de la misma manera, hasta 5,0 MMmcd adicionales, previstos en el contrato interrumpible suscrito en 2012.